El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, derrocado el pasado 28 de junio mediante golpe militar, estableció un contacto telefónico con la Organización de Naciones Unidas (ONU), desde la embajada de Brasil, en Tegucigalpa, donde se encuentra desde hace más de 7 días, en el que denunció la barbarie que vive su pueblo y solicitó ayuda para que la nación salga del conflicto.

"Los que tenían alguna duda de que aquí se está instalando una dictadura, ahora con todo lo que ha pasado en 93 días de represión, creo que están despejadas esas dudas", denunció Zelaya, ante la reunión de la Asamblea General de la ONU, por medio de una conexión telefónica que le hizo su canciller, Patricia Rodas.

El presidente Zelaya durante sus declaraciones hizo referencia a que el gobierno de facto este lunes procedió a cancelar las frecuencias de una radio, (Radio Globo), y una televisora (Canal 36) de Honduras, únicas que transmitían en oposición a la dictadura encabezada por Roberto Micheletti.

"Han sido canceladas sus frecuencias, han sido invadidas sus oficinas, han sido decomisados sus equipos de transmisión", denunció.

"Se comete un grave crimen al callar la voz del pueblo, al callar y poner en silencio a un pueblo que está siendo reprimido", agregó, por lo que solicitó a "Naciones Unidas cooperación para recobrar el Estado de derecho y la libertad que merecen los hondureños".

También solicitó al organismo "que se mantenga una posición firme de parte de las naciones civilizadas del mundo en contra de la fuerza y de la barbarie".

El presidente Zelaya ha sido atacado con métodos de tortura desde las afueras de la embajada de Brasil, en Honduras, desde que se encuentra refugiado en el lugar, por lo que le pidió a Naciones Unidas que suministre "garantías para nuestra propia integridad personal y la vida de las personas que estamos siendo acechados con gases químicos y con interferencia electrónica en esta sede diplomática de la hermana república de Brasil".

Zelaya resaltó que la citada embajada "demuestra con mucho valor el presidente Lula su interés por sostener la democracia y por luchar en contra de los golpes de Estado".

Reiteró su petición a la ONU y que suministre "su apoyo para revertir este golpe de Estado y para que la democracia sea realmente un bien universal para todas las sociedades civilizadas del mundo".

93 días, más de 100 muertos

Más temprano, antes de establecer comunicación con la ONU, el presidente Zelaya, denunció en declaraciones a Televisión Nacional de Chile "que su país vive una barbarie, una tragedia", y aseguró que durante los tres meses en los que ha permanecido el gobierno de facto han muerto más de un centenar de personas.

"Tenemos un listado de más de cien personas desaparecidas o torturadas a nivel nacional", añadió.

"El pueblo hondureño está viviendo una tragedia y yo pido a la comunidad internacional que tome medidas contra esta dictadura que es un mal ejemplo para toda Latinoamérica", puntualizó.


teleSUR - Afp - Efe / ld - MM

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger