por Alfredo Xalli

Roberto Micheletti Baín ha dejado claro que acepta el retorno del Presidente Manuel Zelaya Rosales a Honduras si va directo a los tribunales para dar cuenta de su "traición a la patria" y los otros delitos encontrados por la ciega institución de la justicia hondureña (como debe ser para no desmoronar su imperio forjado a base de una serie de monstruosidades cínicas -ilegalidad, inmoralidad, iniquidad, etc.- en su funesta e impune colaboración contra la Justicia).

Los medios de comunicación afines al golpe ("Sucesión Constitucional" en el idioma de los golpistas) callan que Roberto Micheletti Baín propuso, asociado con otros diputados, convertir el Congreso Nacional en una Asamblea Nacional Constituyente en 1985. NUNCA se retractó de su propuesta. Por supuesto, dentro de la misma no había intención de consultar al pueblo hondureño.

Ocurrió el 24 de octubre de 1985, cuando el actual "salvador de la constitución y la democracia" de Honduras, junto con otros diputados, propuso (en plena sesión legislativa), la creación de una Asamblea Nacional Constituyente con miras a extender el período de gobierno de Roberto Suazo Córdova. Acorde a la naturaleza, los divinos habitantes del Olimpo Legislativo cerraron puños y desenfundaron pistolas para "desfacer el entuerto". El presidente del "Congrezoo" de ese entonces, Efraín Bú Girón, concedió el espacio para que los congresistas se retractaran, previa advertencia:"está incurriendo en responsabilidad penal por atentar contra el sistema democrático". ¿Qué pasó? "No se retractaron y se mantuvieron firmes los liberales Gustavo Simón Núñez, Armando Bardales Paz, Arnaldo Chacón, Roberto Micheletti, Carlos Rivas García", según la nota periodística publicada en la página 16 del 25 de octubre de 1985 de Diario La Tribuna.

Pero leamos cómo empieza el texto publicado bajo el título “Pugilato en el Congreso”: "Un zafarrancho en el Congreso Nacional generó el diputado Roberto Carlos Echenique, al intentar introducir una moción tendente a transformar el Poder Legislativo en una Asamblea Nacional Constituyente, so pretexto de realizar revisiones a la constitución de la República". De paso se adjunta la moción que los parlamentarios quisieron leer en el “Congrezoo”, que en una de sus partes dice: "Que para efectos de la revisión de la Constitución de la República el Congreso Nacional se transforme en Asamblea Nacional Constituyente (…) Asimismo pedimos queden en suspenso los artículos 373, 374 y 375 de la Constitución de la República".

Y firman la moción: Roberto Echenique Salgado, René Bendaña, Gustavo Simón Núñez, Armando Córdova, Wilfredo Bustillo, Servelio Hernández, Marco Tulio Munguía, Carlos Rivas García, Arnaldo Chacón Soto, Roberto Micheletti Baín, Dilma Quezada de Martínez y Armando Bardales Paz.

¿Qué dicen los artículos 373, 374 y 375 que debían quedar en suspenso?

Artículo 373.- La reforma de esta Constitución podrá decretarse por el Congreso Nacional, en sesiones ordinarias, con dos tercios de votos de la totalidad de sus miembros. El decreto señalará al efecto el artículo o artículos que hayan de reformarse, debiendo ratificarse por la subsiguiente legislatura ordinaria, por igual número de votos, para que entre en vigencia.

Artículo 374.- No podrán reformarse, en ningún caso, el artículo anterior, el presente artículo, los artículos constitucionales que se refieren a la forma de gobierno, al territorio nacional, al período presidencial, a la prohibición para ser nuevamente Presidente de la República, el ciudadano que lo haya desempeñado bajo cualquier título y el referente a quienes no pueden ser Presidentes de la República por el período subsiguiente.

ARTICULO 375.- Esta Constitución no pierde su vigencia ni deja de cumplirse por acto de fuerza o cuando fuere supuestamente derogada o modificada por cualquier otro medio y procedimiento distintos del que ella mismo dispone. En estos casos, todo ciudadano investido o no de autoridad, tiene el deber de colaborar en el mantenimiento o restablecimiento de su afectiva vigencia.

Micheletti firmó la moción en 1985 para una Asamblea Nacional Constituyente con claras intenciones de beneficiar a Roberto Suazo Córdova.

Zelaya propuso una encuesta popular para que el pueblo decidiera si querían una cuarta urna en las elecciones del 28 de noviembre, donde el mismo pueblo decidiera si se formaba una Asamblea Nacional Constituyente.

Los medios nos están vendiendo a Micheletti como un "Salvador". Le han regalado la silla presidencial, posición que el pueblo siempre le ha negado. Documentos como este simple reportaje muestran la verdadera cara del eterno aspirante a Presidente de Honduras. La historia es el mejor juez para tipos como Micheletti. Las nuevas generaciones, que en la década de los ochenta no teníamos conciencia política ni capacidad para hurgar en nuestra oscura historia nacional, porque vivíamos en el Edén de nuestra infancia, nos quitamos la venda, rechazamos la ignorancia que nos quieren imponer y los declaramos (a MICHELETTI y CIA) non gratos para la Patria. ¿Merecen nuestro respeto y obediencia? Léase el Artículo 3 de la Constitución de la República:

Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador ni a quienes asuman funciones o empleos públicos por la fuerza de las armas o usando medios o procedimientos que quebranten o desconozcan lo que esta Constitución y las leyes establecen. Los actos verificados por tales autoridades son nulos. El pueblo tiene derecho a recurrir a la insurrección en defensa del orden constitucional.

Descarge el artículo de La Tribuna del 25 de octubre de 1985

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger