Nuevamente las fuerzas diabólicas de la represión y sedientas de sangre de pueblo, arremeten contra los comuneros de la nación mapuche. ¿El delito? reclamar la restitución de las tierras usurpadas para entregarlas a las transnacionales explotadoras, a Bill Gate, Benetton etc. coartando así el derecho a producir sus alimentos y construir sus escuelas para sus hijos del pueblo Mapuche. En el video siguiente: http://www.aporrea.org/internacionales/n144257.html se puede apreciar como son tratados los legítimos dueños de la Patagonia Chilena y Argentina. Concluya Ud.

Es larga la historia sobre como los hijos de Europeos llegados desde el continente de la guerra permanente, desplazaron a los originarios mapuches de sus posesiones ancestrales, les persiguieron, encarcelaron y asesinaron. Lo mismo que a los otros aborígenes del continente. En estas agresiones y genocidios, no se sanciona, castiga o encarcela a nadie, nunca hay culpables. En los casos en que la justicia ha actuado ha sido para encarcelar y acusar a los agredidos. Es la típica aplicación de la justicia retorcida y diseñada para favorecer a un sector de la sociedad. Mediante esa justicia se ha creado un velo de impunidad, que justifica las permanentes agresiones a los que no se someten al imperio de la opresión capitalista, en este caso con ropaje de “socialista”.

Parece que se puso de moda joder a los hermanos aborígenes. No hay una nación en el continente, donde no muelan a palos o a tiros a los primeros habitantes de la región. Es como si los reyes católicos, Pizarro, Diego de Lozada, y el mismísimo Fernando Séptimo estuvieran gobernando en nuestros países. Con razón las jerarquías eclesiásticas se comportan con tanto fervor y afán para apoyar a las dictaduras y las barbaridades de lesa humanidad de los estados Unidos y sus socios de la OTAN.

Aquí, en nuestra revolucionaria Venezuela, un cacique es atacado a plomo limpio, por defender el sagrado derecho a sus tierras ancestrales, hay un muerto, una hija herida, él herido, y el preso es precisamente él, al que le abren proceso judicial es al lesionado y agredido, mientras del agresor no se dice nada, tampoco se nombran a los cerebros detrás de ese sicariato, no se habla de la complicidad de CORPOZULIA, para explotar esas tierras, destruir bosques para vender carbón. ¿Será que el general gerente de esa entidad tiene su negocito de carbón montado? ¿Puede tener mas valor para la vida una tonelada de carbón contaminante, que una hectárea de arboles? ¿Es mayor el derecho de unos terratenientes invasores ganaderos, que la de una nación que tiene toda su historia sembrada en esa región?

¿Hasta cuando cesará la aberrante discriminación y ataque contra los mapuches en Chile y Argentina? vean este video: http://red-latina-sin-fronteras.lacoctelera.net/post/2009/10/21/declaracion-publica-ni-os-mapuches-santiago-chile. Aquí se plasma solo una parte del drama de los hermanos mapuches en su propio suelo, no digamos las mujeres, jóvenes y los que logran llegar a ancianos. Ese es el drama en todo el continente ¿lograremos detenerlo algún día?. No debemos olvidar la cruenta represión de Álvaro Uribe y sus tropas paramilitares asesinas, en Colombia contra los aborígenes, tampoco el descarado plan de exterminio de Alan García en la amazonia peruana.

Capitulo especial merece Venezuela. Pues la represión y asesinato de los aborígenes, es parte de un plan para desestabilizar al gobierno nacional, e impedir la justicia a favor de los yukpas y otras etnias nacionales. Existe una orden presidencial de expropiar y sacar a los ganaderos contratantes de sicarios, de la región y devolvérsela a sus dueños legítimos, pero dentro de la misma comisión y gobierno, hay sectores que no acatan esa orden y siguen conspirando contra el presidente y contra los aborígenes. ¿Será que existe en Venezuela una nueva confabulación dentro de algunas corporaciones e instituciones para dar el zarpazo final contra la revolución en complicidad con el gobierno norteamericano y las oligarquías hambreadoras? ¿Cómo se justifica lo que pasa en Corpozulia, Corpoelec y en la zona de Guayana? si a eso sumamos las bases militares gringas, los paramilitares colombianos, la cuarta flota y algunas conductas de algunos entes oficiales, la cosa es para sospechar. Menos mal en el pueblo estamos mosca y no los dejaremos pasar.

Pero debemos exigir una justicia global para los pueblos indígenas, sobre todo los mapuche, que están siendo acorralados y sacados de sus tierras para vendérselas en millones y millones de hectáreas a las transnacionales. ¿Recuerdan la historia de cómo Tejas fue arrebatada a Méjico?

javierdelvallemoagas@gmail.com

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger