Manuel F. Díaz
teleSUR

Hace ya 42 años, fue segada la vida de un líder que poseía la visión de un mundo sin opresión, que expuso al mundo la imposibilidad del desarrollo de las sociedades a través de la explotación, el comandante Ernesto Che Guevara, el guerrillero heroico que dejó al planeta un inmenso legado revolucionario y humanista.

El Che fue asesinado por parte de las fuerzas del dictador René Barrientos en Bolivia, que atendieron a petición de la Agencia Central de Inteligencia estadounidense (CIA, por sus siglas en inglés), a la que siempre le incomodó la voz a favor de la libertad del líder revolucionario.

La vida de este personaje tan significativo en la historia latinoamericana se vio truncada cuando, el 9 de octubre de 1967 fue ejecutado en una escuela de la localidad de La Higuera, en el sur de Bolivia, a manos del Ejército boliviano con apoyo del gobierno de Estados Unidos.

Poco menos de un año antes, Guevara y un grupo de 50 guerrilleros viajaron clandestinamente de Cuba a Bolivia con la intención de planificar acciones para iniciar una guerra de guerrillas y acabar con el gobierno militar que gobernaba a esa nación.

Guevara y sus seguidores se internaron en las montañas bolivianas y, pocos meses después, el Ejército boliviano los detectó y comenzó una intensa persecución.

Estados Unidos ya hacía tiempo que venía armando a las fuerzas militares bolivianas. En cuanto se detectó la presencia de Guevara y de sus guerrilleros, Washington ordenó el envío de agentes de la CIA cuya tarea sería la eliminación del revolucionario argentino-cubano.

El 26 de septiembre de 1967, el Ejército boliviano emboscó a las tropas revolucionarias comandadas por el Che cerca del poblado de La Higuera. Hubo un enfrentamiento en el que varios guerrilleros cayeron en combate, además de que Guevara quedó herido en una pierna.

Luego, el 8 de octubre lo capturaron junto a dos combatientes y los llevaron a la escuela del pueblo de La Higuera, donde un día más tarde serían ejecutados por órdenes del agente de la CIA Félix Rodríguez.

Rodríguez ordenó la ejecución del Che de modo que pareciera que había caído en combate, pero las tres fotografías que existen de Guevara preso son testimonio de que fue ejecutado a sangre fría.

Estas fotografías no circularon sino hasta 20 años después de su ejecución, ni Rodríguez que tomó una de ellas, ni el general del Ejército boliviano Arnaldo Saucedo Parada, que disparó las otras, las divulgaron antes.

Humanista revolucionario

Ernesto Guevara de la Serna, como era su verdadero nombre, nació en la ciudad argentina de Rosario el 14 de junio de 1928, en el seno de una familia aristocrática pero con ideas socialistas.

Su educación primaria la hizo en su hogar de las manos de su madre, leyendo obras de Carlos Marx, Federico Engels y Vladimir Ilich Lenin, con los que se familiarizó en su juventud temprana.

En 1947, el Che ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, motivado en primer lugar por su propia enfermedad, el asma que había padecido desde niño.

Durante 1952 realiza un largo viaje por América Latina, junto con Alberto Granados, recorriendo el sur de Argentina, Chile, Perú, Colombia y Venezuela, para luego regresar a Argentina a culminar su carrera y el 12 de junio de 1953 recibe el título de médico.

En julio de 1953, inicia su segundo viaje por América Latina, visitando en esta oportunidad a Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, El Salvador y Guatemala.

Siendo ya un médico profesional, el Che observó a su paso por Guatemala que la medicina no respondía a las necesidades de los sectores más necesitados, por el contrario estaba al servicio de las clases dominantes.

En Guatemala, escribió un ensayo que intentaba formular cómo debía ser un médico revolucionario, en el cual cuestionó la manera de ejercer una profesión que no conocía en profundidad los dolores de los pueblos y las enfermedades sociales provocadas por el sistema capitalista.

Especializado en dermatología, a su paso por Perú trabajó por algunas semanas en el hospital de lepra de San Pablo, donde da muestras de su profundo humanismo, atendiendo a decenas de afectados por esta enfermedad.

Convencido de que la revolución era la única solución posible para acabar con las injusticias sociales existentes en Latinoamérica, en 1954 marcha a México, donde se une al movimiento integrado por revolucionarios cubanos seguidores de Fidel Castro.

A finales de la década de 1950, cuando Fidel y los guerrilleros invaden Cuba, el Che los acompaña, primero como doctor pero luego convirtiéndose en el comandante del ejército revolucionario que derrocó al dictador cubano Fulgencio Batista el 31 de diciembre de 1958.

Al triunfo de la Revolución Cubana, el Che Guevara se convirtió en la mano derecha de Fidel Castro en el nuevo gobierno. Fue nombrado ministro de Industria y posteriormente Presidente del Banco Nacional de la nación antillana.

Opuesto enérgicamente a la influencia estadounidense sobre los países pobres, la presencia de Guevara fue decisiva en la configuración del gobierno de Fidel y en el acercamiento de Cuba al bloque socialista.

Como ministro de Industrias firmó en febrero de 1960 un pacto de negocios con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), el cual liberó a la industria azucarera cubana de la dependencia del mercado de Estados Unidos.

El Che además estuvo en varios países africanos, incluida la actual República Democrática del Congo, donde luchó por la revolución de ese país llevando consigo una fuerza de 120 cubanos.

Luego de su muerte en Bolivia, sus restos descansan en el mausoleo de la Plaza Ernesto Che Guevara en Santa Clara, Cuba.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger