José Adán Castelar, Diario Tiempo, 17 de septiembre de 2009

Si fuera tan fácil, como cerrar los ojos y amanecer en 2020 ó 2025, cuando hubiésemos superado esta pesadilla golpista, y ya el baladí fiscal general, Luis Rubí, sea sólo un mal ejemplo que citen en la Facultad de Derecho; cuando los presuntos “ministros” nombrados por el gobierno de facto, como Carlos López Contreras, Mario Noé, Gabriela Núñez, o la intolerante Marta Lorena Casco, entre otros, sean ese familiar de quien nadie habla en la casa.

Dentro de 10 ó 15 años habrá otras personas dirigiendo este paisito restregado, serán distintas, porque el cambio ya llegó, es irreversible, una nueva conciencia ha surgido; y ese hombre nuevo no olvidará a los golpistas, y les recordará que ese delito no prescribe y llevará a Micheletti a juicio y a prisión. Entonces este hombre, mucho más envejecido, estará terriblemente solo, quienes apostaron por él y lo enrolaron en esta aventura fascista le darán la espalda. Jamás será visto como ex presidente, para todos nosotros seguirá siendo el golpista, el dictador.

Por eso queremos que no le pase nada a Micheletti, que siga con buena salud, que funcionen su hígado y sus riñones, que su colon y su próstata no se inquieten por las presiones que recibe para mantenerse firme con el golpe de Estado; al menos estamos convencidos que un individuo como él está libre de paros cardíacos o derrames cerebrales, y confiamos que ni siquiera uno de esos virus perversos sobreviviría en su sangre.
Dentro de 10 ó 15 años se hablará de aquel 2009, cuando se dio el golpe de Estado, y comentarán la ironía de que aquello que sirvió de justificación para la atrocidad, ahora los mismos golpistas lo defiendan.
Si de repente despertáramos en 2020 ó 2025, nos perderíamos la magia de crecer de nuestros hijos, quizás sus graduaciones, sus bodas; y tendríamos más arrugas y más canas (ojalá menos deudas), nos perderíamos cuatro mundiales de fútbol, y el retiro de Messi; tendríamos centenares de libros nuevos por leer, discos por escuchar. A cambio apreciaremos los carros que no contaminen, la energía eléctrica limpia, menos muertes en las calles y salarios justos, menos banqueros y más cantantes, porque ya lo dije, el cambio ya está aquí, y quien no lo acepte que se congele.

Pero de todo, lo más seguro es que los golpistas estarán en la cárcel, y como no podemos correr en el tiempo, seremos pacientes para esperarlo, y si ya no estamos, por favor, vayan a contárnoslo al sepulcro.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger