LA SUCESIÓN PRESIDENCIAL FUE INVENTADA POR EL PARTIDO NACIONAL

Galel Cárdenas

Un repaso crítico de la Historia de Honduras, nos remite a la dictadura cariísta y los golpes de Estado de las dictaduras golpistas militares, como expresión más clara durante el siglo XX con réplica en el siglo XXI.

El general Carías, caudillo nacionalista que toma posesión en 1933 y deja la silla presidencial hasta en 1949, ocupa un espacio de 16 años de destierro, entierro y encierro (curiosamente aplicado este trinomio sustantival por la dictadura michelettista), inventó un mecanismo cuando finalizaba su primer período presidencial, mediante el cual con un decreto del Congreso Nacional se sucedían los períodos presidenciales en la misma figura política del dictador Carías Andino. El historiador Becerra, dice que “Entre el ejército y dicha entidad política (nacionalismo) llegó a borrarse casi toda diferencia ( mismo fenómeno que existe en este momento, cuando no existen barreras entre el cachurequismo, michelettismo, elvincismo y el ejército nacional). Juan Manuel Gálvez, a quien algunos historiadores lo tildan de héroe, a la sazón ministro de Guerra, ganó las elecciones por que Angel Zúñiga Huete, al emitir la dictadura una circular mediante la cual restringía toda expresión propagandística de oposición, la cual acompañó con una represión generalizada, candidato liberal tuvo que exiliarse, no sin antes llamar a la insurrección al pueblo hondureño; así que el Partido Liberal se retiró de las elecciones, de este modo Gálvez realiza unas elecciones en donde competía contra nadie. Como consecuencia política, asumió la sucesión presidencial don Juan Manuel Gálvez, precedido por la protección y la represión de su Jefe Tiburcio Carías Andino. La sucesión presidencial de Carías hasta Gálvez constituye una de las más cínicas burlas contra el pueblo hondureño. El congreso emitía un decreto mediante el cual se procedía al continuismo.

Luego ganó las elecciones Ramón Villeda Morales, y un 21 de diciembre de 1957 tomó posesión en el Estadio Nacional de Tegucigalpa. Las diferentes reformas planteadas y realizadas por el gobierno villedista fueron motivo suficiente para el golpe de Estado del 3 de octubre de 1963. Después en 1972, las Fuerzas Armadas, a quien el gobierno liberal le había otorgado la autonomía, le propinó un golpe a Ramón Ernesto Cruz del Partido Nacional.

El 22 de abril de 1975 fue destituido el golpista militar Oswaldo López Arellano, después de haber sido acusado de recibir un soborno millonario por parte de la United Fruit Company; en esta ocasión la sucesión presidencial le corresponde a Juan Alberto Melgar Castro , quien con el apoyo del partido cachureco pretendía constitucionalizar su régimen militar. Ya por esta época se evidencia la participación de varios oficiales de las Fuerzas Armadas en la actividad del narcotráfico internacional.

El 7 de agosto de 1978, le corresponde la sucesión presidencial a la Junta Militar integrada por Domingo Alvarez, Amilcar Zelaya y Policarpo Paz García, quienes asumen el poder tras el “retiro” del mencionado general Castro. El gobierno cachureco conservador queda bajo la orden del Policarpo Paz García, entre 1978 y 1980.

El desaparecido historiador Luis Muñoz expresa que “De 1963 a 1980, se van sustituyendo varios gobiernos militares”, bajo el esquema de reformas y contrarreformas, pactos políticos de la partidocracia que se irrespetan y se hacen a un lado, avalados siempre por la Empresa Privada que construyen gobiernos corruptos y antidemocráticos.

Entre 1963 y 2009, se han instaurado siete golpes de Estado, todos represivos, con la venia y auspicio del partido conservador nacionalista, y todos esos gobiernos siempre han llevado a nuestra nación hacia el descalabro social, económico y cultural, por que todas han sido dictaduras nefastas para el desarrollo hondureño., y todas han sido sucesiones presidenciales, de acuerdo con la definición del DRAE que dice a través de varias entradas y conceptos lo siguiente: Acción y efecto de suceder; entrada o continuación de alguien o algo en lugar de otra persona o cosa; prosecución, continuación ordenada de personas, cosas, sucesos, etc.; entrada como heredero o legatario en la posesión de los bienes de un difunto; descendencia o procedencia de un progenitor; conjunto de bienes, derechos y obligaciones transmisibles a un heredero o legatario.

Cómo se podrá notar en ninguna parte de la definición del Diccionario de la Real Academia Española se define como una expresión electoral o democrática. Todo gira en derredor de la continuación en lugar de otra persona, de una herencia, de un legatario para la posesión de bienes, de una procedencia del progenitor, en fin.

La sucesión presidencial fue creada por el dictador Tiburcio Carías, a quien le sucedió Juan Manuel Gálvez, y todos los militares que rompieron la Constitución de filiación nacionalista. La excepción de la regla es Roberto Micheletti, un liberal que se convirtió en dictador nacionalista a las órdenes del general Romeo Vásquez Velásquez, su ideólogo y maestro.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger