¿POLITICA O LUCHA DE CLASES?

Mientras escuchábamos como padres de familia a los lideres magisteriales, explicar porqué el Magisterio se ha involucrado en la lucha por la restitución del Presidente Manuel Zelaya Rosales, oímos manifestar a algunos padres que este es un problema político, por lo que los políticos deben solucionarlo, entre tanto los maestros deberían regresar a clases ¿pero es en realidad un problema político? O ¿hay algo más de fondo?

Quisiera que con tolerancia leyera mis puntos de vista, quizás podría compartirlos o con libertad rechazarlos.

Desde la declaración de independencia de nuestra patria el poder militar, el poder económico, el poder político y el poder eclesiástico quedo en manos de los criollos (hijos de extranjeros nacidos en Honduras). Estos poderes jamás permitieron a nuestro pueblo levantar la cabeza y mirarlos a los ojos o conversar cara a cara (entiéndase de igual a igual)

En la historia de nuestra vida “ independiente “, hemos vivido de la caridad de estos grupos de poder, de las migajas que caen de sus mesas como ejercer un sufragio cada cuatro años para elegir a personas que hablan y toman decisiones a nuestro nombre, de los cuales en la mayoría de los casos ni los conocemos; de limosnas que disfrazan de salario mínimo; de libertades acondicionadas; de participación política entre tanto sirvamos de peldaños para alcanzar la cuna del Estado que les permita vivir una eterna primavera. Estos poderes embrutecen al pueblo a través de los medios de comunicación masivos como Televicentro, que esclavizan la mente y la conciencia de sus televidentes por medio de las telenovelas y el futbol y una vez idiotizados creen el resto de burdas producciones que llaman informaciones acondicionadas a lo que sus dueños desean que el pueblo escuche.

Medite sobre los apellidos de estos criollos que dominan el sistema del Estado: Ferrari, Canahuati, Facuse, Larach, Micheleti, Atala entre otros; y no es que esté en contra de los que fortalecen la macroeconomía de este país, pero como buen indio lo estaré contra todos aquellos que no quitan su bota de la cabeza del pobre y más aun si no demuestran que por sus venas corre alguna gota de la sangre de LEMPIRA.

Para mí, el gran delito del presidente Manuel Zelaya fue, obligar al poder económico a compartir un poco de sus ganancias con los pobres y al poder político a compartir con el pueblo de las grandes decisiones que le perjudican o lo benefician. Por lo que al no aceptar estos principios de justicia, utilizaron el poder militar para sacar esta “espina “que se estaba encarnando entre sus “tuétanos “.

Para mí, esta es una lucha de clases en donde el pobre desea reducir el abismo entre el rico y él, mientras el rico no tolera ni siquiera un puente entre los dos, entre tanto la Iglesia hace creer a ambos que es DIOS quien ilumina a unos para subyugar, y fortalece a otros para aceptar con “cristiana sumisión “el Yugo del opresor.

Ya lo decía Karl Marx “El motor de la historia es la lucha de clases” y más adelante concluyo “los desposeídos tienen un mundo que ganar.”

Si comparte conmigo reprodúzcalo.

Gracias

ARMEL


Correo enviado a nuestro blog por parte de un lector que tiene voz.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger