PINTAS

A Jorge Miralda.
Cronista de la Resistencia.

Los muros gritan,
son nuestros satélites
en la órbita de la resistencia.
Paredones de fusilamiento a la corrupción.
Las tapias hablan,
protestan, dejan de ser solo parapetos,
cantan, ríen, son más que barricadas,
maldicen estar defendiendo sólo su sombra
y más de una alma en pena
que se encierra dentro.

La paredes de Tegucigalpa,
de Honduras entera,
aldeas, pueblecitos y callejuelas,
se encaraman en los satélites
y toman señal de desobediencia
y hacen declaración de firmeza.

Paredes, murallas y tabiques
son un sismo,
han entrado en crisis,
están carcomidas de letreros,
participan de la vocación de testigos
manchadas de gritos:
no más indiferencia y silencio,
se indignan
de ser condenadas a la inmovilidad.

Vomitan el golpe militar
sus trompetas de basalto,
dicen:
sólo nosotros somos pétreas
y sin embargo,
llega el día
en que no queda de nosotras,
piedra sobre piedra.

Las murallas vienen con el dominio:
detrás se amparan
obispos y gobernadores,
pastores y ampones.

Guardias y disparos
celan las murallas.
Pero cuando el pueblo marcha,
las paredes
se vuelven espejos mansos,
pergaminos llanos,
códices populares,
notorias bitácoras de los sublevados.

Desobediencia civil
y el código se anota en el muro,
para que nadie se pierda
en la ruta de las hiedras
de la imaginación y el contertulio
del tiempo vivido
y el devenir por cimentar:
queda allí impregnado
lo que un día habrá de cambiar.

La pinta, el grafiti, son la urbanización
que se fija en las pestañas
y en las retinas
del espejo imaginario
que todos los muros
tiene dentro
y que la protesta descubre
y los recubre
de mensaje original:

“¡Arriba, abajo,
Golpistas al carajo!”

“¡No somos uno,
no somos cien,
prensa vendida,
cuéntennos bien!”

Raspa la pared,
vuélvala a pintar,
que ni la protesta termina,
ni la pared quiere callar.

El arte rupestre, no cesa,
el pincel, no cede,
el puño no mezquina
y la imaginación no se agota.

Movilización popular,
grafito y panfleto
resucitan y dan color,
a lo que consumiéndose
en soledad
por ser de la calle,
callan,
cuando tienen mucho de qué hablar.


Candelario Reyes García
83 días de Resistencia.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger