Hoy es día de fiesta. El gran concierto de la resistencia. Es un regalo. Es un asunto de ganas. Es un viaje hacia adentro. Ese viaje obligatorio y de dicha que vamos haciendo los paisanos de esta revuelta popular. Voces, cuerdas y gritos. Es la armonía que se da cita para florecer en la emoción de la vida y la promesa de más vida.

Las canciones son de libertad, es el gran concierto a la patria, a su movilización de desobediencia con alegría, de pie y sentido de porvenir. Poesía, inquietud y alma popular.

En este viaje, Palmerolo, también deberás viajar en calidad de donante con todo un pueblo que se dona a sí mismo. Es un regalo al espíritu de lucha, de respuesta y triunfo de la razón y la justicia. Hay que hacer las donaciones de la paz y de la creatividad a la vida. Así como vas donar la chatarra de la guerra para que juegue un papel de disuasión en manos de la ONU; también, deberás, donar, los viejos cuarteles para academias del arte. Los cuarteles no se pueden disolver, hay que transformarlos en sitios para la vida, para el bien con idea de presente que asegure un futuro con certezas de bienestar para la gente.

Así es el fruto de este gran concierto ciudadano por una Honduras mejor, de creadores y creadoras, gente de bondad. Es una bendición, si todos podemos ser mejores, darnos y merecernos una nueva patria, sin más sentido que convivir para ser libres, felices, hermanos y hermanas distinguidos por la generosidad.

Palmerolo, te sugiero que como donante te hagas asesorar de la misma ONU. Que ella te brinde el apoyo de la Universidad para la Paz: que cuenta con especialistas en ese tema y en muchos más necesarios en Honduras. Pídele apoyo también a la Fundación Arias, que uno de sus objetivos es la desmilitarización de Centro América. La fundación Arias tiene experiencia: en Costa Rica los cuarteles han sido convertidos en Centros Culturales como parte de una visión estratégica de país pacifista y equitativo lo mayormente posible.

Imaginate cuantos escenarios para el bien de las nuevas generaciones podrás ofrecerle a Honduras. Palmerolo, un donante del bien ¡Cuántos conciertos! ¡Cuánta alegría!

Este viaje hacia el interior es una gran caravana hacia adentro, como la gran caravana al concierto de hoy. El concierto de los artistas de la Resistencia contra el golpe, que va a estar bueno.

Bueno, ya callémonos, Palmerolo, escuchemos, atentos, disfrutemos, saltemos, vivos y plenos, que el arte se ha dado cita este domingo de plenitud. Un abrazo, que el pueblo se levanta y todo hace cambiar. Disfrutemos, seamos parte de este gozo: saltemos, vivamos.


Candelario Reyes García
Tu amigo poeta.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger