Entrevista al poeta y catedrático Alberto Destéphen:
“La represión reafirma el carácter dictatorial de los golpistas en Honduras”


Por Mario Casasús

En entrevista telefónica desde Tegucigalpa, el escritor y catedrático Alberto Destéphen Soler (1967) comparte una perspectiva poética de la realidad hondureña: “Es tiempo de la lucha de un pueblo pacífico que llega a los límites de lo soportable; es Honduras la pequeña niña, dando sus primeras palabras, es la Honduras que clama justicia y libertad”; y en calidad de profesor de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, atestigua: “La entrada de los militares al campus, atacando y reprimiendo a estudiantes y docentes sobrepasa los límites de la brutal ignorancia y reafirma el carácter dictatorial e irrespetuoso del régimen de facto”

Autor de: Raíces Nocturnas (1998); Palabras con Tierra (2002); Manzanos del Edén (2005) y La Cortesana (2008); simultáneamente al trabajo de catedrático universitario, prepara la publicación de tres libros inéditos: Salmos; Salve Invierno y En un Principio era el Dolor; por si fuera poco, dirige el Boletín Cultural Trece Lunas. Destéphen Soler participó en las antologías: XIII Encuentro Internacional de poetas (México, 2009); La Palabra Iluminada (selección y prólogo de Helen Humaña, 2008); Versofónica (2005) y La Hora Siguiente (2004), entre otras publicaciones colectivas, revistas, blogs y festivales latinoamericanos.

El poeta y académico Alberto Destéphen examina: “En Honduras se ha dado una situación sui géneris al confabularse la empresa privada y los grupos de poder, el Congreso Nacional, la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la República, la Oficina de DDHH y los militares, unidos y apoyados por los medios de comunicación. Los grupos de poder están acostumbrados a dirigir y manejar el país a su antojo y capricho, han disfrazado la democracia y entre ellos mismos se han repartido tanto los partidos políticos, el congreso, la corte y demás instituciones, a fin de que sus intereses no fuesen trastocados. Las decisiones y acciones del Presidente Zelaya fueron a impactar directamente en esos muros de poder”

MC.- En tus palabras y experiencia el golpe de Estado: “no es un cuento/es el surrealismo de la barbarie/nosotros vamos corriendo tras la ventana de la esperanza/ellos nos persiguen con fusiles”, en tu caso, ¿por qué aflora la poesía testimonial?

AD.- Aflora como una necesidad vital, algo que jamás vivimos antes en carne propia, nos asombra, es surrealismo; entonces emergen esas palabras que están teñidas del dolor de verse impotente ante una realidad brutal: los hombres máquinas corriendo tras un pueblo que despierta del letargo y se expresa en las calles con la esperanza de la apertura hacia una sociedad más humana y más digna. Surgen poemas testimoniales porque hemos llegado al vértice de una tragedia, la poesía es un cuadro de las percepciones de la realidad y en estos momentos ésta es la más palpable.

MC.- En el poema “Patria pequeña niña”, escribes: ‘En tus hijos, consumidos por las alimañas/Que secuestraron tus infinitos sueños/Estamos en vigilia/a todos nos duele la misma herida’; ¿la herida cicatrizará o se infectará?

AD.- Ahora estamos claros sobre quiénes son las alimañas, la máscara ha caído, todo es más evidente, sabemos los nombres y trayectorias de los que han tenido a nuestro país sumido en un letargo basado en la manipulación, en el engaño; se ha evidenciado todo su egoísmo, su avaricia. Es el tiempo de la lucha de un pueblo pacífico que llega a los límites de lo soportable, de la sumisión; es Honduras la pequeña niña, dando sus primeras palabras, es la Honduras que clama justicia y libertad. Las heridas que ahora se observan con tanta claridad son heridas que han estado doliendo desde hace mucho, como un dolor constante que se hace parte de la cotidianeidad, son heridas que estaban internamente pero que ahora se abren totalmente con la brutalidad de lo sucedido. Estas heridas deben sanarse y purificarse con la lucha resuelta de nuestra razón, nuestra conciencia colectiva.

MC.- La Corte Suprema de “Justicia” sostiene, a la fecha, que no hubo golpe de Estado, negando el consenso y el Derecho Internacional; leí la Carta abierta que escribiste a un “intelectual” hondureño que respalda a Micheletti, ¿quién es César Indiano?, ¿por qué te tomaste la molestia de escribirle una Carta abierta?

AD.- En Honduras se ha dado una situación sui géneris al confabularse la empresa privada y los grupos de poder, el Congreso Nacional, la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General de la República, la Oficina Nacional de Derechos Humanos y los militares, unidos y apoyados por casi la totalidad de los medios de comunicación. Ahora la pregunta es ¿cómo se unen todos estos actores de manera tan solidaria y sin importarles las implicaciones futuras de su actuar? La respuesta es sencilla, los grupos de poder están acostumbrados a dirigir y manejar el país a su antojo y capricho, han disfrazado la democracia y entre ellos mismos se han repartido tanto los partidos políticos, el congreso, la corte y demás instituciones a fin de que sus intereses no fuesen trastocados. Muchas decisiones y acciones del Presidente Zelaya fueron a impactar directamente en esos muros de poder, lo que les hizo quitarse las máscaras y presentarse como lo que son: La camarilla que siempre ha estado compacta actuando y dirigiendo las riendas del país.

“En cuanto a Cesar Indiano, había sido hasta ahora un escritor controversial en la literatura hondureña, sus libros han tenido bastante difusión por haber sido crítico de la sociedad hondureña y del hondureño en general, pero al prestarse al servicio del golpe de estado a través de una carta pública, nos hizo ver cómo su antifaz cayó. Fuimos muy buenos amigos hace algunos años, compartimos muchas ideas en común, pero el tiempo y el egocentrismo lo han convertido en una persona que ha perdido la ética y la coherencia en sus posturas. La respuesta a su carta fue sencillamente un efecto de la indignación que sus palabras generaron no sólo sobre la inteligencia y el sentido común, sino sobre el engaño a quienes en algún momento creímos en la sinceridad de su obra”

MC.- Por otra parte, hablando de los verdaderos compañeros y amigos, ¿quiénes integran el Grupo Literario El Estoque?, ¿cuál es su actitud frente al golpe de Estado?

AD.- El Grupo Literario El Estoque lo conformamos varios poetas y artistas, quienes creemos que la literatura y el arte en general no solo se deben al intelecto, sino también a la sinceridad y a la alegría de crear. Vinculamos la expresión literaria con la conducta concreta, creemos que la poesía debe estar viva, en movimiento, interactuando día a día. Condenamos el golpe de Estado, al ser una negación a la frágil democracia que hemos tenido, al ser una clara expresión de que los derechos de unos pocos están, para los golpistas, por encima de los derechos de la colectividad; por lo tanto este golpe es en sí una negación a la libertad y derechos de igualdad y fraternidad que pregonamos con nuestra poesía. Otro gran retroceso lo representa la actitud envalentonada y soberbia de los militares al asumir un rol altamente protagónico en el país por sobre el poder civil, saliendo a flote de una manera tiránica, por sobre cualquier derecho humano en consonancia con la actuación fascista de sus socios civiles.

MC.- Un poeta no puede desligarse de la vida universitaria, ya sea por consultas, lecturas y cátedras; ¿qué demuestra la represión en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras?, ¿cómo pueden sobrevivir los poetas, los estudiantes y la comunidad sin su Universalidad?

AD.- La entrada de los militares al campus de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras atacando y reprimiendo a estudiantes y docentes sobrepasa los límites de la brutal ignorancia y reafirma el carácter dictatorial e irrespetuoso del régimen de facto. Haber entrado a la máxima casa de estudio de esa manera, es como un signo de destruir la inteligencia; creo que eso lo hicieron a propósito, para decirnos que ellos no respetan nada y que la inteligencia es su máximo enemigo. Asimismo, los estudiantes y docentes demostraron, que la verdad se defiende con razones, aunque a veces sea necesario utilizar las piedras como forma de defensa. La universalidad no se pierde por este tipo de ataques, la universalidad es intrínseca de la conciencia y la mente; estos ataques avivan el espíritu y la convicción por conservar y preservar los principios humanos universales.

MC.- Utilizando una prosa filosófica escribiste: “Siempre hemos vivido en el no ser, donde no es importante definir nada, hemos vivido en el engaño, en otras palabras en la desolación”, ¿por qué el golpe de Estado se convirtió en un momento crucial de definiciones?

AD.- La sociedad hondureña ha sido pasiva, alienada por el fútbol, la televisión, los periódicos y los medios de comunicación en general. El pueblo ha vivido con conceptos equivocados de la realidad social, de las manipulaciones de los grupos de poder. Con el golpe de estado ellos no han disimulado las ansias de poder, cometiendo muchísimos errores que han hecho que el pueblo se dé cuenta de sus mentiras, patrañas y engaños; solo basta con ver canales oficiales, para darse cuenta de toda la tergiversación de la noticia, sin el menor escrúpulo e inteligencia. Esta situación nos ha dado una ganancia inimaginable como pueblo, y esta ganancia es el despertar a la realidad tantos años cubierta por el velo de la ignominia. Ha sido tan fuerte la sacudida y tanta la desfachatez que hasta el más sencillo compatriota se da cuenta de esta cruda realidad y de la importancia de tomar a partir de entonces las riendas de la cuota de poder que a cada uno le corresponde.

MC.- Al respecto de los mass media golpistas opinas: “No volver a sintonizarlos” y “tenerlos en una lista y traspasarla a nuestros hijos, nietos, bisnietos”, ¿por qué le apuestas a la memoria y a las mínimas acciones?

AD.- La memoria en vital y necesaria en todo, es la que previene a todo hombre de los tropiezos. Se dice que como hondureños hemos tenido poca memoria histórica y rápido olvidamos, esto se ha debido, a mi parecer, por el poco interés derivado de la falta de conciencia. Es una responsabilidad de todos esclarecer y no olvidar, estamos ante una regresión histórica, estamos aprendiendo de todos los que nos han gobernado y sabemos ya quienes son y de donde viene cada actor intelectual, material y financiero. Nuestros descendientes deben conocerlo, dejar constancia escrita y bien documentada para que los ciclos no se repitan de igual forma.

“A partir del golpe nos hemos vuelto más unidos y nacionalistas, porque sabemos que toda la aristocracia del país está involucrada en el golpe de Estado, la oligarquía entró a Honduras entre 1880 y 1930 y ahora controlan casi toda la política y la economía del país. Es vital recordar porque como ciudadanos y consumidores tenemos el poder de decidir e incidir sobre nuestra economía, discerniendo entre qué y a quiénes vamos a comprar, escuchar y considerar, afectándoles al final en donde son más sensibles: el bolsillo”

MC.- ¿Qué tipo de esquizofrenia se podría desencadenar en Honduras y en la región si los golpistas ganan las elecciones de noviembre?

AD.- De ganar los golpistas las elecciones bajo una dictadura, se desataría quizás un conflicto interno mucho más fuerte. A nivel regional, el fantasma de los golpes de Estado antojadizos se establecería con fuerza, sin que los mandatarios puedan estar seguros de su estabilidad y con la sombra de la oligarquía vigilante sobre sus cabezas.

“Internamente se ha creado una conciencia grupal y un movimiento como nunca antes en la historia de Honduras, cosa no prevista antes del golpe. De volver al orden constitucional es importante aunar esfuerzos para que ningún golpista llegue al poder, siendo esto posible solamente con una coalición entre la resistencia alrededor de un candidato único que pueda ser un fuerte contendor ante los partidos golpistas tradicionales”

MC.- El peor escenario sería que el Presidente Zelaya no pueda regresar a Honduras, tomando en cuenta esa lúgubre circunstancia, ¿ejercerías tu voto en noviembre?, ¿apoyarías al candidato de la Unificación Democrática?

AD.- El votar si no retorna Zelaya -cosa que no esperamos- dependerá de la posición que tomemos en conjunto con la resistencia. Sin embargo, independientemente de ello, ya se están generando y vislumbrando otras posibilidades, como Carlos H. Reyes (candidato independiente), quien a mi parecer tiene un mejor perfil que César Ham de la Unificación Democrática. Si se uniera la planilla de diputados de la UD con Reyes, las posibilidades serían mayores.

MC.- Finalmente, leí la convocatoria del blog Mimalapalabra para reunir las narraciones y ficciones en torno al golpe de Estado, ¿habrá antologías de la poesía en resistencia?, o como casi siempre, ¿la narrativa tendrá, en exclusiva, los espacios editoriales?

AD.- No. La poesía, la narrativa, la música, el teatro, la caricatura y demás artes tienen su espacio ganado. Ya se están desarrollando algunas antologías en narrativa, pero también de poesía y recogerán todo lo que ha surgido en los días posteriores al golpe de estado. Después del 28 de junio, hemos visto aflorar el arte en todas sus expresiones. Por nuestra parte, ya estamos trabajando para una muestra de estas manifestaciones en el boletín cultural 13 Lunas en coordinación con el Grupo Literario El Estoque y otras colaboraciones.


El Clarín de Chile

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger