Hermanos soldados de mi patria:

Nosotros, tus parientes, tus amigos de niñez y juventud, tus vecinos, paisanos, compañeros de escuela y de colegio, jóvenes de apellido hondureño, hijo de madres y padres campesinos que se "macanean" para conseguir el sustento diario; compañeros de juego con pelotas de plástico o de calcetín, de chapusones en el río: Hablamos el mismo idioma, cantamos el mismo himno, vivimos en el mismo barrio, hemos vendido tortillas, comida y golosinas de casa en casa y en el mercado, hemos disfrutado los frutos benditos de la tierra, sembrados bajo el mismo sol abrazador que curte nuestra piel, y en esta tierra que Dios nos dió a todos para que la compartamos y nos repartamos todo lo que hay en ella en partes iguales.

Todos somos importantes ante los ojos de Dios, nadie debería ser superior a otro, en esta tierra todos estamos a prueba para ver cómo nos portamos con nuestro prójimo.
Pensá bien, soldado amigo, NO DEBES OBEDECER ORDENES de actuar en contra de la gente desarmada que reclama justicia. Practiquemos la no violencia como hacía Mahatma Gandhi. NO HAGAS LA GUERRA en contra de tu misma raza.

NO TENGÁS MIEDO, si hacés lo correcto que es proteger a nuestro país, el pueblo aplaudirá tal acción, LA HISTORIA LOS GUARDARÁ COMO VALIENTES, INSIGNES HÉROES, vigilantes y DEFENSORES DE LOS DERECHOS DEL PUEBLO POBRE, el de ropa raída de tanto uso, el de los zapatos gastados, del que consigue su pan con el sudor de frente, del campesino que trabaja la tierra (casi siempre alquilada), del jornalero que "vive al día".

Soldados admirados por los niños que juegan con soldaditos de juguete y quieren ser como ustedes, vestidos de verde olivo o gris y su fusil en el hombro, pero ahora lo piensan mejor y dicen: -A mi me gustaban los soldados, pero ya no- Ustedes también tienen derechos humanos, también pueden desobedecer lo que no les parece sensato, lo que no quieren hacer. Obedezcan a Jesucristo, a tu papa, a tu mama, a tus hermanos mayores, a quien te enseñó a leer y escribir, a quien te enseñó a respetar y a ser honestos y sinceros; pero NO TIENEN QUE OBEDECER CIEGAMENTE a cualquier persona que tiene intereses ocultos.
Estas personas prepotentes no harían nada si ustedes no los apoyan: manteniéndose de pie, bajo el inclemente sol y bajo la lluvia, comiendo parados y fatigados. Compará tu sueldo con el que ganan los de arriba que tanto te necesitan para sus planes. En este momento TENÉS EL PODER EN TUS MANOS, vos podés cambiar la historia de Honduras.

Tu misión es para servir a la humanidad, la patría estará en deuda con vos, ese es el verdadero valor que debés demostrar.

REGRESEN A SUS CUARTELES, DESERTEN HONRROSAMENTE O REBÉLENSE, Dios nos dió una virtud: la razón "la verdad os hará libres" dijo Jesucristo. Si creen en su corazón que están actuando mal, ésta es la hora de rectificar. No sigan siendo cómplices de estas personas que solo buscan su propio provecho.

Ser humilde no es ser cobarde, recordá lo que dijo Cristo: "El que se humilla será engrandecido y el que se engrandece será humillado."

!ADELANTE VALIENTES!
!NO TEMAN, ESTAMOS CON USTEDES. TIENEN EL PODER EN SUS MANOS, EL PODER DE DARNOS LA PAZ!

GRACIAS
María Velásquez (una más del pueblo)

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger