Por Juan Carlos Rivera

El régimen de Roberto Micheletti, que está a punto de caer por la voluntad del pueblo, sacó las garras de la brutalidad este martes contra los ciudadanos que salieron a las calles para exigir la reintegración del presidente Manuel Zelaya Rosales.

Una vez más, los agentes policiales y militares al servicio de la dictadura dispararon balas, gases lacrimógenos y garrotes a los hondureños que, en medio de un toque de queda ilegal, intentaron protestar pacíficamente en Tegucigalpa, San Pedro Sula y otras ciudades.

Este martes, en Tegucigalpa, además de golpear salvajemente, detuvieron a unas 150 personas, mientras en San Pedro Sula, alrededor 120, de acuerdo con informes de organismos de derechos humanos.

Micheletti, quien asegura que en Honduras se respira paz y democracia, está a punto de caer y, en medio del nerviosismo y la ingobernabilidad, recurre a la barbarie y represión que, también, salpica a autoridades de organismos internacionales.

En la tarde de este martes, los aeropuerto de Honduras continuaban cerrados para evitar que delegados de la Organización de Estados Americanos (OEA) y Organización de las Naciones Unidas (ONU) ingresarán al país.

En todo el país continúa el toque de queda ilegal, es decir, más de seis millones de personas se encuentran cautivas en sus viviendas.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger