Era de esperarse, ya el mundo entero emite sus juicios sobre el retorno del excelentísimo Mel Zelaya a nuestra amada patria Honduras. Y por ende, es pertinente prestar atención a tales notas, ya que como todos sabemos, estamos en la mira de todos y debemos buscar salir del agujero en que estamos metidos por la Rifa del Poder que viene suscitándose. Leamos:

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ha condenado los esfuerzos del presidente constitucional de Honduras por reingresar a su país, del que fue sacado a la fuerza el pasado 28 de junio.

Clinton ha calificado de temerario el proceder de Zelaya, y ha instado a las dos partes en conflicto a aceptar el acuerdo de reconciliación derivado de las gestiones mediadores del gobernante costarricense, Oscar Arias.

El documento al que hace alusión la responsable de la política exterior de Washington fue aceptado por la delegación del presidente electo por los hondureños, pero no por los delegados del gobierno de facto encabezado por Roberto Micheletti.

Aunque el gobierno norteamericano reconoció la legitimidad de los reclamos de Zelaya, hasta ahora no ha hecho nada para favorecer su regreso a Honduras, y con él, la reinstauración de la democracia en ese país.

Con anterioridad, el portavoz adjunto del departamento de Estado, Phillip Crowley, anunció que esperaban la presencia del mandatario en Washington el martes próximo para continuar las discusiones sobre la crisis democrática en su país.

Más criticas
En Costa Rica tampoco ha sentado bien la aventura fronteriza de Zelaya. Su presidente Óscar Arias que ha intentado en dos ocasiones frustadas mediar entre los dos bandos ha dado gracias porque el gesto haya incendiado los ánimos. ¿No es la mejir forma de alcanzar la reconciliación del pueblo hondureño¿, ha añadido el presidente de Costa Rica.

Poco después de pisar suelo hondureño este miércoles, después de 26 días de ausencia obligada, Zelaya recibió el apoyo del presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Miguel D"Escoto, quien instó a los golpistas respetar su integridad.

Zelaya ingresó en Honduras, donde permaneció unas dos horas y luego, ante la ratificación del Gobierno de facto de la orden de arresto en su contra, regresó a territorio de Nicaragua.

La incursión desató incidentes entre sus simpatizantes y fuerzas militares y policiales que habían formado un retén para aislar a Zelaya de la multitud. Al menos dos civiles fueron heridos de bala durante los enfrentamientos.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger