Río de Janeiro, 28 sep (EFE).- El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, descartó hoy el envío de tropas para proteger su embajada en Tegucigalpa, cercada por militares hondureños desde que el presidente depuesto de ese país, Manuel Zelaya, está en la delegación diplomática como "huésped oficial".

"Eso no es posible. No podemos entrar con fuerzas en un país extranjero a no ser que declaremos guerra, lo que es inviable. La solución es exclusivamente diplomática", afirmó Jobim en declaraciones a periodistas en Río de Janeiro.

"No hay la menor posibilidad de pensar en movimientos armados. Apenas damos protección a nuestras embajadas en dos países en el mundo (Sudán y Congo), en donde hay autorización de los Gobiernos locales debido a la inestabilidad política", agregó el ministro.

El ministro fue interrogado sobre la seguridad de la sede diplomática, tras el anuncio hecho el domingo por el Gobierno de facto hondureño de que la embajada de Brasil podrá perder su estatus diplomático en diez días.

Según el canciller del Gobierno de facto, Carlos López, ese es el plazo para que Brasil aclare si Zelaya está alojado en la embajada en la condición de asilado o de refugiado político, o para que lo entregue a la justicia hondureña.

De acuerdo con Jobim, cualquier posición con respecto a Honduras es de responsabilidad del Ministerio de Relaciones Exteriores y no del Ministerio de Defensa.

El ministro agregó que Brasil no tiene cómo impedir que Honduras expulse a sus diplomáticos en ese país, aunque aclaró que espera que no sea por la fuerza.

"Evidentemente que los hondureños tendrán la lucidez de determinar la salida de los brasileños de allá (de la embajada)", agregó el ministro, al descartar que el Gobierno de facto dificulte esa salida o intente forzarla.

El domingo el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, ya había advertido de que "no acepta ultimátum de un Gobierno golpista" al referirse al plazo dado por la Administración de Roberto Micheletti para que Brasil defina el estatus de Zelaya.

Según Lula, si "(los golpistas) entran a la fuerza (en la embajada de Brasil), violarían todas las normas internacionales".

Zelaya, depuesto hoy hace tres meses en un golpe de Estado, volvió el lunes de la semana pasada a Tegucigalpa y desde entonces se encuentra en la embajada de Brasil en la capital hondureña.

Fuente: EFE.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger