Cuando el general Romeo Vásquez Velásquez asumió su segundo mandato como Jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras lo hizo en medio de las protestas de quienes somos observadores de acontecer político nacional, Mel lo reelegíó bajo las protestas de la oposición que consideraban que con lo que hacia se violaba la Ley de las Fuerzas Armadas. Esta reelección, uno de los pecados y errores del Presidente Constitucional de la República , José Manuel Zelaya Rosales, le costaría caro al pueblo hondureño. Inexperto en le arte de la guerra, el general no se dejó aconsejar, y terminó por meterse en la única guerra que peleará en su vida, contra su propio pueblo. Pagado por la oligarquía nacional enfilo los fusiles de los miembros de las Fuerzas Armadas de Honduras contra los pobres. También militarizo las unidades elites de la policía y asumió su conducción para lanzarla también en contra del pueblo hondureño. El general Romeo Vásquez Velásquez olvidó, en la embriagues que produce el olor al dinero, que las guerras contra los pueblos no se ganan, que solamente tienen un resultado posible: PERDER. La última aventura del general fue la operación que montó para desalojar a los manifestantes que se congregaron alrededor de la Embajada de Brasil. No le bastó al general la violencia, los disparos, sus gases, el agua de las tanquetas. En las afueras de la Embajada instaló sus batallones elites, formó a sus soldados y policías enmascarados para entregarles drogas antes de mandarlos al asalto de las casas vecinas desde donde ordenó el lanzamiento de bombas químicas contra la misión diplomática y que provocaron en sus inquilinos dolores de cabeza, malestares estomacales y ardor en los ojos. ¿Y es que acaso las armas químicas no están prohibidas? Los equipos de de sonido del general, con capacidad para provocar histeria, mareos y pérdida del conocimiento, empezaron a funcionar desde la calle. El funcionario diplomático le recordó desde su encierro que eso era prohibido por las leyes interraciales y fueron apagados. El general no conoce las leyes nacionales, el diplomático le exigió mucho y le provocó diarrea. El general se condenó y condena a su familia con sus acciones. ¿Puedes dormir general? Quieres esconderte pero no podrás, el pueblo hondureño te perseguirá, el mundo ya te condenó. General Romeo Vázquez Velásquez, tu guerra contra el pueblo ya fracasó, una muerte mas no la inclinará a tu favor. Con el general se va Goriletti, por eso es importante sostenerlo. El general Romeo Vásquez Velásquez es el primer y último sostén de la dictadura política-militar, es el verdadero poder. Atrás del general podrá estar la oligarquía pero la fuerza de las armas es determinante en este conflicto. General, yo te acuso.

FUENTE...

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger