En entrevista telefónica desde Tegucigalpa, Bertha Oliva de Nativí, coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) adelanta a teleSUR: “Estamos recibiendo y buscando denuncias de la represión practicada durante y después del golpe político militar y presentaremos en las próximas horas un informe preliminar detallado de los primeros hallazgos”; con 27 años de experiencia en la defensoría de los derechos humanos y una intachable trayectoria, es una voz autorizada, a diferencia del Ombudsman del gobierno de facto.

Con los expedientes en las manos, Bertha Oliva acusa: “Los actores políticos, policiales y militares de la guerra sucia de los años ochenta están reunidos ahora como actores del golpe político militar del 28 de junio de 2009, que distorsiona la vida institucional de Honduras; reúnen a su alrededor, además de las cúpulas empresariales y políticas reaccionarias, abundante agua bendita de la Conferencia de Obispos Católicos y los estridentes aleluyas de los evangélicos”; además del creador de los escuadrones de la muerte, Billy Fernando Joya Améndola, actual Ministro Consejero de Roberto Micheletti, cogobiernan: “Mario Hung Pacheco (asesor de la secretaría de seguridad); Nelson Willy Mejía (experto en perfiles psicosociales de opositores) es el nuevo Director de Migración y Extranjería; coronel San Martín es director de Aeronáutica Civil; comisionado Escoto Salinas (ex miembro del batallón de la muerte 3-16) fue nombrado antes del golpe como Director de la Policía Nacional”

“Los agentes locales de la CIA, ex alumnos de la Escuela de las Américas (escuela de asesinos y golpistas), Carabineros y Manos Blancas de Argentina están al lado del ex militar Micheletti (“goriletti”) en instituciones clave para la ejecución y gerencia del complot político contra Zelaya y el golpe militar, por ejemplo: estatal telefónica, empresa nacional de energía eléctrica, dirección de aeronáutica civil, marina mercante, dirección de carreteras, puertos y aeropuertos, antenas de radio y televisión, secretaría de seguridad y comunicaciones estratégicas de Casa Presidencial. Aquí está esa vil Joya de los 80, experto en torturas salvajes, guerra sucia de baja y alta intensidad”.

MC.- A grandes rasgos, ¿cuál es la historia del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras?

BO.- El Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH) es un organismo de derechos humanos de resistencia política ante los abusos del Estado. Fundado el 30 de noviembre de 1982 en Tegucigalpa, por un grupo de familias que sufríamos la desaparición forzada de parientes opuestos al régimen militar de entonces, que impuso la Doctrina de la Seguridad Nacional. Obtiene su personalidad jurídica el 31 de enero de 2001, mediante resolución número 24-2001, de la Secretaría de Gobernación y Justicia. El COFADEH surge en respuesta a la militarización de la sociedad y la subordinación extrema de las instituciones civiles a las fuerzas armadas, que produjo graves violaciones a los derechos humanos con métodos y técnicas de terrorismo de Estado durante 10 años teñidos de sangre e impunidad. Esa es “La Década Perdida”, de la que el COFADEH es sobreviviente.

MC.- En 1981 retornó la democracia a Honduras, ¿cuál fue la mayor dificultad para llevar ante la Justicia a los violadores de los derechos humanos y a los escuadrones de la muerte?, ¿a cuántos indiciados lograron encarcelar?

BO.- En 1981 no retornó la democracia, retornaron las elecciones de autoridades “estilo Honduras”: organizadas por las élites políticas, financiadas por los grupos económicos y tuteladas por los militares, evidentemente fraudulentas. En ese contexto, la justicia electoral, penal y administrativa ha sido quimera. Primero el fuero militar impedía juzgar las violaciones a los derechos humanos cometidas por soldados y policías, luego los decretos de amnistía emitidos por los políticos socios de los batallones y, enseguida, los “autos acordados” por la Corte Suprema de Justicia para proteger a imputados investidos de autoridad dentro de las unidades policiales y militares; en suma, la impunidad de un sistema judicial hecho a la medida de los violadores, a quienes jueces y magistrados han cambiado la tipificación de los delitos y la fuerza de la evidencia. En fin, luchar por justicia ha sido otra forma de enfrentar barbarie, de confirmar la Doctrina de Seguridad Nacional arraigada en la conciencia de los “operadores de la justicia” y de sufrir la “guerra mediática” de los expertos en guerra psicológica sobrevivientes de la “década perdida” (1980–1990). Las pequeñas victorias penales y morales han sido más en el ámbito del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, con cinco sentencias condenatorias por desaparición forzada y asesinato.

MC.- ¿Están en contacto con otras Organizaciones No Gubernamentales en defensa de los Derechos Humanos?, por ejemplo con las Madres de la Plaza de Mayo, la Agrupación de Familiares Detenidos y Desaparecidos de Chile, Amnistía Internacional

BO.- La conexión con esas organizaciones, y otras, ha sido clave para el intercambio de información, experiencias de búsqueda y restitución, por supuesto, de denuncia formal e informal contra planes comunes (Operación Cóndor, Patuca y otras), métodos y técnicas de terrorismo estatal, capacitación y acción en diferentes instancias regionales e internacionales. La soledad no se ha quedado a vivir entre nosotras y hemos aprendido con quienes derrotarla y a quienes ignorar para impedir que entre a perturbar la esperanza y la sed de justicia, que se mantienen vivas entre nosotras.

MC.- En la página web del COFADEH se puede consultar un listado de los violadores de los DD.HH. durante la década de 1980, el registro lo encabeza: Billy Fernando Joya Améndola (alias Lic. Arrazola), actual Ministro Consejero de Roberto Micheletti, ¿el golpe de Estado es una reedición de la guerra sucia en Honduras?

BO.-Los actores políticos, policiales y militares de la guerra sucia de los años ochenta están reunidos ahora como actores del golpe político militar del 28 de junio de 2009, que distorsiona la vida institucional de Honduras; reúnen a su alrededor, además de las cúpulas empresariales y políticas reaccionarias, abundante agua bendita de la Conferencia de Obispos católicos y los estridentes aleluyas de los evangélicos.

“Pero el instigador invisible y omnisciente del actual golpe, Carlos Flores Facussé (ministro de la Presidencia de Roberto Suazo Córdova entre 1982 y 1985), se aseguró en la víspera por diversos medios el control total de las instituciones públicas que ‘legalizan’ esta barbarie de 2009: Comisionado de Derechos Humanos, Ministerio Público, Procuraduría General, Congreso Nacional, Corte Suprema de Justicia, Conferencia Episcopal a través del Cardenal golpista Oscar Andrés Rodríguez, Asociación de Pastores Evangélicos a través de Evelio Reyes y Oswaldo canales; mandos militares y la Asociación de Medios de Comunicación corporativos”.

“Los agentes locales de la CIA, ex alumnos de la Escuela de las Américas (escuela de asesinos y golpistas), Carabineros y Manos Blancas de Argentina están al lado del ex militar Micheletti (“goriletti”) en instituciones clave para la ejecución y gerencia del complot político contra Zelaya y el golpe militar, por ejemplo: estatal telefónica, empresa nacional de energía eléctrica, dirección de aeronáutica civil, marina mercante, dirección de carreteras, puertos y aeropuertos, antenas de radio y televisión, secretaría de seguridad y comunicaciones estratégicas de Casa Presidencial. Aquí está esa vil Joya de los 80, experto en torturas salvajes, guerra sucia de baja y alta intensidad”.

“Y al repasar la postura de la Embajada de Estados Unidos en aquéllos y en éste año, mas la visita en el 2008, de John Dimitri Negroponte, por Centroamérica promoviendo el Plan Mérida, la vocería lamentable de curas, obispos y pastores en ambas épocas y las líneas desinformativas y terroristas de periódicos, radios y televisoras al servicio del ‘golpe mediático’, no podemos menos que afirmar la reedición de la década perdida.

MC.- Billy Fernando Joya Améndola, es un viejo conocido en Chile, egresó de la Escuela de las Américas y se perfeccionó durante una “estancia académica” en la dictadura de Pinochet, ¿tienen información de otros militares jubilados y reservistas llamados del retiro a raíz del golpe de Estado?

BO.- Mario Hung Pacheco (asesor de la secretaría de seguridad); Nelson Willy Mejía (experto en perfiles psicosociales de opositores) es el nuevo Director de Migración y Extranjería; coronel San Martín es director de Aeronáutica Civil; comisionado Escoto Salinas (ex miembro del batallón de la muerte 3-16) fue nombrado antes del golpe como Director de la Policía Nacional; sigue la lista.

MC.- Enrique Ortez Colindres, el golpista ministro del interior se hizo famoso en su cargo anterior, cuando denostó al Presidente Barack Obama llamándolo “el negrito que no sabe nada de nada”; ¿qué tipo de interlocución se puede esperar de un personaje extremadamente racista?, ¿han solicitado audiencia a las autoridades de facto?

BO.- Lo que se puede esperar es la activación de la Comisión Nacional de Censura que depende de esta secretaría; abolición de un proyecto de ley a favor de los pueblos indígenas y negros, para desarrollar el Convenio 169 de la OIT, bajo el impulso de gobernación y justicia; eliminación de las iniciativas de participación y desarrollo socioeconómico de los pueblos culturalmente diferenciados; manipulación de la ley de municipalidades para despojar de sus tierras a los negros caribes a fin de concretar la expansión de los proyectos turísticos en el litoral atlántico y, en fin, un lamentable papel racista que congelará proyectos y programas para el desarrollo integral de los pueblos autóctonos.

MC.- En entrevista con TeleSUR, el escritor Roberto Quesada calificó al Comisionado de Derechos Humanos “Ramón Custodio, quien debería ser el Ombudsman se ha convertido en el ‘Obús-man’ (el obús es una pieza de artillería que permite, a diferencia del cañón normal, atacar mediante un tiro curvo o indirecto)”, ¿cuál es su opinión de Ramón Custodio al frente de la Comisión de DDHH?

BO.- Lamentable, triste, vergonzoso y condenable. Un arcabucero al servicio del golpe militar, por obediencia al instigador omnisciente que empleó a sus hijos en el Presupuesto Nacional desde 1998. Ramón Custodio, de dudoso papel heroico entre 1980 y 1990, es en la actualidad con sus declaraciones hostiles y prejuiciosas contra el Presidente Zelaya y su vocería pública apologética a favor de los militares violentos, de las elites corruptas y actores del golpe político militar, Custodio un campeón de la manipulación que lava el rostro de un acto ilegal, inconstitucional y bárbaro, y pone en indefensión a todas las personas que reclaman respeto al orden institucional, el Estado de Derecho y que exigen la restitución de Zelaya en el mando del Ejecutivo. Es golpista, en síntesis. Y merece ser investigado, sometido a juicio y sancionado por hacerle culto a la violencia y desentenderse de los flagrantes atropellos a la integridad, la vida, la libertad de expresión, locomoción, asociación, reunión y privacidad de morada, entre otros.

MC.- ¿La COFADEH está recibiendo denuncias de la represión militar?, ¿prepararán un nuevo informe? Lo pregunto por las noticias del asesinato de dos activistas del Partido de Unificación Democrática: Roger Bados (54 años) y Ramón García (40 años) y el pibe asesinado en el aeropuerto de Tegucigalpa: Isis Obed Murillo.

BO.- Estamos recibiendo y buscando denuncias de la represión practicada durante y después del golpe político militar y, efectivamente, presentaremos en las próximas horas un informe preliminar detallado de los primeros hallazgos.

MC.- Rigoberta Menchú, Premio Nobel de la Paz, visitó Honduras con la Delegación de Derechos Humanos de Guatemala, expresando su preocupación por el acoso del gobierno de facto a las ONGs hondureñas, ¿ustedes han sido víctimas de cualquier tipo de intimidación por parte de los golpistas?, ¿está programada otra delegación internacional para constatar lo sucedido en Honduras?, por ejemplo, la Comisión Interamericana de DDHH

BO.- Hemos recibido la delegación de Rigoberta Menchú, del monitoreo a la Escuela de las Américas, la Alianza Social Continental y, lamentablemente, no hemos recibido ninguna delegación del sistema interamericano de derechos humanos, porque el régimen de facto ha negado en dos ocasiones consecutivas la solicitud presentada a la Cancillería y al Congreso Nacional por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y la Relatoría para la Libertad de Expresión. Estamos a la espera de una misión de Amnistía Internacional y del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU.

“El Cofadeh no ha sufrido ataques frontales, pero hemos sido limitados en nuestras capacidades comunicativas (telefonía, Internet y energía eléctrica), siendo lo más grave la vigilancia y seguimiento confirmado con la detención frente a nuestras oficinas del padre del joven asesinado en el aeropuerto por los militares, quien fue apresado por policías al salir de nuestra sede donde rindió testimonio sobre los hechos del domingo 5 de julio frente a la pista del aeropuerto Toncontín”

MC.- Finalmente, ¿los derechos humanos son un tema de la agenda de la mediación del Presidente de Costa Rica?, ¿cuál es su expectativa sobre los diálogos de San José?, ¿comparten la idea de que el regreso del Presidente Zelaya es la única salida democrática al conflicto?

BO.- El recuento de las violaciones graves a los derechos humanos cometidas tras el golpe fue expuesto por los miembros de la delegación del Presidente Zelaya en San José, pero no fue el tema de la agenda de Arias, quien ha insistido en juntar a Micheletti con Zelaya para una posible restitución condicionada de éste a su distanciamiento del ALBA, abandono de intentos supuestamente reeleccionistas y garantizar las elecciones generales de noviembre.

Nosotras creemos que este diálogo, aparte de distractivo en términos mediáticos para aclimatar el golpe en los escenarios interno y externo, es una estrategia política del gobierno de Obama para rehusar la compra de la crisis hondureña, procurando una salida “made in Centroamérica” o, mejor dicho, “made in Arias”, lo cual es muy desalentador en tanto Washington es parte del problema y parte de la solución: no retiró a su embajador Hugo Lorens de Tegucigalpa -quien sabía de los planes de las élites y de los militares--, EE.UU. tampoco retiró las tropas militares del centro de la República –que se mantuvieron en relaciones normales con las tropas nacionales-, Obama no suspendió la ayuda militar al país, como era previsible. Y como era esperado. Eso confirma su involucramiento directo en la crisis, en su salida violenta con los militares al frente y el logro de unos propósitos geoestratégicos: interceptar la influencia de la ALBA en territorio centroamericano y disuadir a los gobernantes de Guatemala y El Salvador de seguir los pasos de Zelaya.

“La restitución del Presidente Manuel Zelaya, a nuestro juicio, es la única forma de devolverle la legalidad pérdida al Estado hondureño y la única forma de sosegar la ira popular. Puede haber variantes o matices para esa restitución, que escapan del conocimiento público, pero mientras ello no ocurra todo será nulo aquí y no podrá ni deberá ser reconocido por la comunidad internacional, forzada a ser coherente con las resoluciones unánimes de condena”.

*Se publica en El Clarín de Chile con autorización del autor y de teleSUR

Mario Cassasús

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger