Por Juana Casas y Gustavo Palencia

TEGUCIGALPA (Reuters) - El presidente interino de Honduras, Roberto Micheletti, abrió el domingo la posibilidad de una amnistía para Manuel Zelaya, si el depuesto mandatario regresa al país para enfrentar a la justicia, pero advirtió que bajo ninguna circunstancia retomará el poder.

Micheletti, juramentado por el Congreso horas después de que Zelaya fue expulsado del país por militares a punta de fusil el 28 de junio, mantuvo en una entrevista con Reuters una postura que ha sido condenada internacionalmente y que podría desencadenar más sanciones económicas para Honduras.

"Bajo ninguna condición (regresará Zelaya a la presidencia)", dijo Micheletti en una sala de la Casa de Gobierno, custodiado por cinco hombres fuertemente armados.

Sin embargo, se mostró dispuesto a aceptar una amnistía si tiene la autorización de la justicia, en la primera señal de que el Gobierno interino está preparado a ceder en algunos puntos de cara al diálogo que las partes sostienen con la mediación del presiente de Costa Rica, Oscar Arias.

"Yo creo que sí (...) Nosotros debemos buscar la paz y eso (la amnistía) es parte de ello. No tenemos ningún inconveniente", dijo, en el marco de las conversaciones para superar la crisis política más grave de Centroamérica en las últimas dos décadas.

Micheletti, un viejo rival de Zelaya que en el pasado no logró el apoyo de su partido para postularse a la presidencia, señaló que incluso podría asumir las consecuencias si la justicia absuelve al depuesto mandatario.

"(Si el poder judicial declara inocente a Zelaya) tiene el derecho a retornar aquí y nosotros ir a la cárcel porque cometimos un error, pero estamos totalmente seguros que lo que se hizo fue enmarcado en la ley", afirmó.

Sin embargo, el Congreso y la Corte Suprema fueron precisamente quienes ordenaron el derrocamiento de Zelaya con el argumento de que en su intento por modificar la Constitución incurrió en delitos de traición a la patria, abuso de poder y corrupción.

Micheletti se mostró satisfecho por la "imparcialidad" de Arias como mediador en el conflicto y dijo que las conversaciones abiertas entre las partes para buscar una salida negociada a la crisis política se reanudarán "en aproximadamente de 8 a 10 días".

CHAVEZ, "EL RESPONSABLE"

Micheletti aseguró que las elecciones presidenciales se realizarán el 29 de noviembre como está planeado, y mantuvo la posibilidad de adelantar los comicios como una posible salida al conflicto político que ha dividido a Honduras.

"Yo creo que no es descabellado (adelantar elecciones), que puede ser una solución para este problema", dijo al reiterar que los comicios diluirán el malestar interno y la presión internacional que llevó a la Organización de Estados Americanos a suspender al país del organismo.

Micheletti, un empresario de 60 años que milita en el mismo Partido Liberal que Zelaya, responsabilizó al presidente venezolano, Hugo Chávez, por la crisis política que ha sacudido al país más pobre del continente detrás de Haití y Nicaragua.

Muchos en Honduras creen que la alianza de Zelaya con el líder socialista venezolano fue el inicio del conflicto, que se agravó con el derrocamiento del líder hondureño el día que había convocado una consulta popular con la que al parecer buscaba abrir el camino a una eventual reelección.

"Chávez es el gran daño que ha sufrido la democracia en Honduras. A él le responsabilizamos de cualquier incidente, de cualquier invasión que puede haber aquí en Honduras, de cualquier país. El es el responsable hoy y va a ser responsable siempre", aseguró Micheletti.

El mandatario interino señaló que no temía a una invasión por parte de Venezuela u otros países y advirtió que en esa eventualidad el pueblo hondureño se armará para defender su soberanía.

"(No) tengo la menor duda que los siete millones de hondureños nos convertiremos en soldados", dijo desafiante.

El presidente venezolano, que impulsa una alianza de gobiernos izquierdistas para contrarrestar la influencia de Washington en la región, amenazó con derrocar a Micheletti e incluso con acciones militares contra el país centroamericano, mientras que responsabilizó a Estados Unidos de lo sucedido.

Partidarios de Zelaya han empleado algunos de los apodos despectivos con los que Chávez se ha referido al mandatario interino para escribir letreros sobre las paredes contra Micheletti por toda la ciudad.

En la misma esquina de la Casa de Gobierno se puede leer "Goriletti", pegada a otra que dice "Mel, el pueblo está contigo".

(Reporte de Juana Casas y Gustavo Palencia en Tegucigalpa, con colaboración de Enrique Andrés Pretel; editado por Adriana Barrera y Luis Jaime Acosta)

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger