Como Pablo Zelaya Sierra lo ha visualizado... así lo secundo yo.
Actualmente en nuestra amada Honduras, nuestro pueblo se está dando a palos entre hermanos.

Caso curioso que no hemos requerido la entrada de ejércitos extranjeros, ni de Venezuela, ni de Nicaragua, ni de la ONU, ni de los gringos. Todo acontece entre hermanos hondureños, y sigue derramándose la sangre sin medida humana.

Un hondureño protesta, un hondureño se vuelve vándalo, otro hondureño es militar, otro hondureño es policía y usa la macana para reprender. Hondureños andan en las calles, son hondureños del magisterio, son hondureños campesinos, son hondureños maquileros, son hondureños hogareños. Salió del poder un hondureño, entró al poder otro hondureño. Todos son hondureños, todos somos hermanos.

No es cacofonía, es la realidad, somos todos del mismo pueblo, del mismo sentir, pero separados por dos idiotas políticos que se rifan el poder. Por dos individuos que no les interesa el pueblo, sino estar en su trono de Presidente de la República de Honduras, para llenarse la boca de politiquería.

Ahora, pretenden implantar de nuevo el Servicio Militar Obligatorio ¿para qué?, para que sigamos los hondureños, dándonos en la madre, entre nosotros mismos, para que siga derramándose la sangre hondureña, mientras los de la empresa privada, los monopolistas, los ricachones, los que se han aprovechado del esfuerzo de los humildes, esos seguirán tranquilos en sus mansiones, cagándose de risa mientras nosotros seguimos matándonos en las calles bajo una causa común "LA PAZ".

A ver si vemos entre los militares a los hijos de los millonarios, a ver si un apellido famoso anda entre los humildes. Yo digo que no tienen valor, porque no son hondureños de corazón, sólo lo son por nacimiento, pero su mente, su sentir y su forma de actuar, seguirá siendo del país de origen de los invasores extranjeros, y eso, no lo podrán cambiar.

No es justo que el pueblo siga siendo aniquilado por ellos mismos. Mientras los políticos, los golpistas y los golpeados siguen en paz. Unos harán dramas, actuarán, fingirán, mentirán y sus lágrimas de cocodrilo serán derramadas y pretenderán aplacar el sufrimiento del pueblo.

Por favor, hermanos, hondureños, no se dejen engañar, no permitan que los ricachones sigan jodiendo al pueblo y aprovechándose de su esfuerzo, voluntad y sentimiento.

Recuerden algo simple: "Los políticos no se interesan por el pueblo, a ellos les interesa el PODER, y harán que el pueblo pelee por ellos hasta la muerte".


Sobre la pintura:
Obra: “Hermanos Contra Hermanos”
Técnica: Oleo s/tela
Autor: Pablo Zelaya Sierra

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger