Con los mostrado este 15 de septiembre con más de 3 millones de hondureños marchando en todas las ciudades de la república. No hay duda, esto sólo lo arregla una Asamblea Nacional Constituyente. Las Elecciones del 29 de noviembre, si se hacen, sólo serán una obra teatral.

Continuarán las marchas y la repelencia internacional. Nos mantendremos sin programas de ayuda social y con la economía hecha pedazos. Es necesaria la Constituyente, que refunde la patria, que promueva una verdadera y profunda trasformación.

Nosotros la comunidad garífuna debemos estar preparados. No sabemos como se va a conformar la Asamblea, supongo que habrá alguna aritmética especial pero, seguro, estaremos ahí ¿Quiénes nos van a representar?

La lista de alternativas es muy corta. Desafortunadamente, muchos por voluntad propia se dedicaron a despedazar este proceso, mostrando con ello su enorme satisfacción con el orden establecido. Están contentos con que unos pocos hayan dilapidado los fondos del Estado en perjuicio de la mayoría. A esta gente no la podemos mandar a una Constituyente, porque sería un suicidio. ¿Se acuerdan del artículo de los vende etnias?

Me hubiera gustado la conformación de un equipo multidisciplinario con un Tulio Mariano, Céleo, Israel, Miriam, mi amigo Luther y otros garífunas con grandes ideas. Pero no será posible. Aquí ya se sabe quien es pro- constituyente y anti-constituyente.

Pero ¿Qué tipo de seres son los que queremos?.. Pues aquellos que tienen capacidad de indignación ante las injusticias, aquellos que no son capaces de negociar sus voluntades, aquellos que tienen capacidad de escuchar a su pueblo, que no teman a la competencia, aquellos que no tengan prestigio de “chamberos”. Aquellos cuyos ideales están enmarcados en ideales de inclusión social.

Creo que en razón del concurso de grandes garífunas que están en contra del cambio, tienen ellos tiempo para cambiar y rectificar, deben de inmediato asomar la cabeza y respirar un poco de realidad nacional. Esta gente necesita un refrescamiento de memoria y un baño de conciencia. Necesitan reconfigurarse puesto que son buenos hombres pero alguien les afectó el chip. Vaya dura realidad que pocos representantes tenemos. Habrá que hacer una gira a Estados Unidos y aún nos sobraran dedos.

La Constituyente debe ser un movimiento nacional. Cada pueblo debe tener una constituyente. Cada organización debe tener una Constituyente, cada barrio una constituyente, cada persona debe hacerse una Constituyente.

Creo que Luther Castillo y Miriam Miranda están avanzados. Es más deberíamos ir a sentarnos a Corozal, como mecanismo de consulta, Ideas hay muchas que se puedan explorar fin de construir una sociedad. Ya es hora que deroguemos la ley de la selva y de la garganta que traga más pinol.

Fuente: kennycastillo.blogspot.com

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger