Nuestros estimados lectores y visitantes de este espacio han vertido diversos comentarios y puntos de vista en relación al artículo que publicamos sobre la manía de el diario de hoy de tergiversar las informaciones, faltar a la verdad y no respetar la ética periodística a pesar de su constante prédica de exigir respeto a la libertad de prensa y su aspiración vehemente de “mantenerse libre” para “servir a los intereses de la colectividad.

En su oportunidad dijimos que la mayoría de expertos señala que la exactitud de un hecho es la forma clásica del deber de veracidad, es la forma de la responsabilidad jurídica de los periodistas. Sin embargo, esta obligación de veracidad puede ser violada bajo tres formas, a saber: por acción (noticia falsa); por omisión (cuando se guarda silencio acerca de un hecho) y por aproximación, o sea un hecho que no es claro, es “más o menos” (es la noticia tendenciosa).

Cuando el diario de hoy publicó el pasado 13 de septiembre del año en curso, que los pobladores del municipio de Mercedes Umaña no recibieron el servicio de agua potable durante 17 días a causas de fallas en el sistema eléctrico de una planta de bombeo de Tetralogía y que, además, la ANDA no había enviado camiones cisternas al lugar, no sólo estaba mintiendo (falsa noticia), sino que trataba deliberadamente de culpar al gobierno y a la autónoma de atentar contra el derecho legítimo de la comunidad a contar con el normal servicio de agua.

La ANDA desmintió públicamente a este medio de publicidad (el diario de hoy no rectificó espontáneamente sus errores, además de negar el derecho de respuesta, como imperativo de un medio de comunicación honesto y profesional, que tenía la institución agravada), al tiempo de aclarar que reparó los desperfectos provocados por la variación del voltaje suministrado, cambiando un arrancador de 60HP y un transformador de 25KVA. Asimismo, suministró agua a la población por medio de un camión cisterna durante el tiempo que duró el corte.

De manera deliberada el diario de hoy se abstuvo en su información tendenciosa de aclarar que Tetralogía es una de las 46 empresas facultadas por los anteriores presidentes de la ANDA para administrar los sistemas de acueductos y alcantarillados. Estas compañías son las responsables de generar las facturas y cobrar el servicio a los usuarios, reparar los sistemas y reportar diariamente los ingresos a la ANDA. La investigación periodística no profundizó o no se quiso entrar en detalles para “no perjudicar a la empresa privada”, como ya es usual en la línea editorial de este periódico. Esto sería omisión.

En cuanto a la aproximación o sea la noticia tendenciosa, hay muchos ejemplos, pero examinemos el último: en su edición del martes 22 de septiembre del año en curso, el diario de hoy titula en su página 6 que “Funes se desmarca de reunión de FMLN con ´Mel´” y reporta que “A pocas horas de que Zelaya regresara a Honduras pasó por El Salvador, pero sólo se reunió con el FMLN. Funes no le facilitó el salón presidencial”. Es falso de toda falsedad, la frase en cursivas, pues el presidente de la CEPA aseguró que “el presidente Zelaya se reunió con las personas invitadas en el salón VIP”. Además el mandatario de El Salvador aclaró que en conversación con su Canciller (Hugo Martínez) le pidió que se comunicara con su homóloga de Honduras para saber si el presidente Zelaya quería tener una reunión con él (el presidente Funes).

En síntesis el salón presidencial fue abierto a un presidente demócrata y legítimo de Honduras, tal como lo reconoce la comunidad de naciones del mundo, con la única excepción del partido Arena y sus fósiles dirigentes de El Salvador; asimismo, el presidente Funes en ningún momento se ha desmarcado del respaldo del FMLN a Zelaya, lo único que afirmó es que el mandatario hondureño “posiblemente quisiera tener contacto con la dirigencia del FMLN”, como ciertamente ocurrió.

En los dos ejemplos presentados, como los tantos mencionados en anteriores comentarios (caso de la computadora mágica encontrada en la selva ecuatoriana, los supuestos grupos irregulares de hombres armados detectados en varios lugares del país, el adoctrinamiento de niños y jóvenes en El Paisnal, o la burda comedia de la bandera de El Salvador retirada por activistas del FMLN en un redondel de la colonia Escalón), hay una clara intención de el diario de hoy de falsificar las noticiosas, de provocar supuesta ruptura entre el presidente Funes y el partido de gobierno, así como hacer creer a la población mediante la distorsión y las informaciones tendenciosas que no existe capacidad para administrar los vitales servicios de la nación como la distribución de agua potable.

Si en este país estuvieran vigentes los Códigos de Honor y se respetaran las disposiciones o leyes secundarias establecidas en el Código Penal y Procesal Penal, el diario de hoy hubiera sido obligado no sólo a aclarar periódicamente las falsas noticiosas, sino que su director estuviera en prisión por calumnias y constantes difamaciones o hacer comentarios contrarios a la verdad. En el caso de la ANDA claramente quedó establecido que la noticia falsa proporcionada no sólo trastornó el orden público, sino que comprometió la buena administración de las actuales autoridades que, incluso, asumieron responsabilidades (reparar daños y enviar cisternas con agua potable) que le competían a la empresa privada, Tetralogía, que supuestamente sirve el agua potable a Mercedes Umaña. El medio de publicidad y su director-propietario, eran o son por lo tanto, susceptibles de sanción penal, pues en este caso la noticiosa falsa era de una naturaleza nociva a la paz y al orden público.

El diario de hoy y su director, lamentablemente anclado en la prehistoria, no entienden de códigos de ética ni de moral ni honestidad profesional. Si en ellos privara el “deber de buena fe” rectificarían o verificarían las noticias con la mayor prudencia; pero como ya de todos es sabido proceden por razones políticas e ideológicas y obedecen al mandato de un partido político de extrema derecha y a los intereses económicos de la burguesía salvadoreña. La sola imprudencia y la negligencia son ya faltas suficientes para comprometer la responsabilidad de un medio de comunicación. Las mismas Naciones Unidas, en su Código de Honor dice en su artículo primero que un periodista no debe deformar nada deliberadamente.

Lamentablemente los años pasan y parece no existir una legislación o un Código de Honor que obligue a el diario de hoy y a su fósil director a decir toda la verdad y a proceder en sus informaciones y comentarios con ética y responsabilidad. Este medio con harta frecuencia silencia o esconde los hechos buenos o beneficiosos a la población ejecutados por el gobierno actual y lo hace por intereses del propio periódico, por intereses políticos, sociales y económicos. Esta práctica del “silencio” es tan reprensible como la falsa noticiosa. Es una error de los comunicadores del régimen de no publicitar debidamente el proyecto del Vaso de Leche Escolar para el próximo año; pero es también una falta de ética y una clara omisión de los medios de publicidad de este país, no informar de un hecho tan trascendental para el bienestar y la nutrición de miles de niños de El Salvador.

Ya no es el simple hecho de presentar noticias con espíritu prejuiciado, alterando la verdad, como lo hemos demostrado claramente, sino de hacerse eco o de informar de proyectos y obras de claro beneficio popular. Tal pareciera que la alarmante ola delincuencial que azota el país únicamente es responsabilidad del gobierno y de las autoridades policiales y no de toda la población, directamente afectada por el flagelo social. Los constantes llamados del mandatario a la unidad y a un frente común (lo pidió incluso en las Naciones Unidas) no tienen el respaldo de medios como el diario de hoy, ni de los plumíferos ni “analistas” que periódicamente se rasgan las vestiduras exigiendo mayor protagonismo y medidas efectivas contra los delincuentes. Los diputados de la derecha han llegado al colmo de exigir la formación de una comisión legislativa para investigar la presencia de un presidente legítimo de Honduras; pero no lo hicieron para investigar los graves daños ocasionados al país por el terrorista Luis Posada Carriles, o investigar a profundidad y hasta las últimas consecuencias todo el entorno relacionado con el asesinato de tres diputados y su motorista en Guatemala. De los hipócritas y payasos (siempre con el debido respeto a los artistas del circo) líbrenos Dios.

Fuente: http://el-salvador.blogspot.com/2009/09/el-diario-de-hoy-sigue-con-sus-injurias.html

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger