por Víctor Manuel Ramos.

Ramón Villeda Bermúdez (RAVIBER), es hijo del presidente Ramón Villeda Morales –Pajarito-, quien fue la primera víctima de los golpes de Estado criminales perpetrados por los militares. En esa ocasión los militares se ensañaron en contra de la Guardia Civil y asesinaron a muchos de ellos, a pesar de que estaban totalmente desarmados. Por este crimen, López Arellano y sus compinches, aún esperan el veredicto de la justicia. El presidente Villeda Morales fue expulsado violentamente hacia Costa Rica en las mismas circunstancias en que fue expatriado el Presidente Zelaya.

RAVIBER y sus hermanos apoyan frenéticamente el golpe de Estado liderado por los militares, y Juan Ramón Martínez, el escribidor de los golpistas, opina que hacen bien porque de esa manera hacen saber al pueblo hondureño que el puntapié que le dieron los militares a Villeda Morales, está bien dado, por la actitud comunistoide (¿?) de Pajarito.

RAVIBER estudió veterinaria en España y, con esa profesión, ha tenido la posibilidad de encajarse en los más variopintos puestos burocráticos, a tal grado de que actualmente es asesor económico del Banco Central. En otras palabras, ha vivido eternamente pegado a la teta del gobierno.

Ahora, RAVIBER llora a moco tendido por Argentina. Pero no por la tragedia a que estuvieron sometidos los hijos de San Martín durante la criminal tiranía liderada por los militares que asaltaron la soberanía popular de ese pueblo. En una de mis visitas a Buenos Aires pude leer el informe que detalla los atroces crímenes cometidos por los militares argentinos, cuya mano ensangrentada extendió sus tentáculos hasta esta desventurada Honduras, a través del sicópata asesino Gustavo Álvarez Martínez y sus colaboradores cercanos, tales como Billy Joya Améndola. Hospedado en casa de unos inmigrantes paraguayos que huían de la tiranía en aquel país, supe del terror que sufrió esta familia, sobre todo Mercedes, una gentil niña a quien los verde olivo del país austral despedazaron a su novio y desparecieron a otros amigos cercanos.

Él llora por la Presidenta Cristina Fernández , que este es su nombre y no el que le atribuye RAVIBER con actitud machista, y al arremeter contra ella trae al tapete de sus fofas argumentaciones, elucubraciones novelescas y fantasiosas, en las cuales imagina a la adolescente Cristina, “concentrando su entusiasmo en la frivolidad de la abundante y dispensiosa ropa glamorosa, perfumes, cosméticos, zapatos italianos, joyería dela Quinta Avenida, aditivos suntuarios y superfluos en los que ella ha buscado el perfeccionamiento”… y le atribuye el estilo de las novelas de Corín Tellado que leían RAVIBER y una tía abuela suya. Y, más adelante, como un buen reportero de la Revista Vanidades, solamente reparó, durante la comparecencia de la presidenta argentina en la OEA, como los cosméticos hacían imprecisa, en el rostro de la bella, talentosa y valiente Presidenta Cristina, la huella del tiempo en su rostro.

Según RAVIBER Dorian Gray, la Presidenta Argentina no se informó sobre el golpe de Estado en Honduras, que no fue un golpe de Estado al estilo Argentino, porque –y aquí hay otra coincidencia más de RAVIBER con Juan Ramón Martínez- en Honduras, durante el coup d’Etat, solo han perdido la vida unos cuantos revoltosos. Tremenda actitud humana la de estos personajotes. Y, acto seguido , arremete en contra de la decisión del gobierno argentino de retirar al embajador hondureño, identificado como golpista, luego que el Presidente legítimo de Honduras le destituyera; todo en consonancia con la decisión de los gobiernos y los pueblos del continente de no reconocer al gobierno usurpador surgido de la asonada militar del pasado 28 de junio.

Para afirmar sus aseveraciones, RAVIBER le enrostra al la Presidenta Cristina Fernández la escena montada por la CIA para involucrar al Presidente Chávez en la campaña electoral argentina.

Pues bien señor RAVIBER, está Ud. equivocado. La Presidenta Fernández es una personalidad de una estatura moral, política e ideológica como no se imagina. No está en ese puesto por ser la esposa de Kitchner, porque, sépalo, los argentinos no son papos, como algunos hondureños que piensan tadavíoa ir a votar por Pepe o por Elvin. Si Ud. no lee las noticias, le informo que recientemente, en una encuesta, se la ha clasificado en los primeros lugares entre las mujeres más poderosas del mundo a la Presidenta Argentina. Además, la postura de la Presidenta Fernández no es antojadiza, representa el clamor de los pueblos latinoamericanos y del pueblo argentino que se ha reunido masivamente en la Plaza de Mayo para repudiar a los golpistas hondureños. He leído pronunciamientos en contra del golpe de Estado suscritos por argentinos prominentes como Juan Gelman, Premio Cervantes de Literatura, a quien los golpistas le asesinaron a su hija; Pérez Esquivel, Premio Nóbel de la Paz; Gabriel Impaglione, poeta que dirige la Revista Isla Negra, en cuyas páginas recoge un Manifiesto en contra el golpe firmado por miles de intelectuales del mundo entre quienes se encuentran muchísimos argentinos; Pilar V endrell quien informa al mundo, desde Buenos Aires, de la barbarie a que someten a Honduras los golpistas y sus secuaces. Ha llegado a Tegucigalpa el Presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Buenos Aires a solidarizarse con el pueblo de Honduras y a organizar un encuentro continental, aquí en Honduras, contra el golpe y también ha llegado el conjunto musical Las manos de Fillipi para cantar con nosotros en contra de los salteadores del Estado.

Pero no debe olvidad RAVIBER, que así como los hondureños no olvidaremos los crímenes cometidos por los golpistas, los argentinos tampoco olvidan. Recientemente fue sentenciado a cadena perpetua un general asesino y se encuentra en manos de la justicia nuevamente el asesino Videla.

Por eso, RAVIBER, no derrame más lágrimas de cocodrilo. No conmueve en nada a los argentinos su llanto porque ellos se mantienen solidarios con el pueblo hondureño. Ud. ocúpese de lo que sabe y trasládese al Palacio Presidencial, usurpado por los golpistas, para atender la salud de los gorilas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger