San Pedro Sula, viernes 3 de julio.- Ha pasado un día desde la más violenta represión de los militares contra los manifestantes en el parque central de San Pedro Sula, contra quienes defienden la dignidad de un pueblo humillado que "lucha por la integridad de su ser". El saldo fue 36 detenidos, más de 100 heridos(1); pero el acto de reinvindicación de un ideal de justicia y equidad entre los derechos de todo ciudadano hondureño sigue resistiendo, sigue en pie por esperanza, porque cacerer de ella será un retroceso que traerá desdicha, desencanto total, legimitimando un crimen contra la democracia, crimen contra la fe de los más oprimidos. Hace un rato oí las quejas desesperanzadas y el llanto de señoras que dicen que es imposible que sean siempre los ricos los que manden, que nunca cambiará la situación; poderosos que cuando se les venga en gana pisotearán una y otra vez la ya maltrecha dignidad de un pueblo condenado a ser esclavo de la miseria y de la impunidad. Un amigo escribe al respecto:

No estamos defendiendo a Mel porque nos interese Mel. Lo hacemos por lo que en este momento decisivo significa defender a Mel. En las pasadas elecciones, cuando votamos por Mel, no lo hicimos por Mel ni por el partido liberal ni por ninguna otra pendejada; lo hicimos únicamente porque si no votábamos por Mel quien llegaría a ser presidente era Pepe Lobo, y ya saben: siempre el problema de las opciones restringidas: de los males, el menor.

Ahora apoyamos y defendemos a Mel porque si no lo hacemos estaríamos tácitamente defendiendo a Micheletti y a los militares y al mayor de los atrasos que pueda haber para un país. Que les quede claro de una vez por todas: no somos políticos ni revolucionarios ni ninguna otra mierda: tan sólo defendemos la dignidad, que en este momento está del lado de Mel Zelaya.

Ante la desesperanza, la Resistencia Popular ha salido a marchar a las 10 de la mañana, dos días después del atropello a sus derechos de libre circulación y reunión, a pesar que saben de la disposición de los militares prestos a reprimirlos, de los cientos de militares y cobras y policías a quienes no les importa el pueblo, cuando una de sus misiones es proteger a los ciudadanos, han salido a marchar desde distintos puntos de la ciudad: del colegio 1ro de Mayo, en la FESITRANH (norte de la ciudad), y del Sindicato de Trabajadores de la Municipalidad, cerca de la Embotelladora de Sula (sur de la ciudad) rumbo al parque, donde se encuentran los desvergonzados uniformados. Ambos grupos se han reunido por la Embotelladora de Sula y se estiman aproximadamente unos miles de personas. Vienen caminando por el Monumento a la Madre, en la avenida circunvalación sector suroeste de la ciudad. El pueblo hondureño espera la visita del presidente de la OEA para que solucione el conflicto actual y se retorne a la paz y el Estado de Derecho. (1) anteriormente había anunciado muertos, nunca pude confirmarlo, fue por rumor y rectifico esa información porque no considero correcto publicar noticias sin tener pruebas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger