"Las decisiones de Zelaya de confiar en la OEA y después en la Casa Blanca han sembrado un contexto derrotista en Honduras"

CX36 Radio Centenario

Chury: Petras, ¿cómo estás?

Petras: Aquí estoy, bien, leyendo sobre los últimos acontecimientos en Honduras, en Cuba y dentro del mismo país ahora

Chury: Son 3 temas interesantísimos. Arranquemos por el que quieras empezar Petras.

Petras: Podríamos empezar con el discurso de Raúl Castro ayer citando el problema de la agricultura y la falta de disciplina de trabajo y la retórica política. Personalmente me gusta mucho la forma en que habla Raúl Castro y los temas que trata. No sé en qué grado está realizando las metas que fija pero por lo menos está entrando en alguna temática esencial para Cuba que es el descuido de la agricultura, las importaciones por casi dos mil millones de dólares en mercancía agrícola en un país que tiene una de las tierras más fértiles en América Latina y con grandes extensiones no cultivadas.

Raúl entendía que no se puede sustituir retórica política, sea revolucionaria o la que sea, con la aplicación a solucionar problemas económicos prácticos a partir de cambios en la forma de cultivar la tierra. Por ejemplo Raúl ha dicho que deben convertir muchas tierras a cultivos familiares y que el proceso anda pero anda lento y con muchas trabas burocráticas como siempre en Cuba. Es una crítica frontal para que se empiece a acelerar este proceso.

Yo nunca entendía por qué, por ejemplo, Cuba no puede ser autosuficiente en arroz. Nunca me dieron una explicación clara y convincente en Cuba. Importan arroz de Estados Unidos y República Dominicana y es algo incomprensible. Mucha gente ha tomado puestos en servicios, sin educar a la gente o prepararla para que sean cultivadores eficientes, modernos, para que Cuba pueda eliminar las importaciones. Cuba debe ser un exportador de alimentos y no un importador, y mucho menos esta estrategia anterior de importar alimentos de Estados Unidos, su principal enemigo mortal.

La política externa en el período anterior era un desastre. Ponerse en manos de un país imperialista, un país que no acepta vender productos con créditos, tenían que pagar en efectivo e incluso adelantando los pagos. Eran muchas cosas así de irracionales, combinando una dependencia mayor de los Estados Unidos con una retórica antiimperialista mientras las tierras en Cuba no son cultivadas. Lo mismo con el azúcar: en un momento, antes de Raúl, decían que iban a eliminar la producción de azúcar y Brasil muestra cómo se puede convertir azúcar en etanol y ser autosuficiente en el petróleo. Y Cuba tenía tantas hectáreas de azúcar y nunca se desarrolló el etanol.

Otra cosa muy irracional que creo que era parte del descuido completo de Fidel Castro en el sentido de seguir importando petróleo o dando concesiones a todas las compañías extranjeras para formar asociaciones, para buscar petróleo en el mar próximo a Cuba.

En ese sentido, hay cosas que son inexplicables en términos de la política económica de Cuba, particularmente en relación con fuentes de energía, alimentos y también con la reconversión de la economía en turismo. Turismo es la cosa más fluctuante. Cuando hay un cambio en la economía, los turistas no salen a tomar vacaciones y crear una multimillonaria inversión en hoteles faraónicos, de lujo , en Cuba... y ahora cae el turismo por la crisis económica en Europa, en Canadá. Y caen los ingresos y otra vez tienen una crisis.

No se puede eliminar el turismo, pero no puede ser la fuerza motor en un país progresista. Raúl empieza a tocar esta temática y a tratar con mucho esfuerzo de rectificar los errores del régimen anterior, pero es muy difícil, muy complicado y tratar de hacerlo durante la crisis es más difícil todavía. Pero por lo menos han empezado y para mí esa es la esperanza.

Chury: Vamos para el lado de Honduras. ¿En qué puede derivar todo esto con los elementos que tenemos hasta ahora?

Petras: El elemento número uno es que el imperialismo norteamericano organizó el golpe. Segundo, están haciendo todo lo posible por desprestigiar a Zelaya, tercero están apoyando a los golpistas, cuatro han sustituido a un cliente -Arias- por la OEA y dando más espacio a los golpistas para prolongar el proceso.

Esos son los factores que mueven las piezas en esta situación. Mientras tanto Zelaya confió en una forma impensable sobre la actitud de Estados Unidos, pensando que reunirse con Hillary Clinton, aceptar a Arias, desplazar las negociaciones o el proceso de retorno en manos de las cúpulas. Y después, anunciar que vuelve al país, da dos pasos en Honduras y después vuelve a Nicaragua. Es como un paso doble. Es evidente que un presidente liberal no entiende qué es el imperialismo. Por eso confió en las iniciativas de Clinton. Segundo, no entiende la dinámica de una lucha de masas porque en América Latina particularmente, si no muestras la cara y sacas pecho encabezando las grandes movilizaciones, la gente empieza a perder la confianza.

Yo hace muchos años, conversando con dirigentes en Centro América y en América Latina, muchas veces en situaciones peligrosas y preguntando a los compañeros que estaban encabezando estos movimientos por qué marchaban en las primeras filas, me dijeron que es porque las masas sólo confiaban en los líderes que muestran la cara, que ponen el pecho, que están dispuestos a acompañar a sus seguidores en los mismos golpes, en los mismos enfrentamientos. Y yo creo que es así. No se pueden hacer esos gestos grandilocuentes "yo vuelvo mañana" "o vuelvo la próxima semana" y después quedarse en la frontera en una carpa tomando medidas puramente simbólicas. La lucha en Honduras es muy dura, hay mucha represión y si uno siente que está en peligro y si el peligro personal es mayor, hay que ponerse a un lado y dejar que los líderes internos tomen el camino de la lucha porque hasta ahora, todas las decisiones de Zelaya de confiar en que la OEA iba a tomar fuertes medidas; después confiar que la Casa Blanca iba a excluir a sus propios títeres, después anunciar que vuelve al país y no vuelve, han sembrado un contexto derrotista digo yo, no por la falta de lucha de las masas internas sino de la confusión que existe en la cabeza del señor Zelaya.

Chury: De manera que la situación la ves -por lo menos para la vuelta de Zelaya- bastante compleja porque por el lado de Estados Unidos no van a permitir que vuelva.

Petras: Sí, y Zelaya dice que está frustrado con la ambigüedad de Estados Unidos. ¡No hay ninguna ambigüedad ! Desde el comienzo hasta ahora están muy claros que no quieren que vuelva, apoyan a los golpistas, han creado un contexto de negociación favorable a los golpistas, han elegido mediador completamente bajo la dirección de EE.UU. ¿Qué ambigüedades? Los luchadores entienden mucho mejor lo que es la posición norteamericana que lo que está articulando Zelaya.

Chury: Petras, hay un tema en EEUU: el gran miedo, el gran temor que tantas veces han tenido los gobiernos norteamericanos, se está insinuando como una realidad ante la problemática social de la falta de trabajo, la falta de oportunidades y un país que económicamente, en lo que es la ciudadanía, se cae. ¿Eso es así?

Petras: La desocupación es un problema cuando tiene expresión social. Por sí misma la desocupación no preocupa a EE.UU.; incluso lo favorece porque baja los costos y aumenta las ganancias.

Lo que sí se preocupa es cuando los desocupados se organizan y cortan caminos, tumban gobiernos. Pero mientras exista una masa desocupada pasiva no hay ninguna preocupación. Sólo empiezan a pensar cuando los desocupados empiezan a moverse políticamente o por lo menos socialmente algunos brotes, algunos levantamientos, algunas expresiones concretas que van a poner cuestiones sobre el funcionamiento del capitalismo. Pero mientras tanto la gran masa desocupada es funcional del sistema capitalista porque permite bajar los salarios, recortes en los presupuestos sociales.

El otro asunto que quiero mencionar tiene relación con Irán, porque hay mucha controversia sobre las protestas supuestamente contra las elecciones.

Hace 3 días en el diario de Boston, el Boston Globe, publicaron un artículo de que el régimen de Obama va a duplicar los fondos para los grupos internos en Irán. De 15 millones que entraron en el año 2009, van a aumentarlo a 30 millones, anunciado por la Casa Blanca. Eso significa de que hay una aceptación pública de que EE.UU. canalizó 15 millones a las ONG y todos sabemos que las ONG y otros grupos, estaban involucrados en estas manifestaciones.

Eso para mí, es otra manifestación más de que estas protestas, no tenían ninguna razón para denunciar las elecciones, que no existía ningún fraude, pero que eran en función del financiamiento y condicionamiento de la Casa Blanca.

No hay debate, es confirmado que EE.UU. canalizó por lo menos 15 millones de dólares en todo tipo de actividades de grupos favorables y aceptados por la Casa Blanca.

Y lo mismo los supuestos disidentes musulmanes en la parte este de China. El lugar que dirige internacionalmente la campaña en favor del separatismo, está en Washington, comparten el mismo edificio con los terroristas de Chechenia también. Ambos reciben dinero de la Casa Blanca, del departamento de Estado. Y esas disidencias que existen, el separatismo y las campañas de desestabilización tanto en Irán como en China, no existen como lo presentan los medios como alguna reivindicación local sino que están instrumentados para debilitar las posiciones de países adversarios o críticos de los Estados Unidos.

Chury: Recién mencionabas a las ONG. ¿Qué funciones cumplen, son funciones a favor de los pueblos o las ONG son un instrumento político?

Petras: Podríamos decir que hay más de 40 mil millones de dólares canalizados a las ONG, además de 50 mil ONG que hay en el mundo. Pero menos de 500 son las que reciben la gran mayoría de estos fondos y son las que más influyen en la política interna.

Existen ONG de menor financiamiento, que por lo menos formalmente se declaran a favor de los movimientos populares. Pero ninguna ONG ha mostrado capacidad de organizar a las masas, mucho menos han participado en huelgas generales, casi ningún centro ONG maneja algún programa de estudio sobre el imperialismo. Yo hace algunos años atrás revisé todos los programas e investigaciones de las ONG. Y en la muestra de 100 que encontré, ninguna tenía una propuesta de estudiar al imperialismo porque no reciben fondos de Europa o de Estados Unidos si tienen en su agenda estudiar el problema clave que es el imperialismo.

Cada año los financistas ponen las prioridades. Dicen este año estudiamos los indígenas, el otro financiamos el género. Pero ningún estudio de género incluye mujeres en lucha para repartir las tierras, reforma agraria. No hay ningún estudio y ningún financiamiento para los indígenas que se están organizando contra las multinacionales.

Este tipo de micro proyectos que fragmentan los movimientos, como repartir máquinas de coser, micro finanzas para pequeños predios y para artesanías, pero nada de participar en cambios estructurales que afectan la distribución de ingresos, de la propiedad, de la explotación de las multinacionales y mucho menos de la penetración norteamericana y de sus militares.

Conozco algunos personajes progresistas que manejan ONG que son más o menos potables, pero son minorías, no tienen muchas finanzas.La gran mayoría del dinero va hacia ONG contrainsurgentes. ONG que funcionan en la contra insurgencia desde abajo. El FMI, el Banco Mundial, el Banco Interamericano, funcionan con las cúpulas de los estados y las empresas. Las ONG hacen el trabajo sucio abajo, fragmentando las movilizaciones, coptando direcciones y líderes. Les dan una cuatro por cuatro, una oficina, una secretaria y le dicen bueno, ahora estás trabajando con una ONG, tenés pasajes para ir a consultar a Europa y contarles sobre la pobreza, la miseria y la discriminación, pero nada de vincularse con más igualdad con los movimientos de masas.

El salario de un presidente de una ONG con un militante campesino pobre es por lo menos 10 a uno. Por lo menos 10 a uno. Los jefes de ONG cobran dos o tres mil mensuales y en el mejor de los casos un jornalero gana 200 dólares o algo menos. Finalmente, quiero decir que a alguna gente de izquierda nunca le gusta discutir las contradicciones y problemas dentro de la misma izquierda, más que nada sobre Cuba. Y cuando sale después de un tiempo una crítica fuerte como Raúl ha hecho, después hay sobresaltos porque no reconocen que la falta de reflexión anterior los lleva a una situación de poca credibilidad, porque sólo descubren la crítica cuando un líder del mismo proceso empieza a criticar.

Creo que parte de la izquierda inteligente y con futuro es la que trata de hacer críticas constructivas para que no se caigan los procesos políticos progresistas.

Chury: Muy bien Petras, nos reencontramos el lunes como siempre. Un abrazo en nombre de la audiencia.

Petras: Gracias. Un abrazo

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger