Juan Almendares

Recibí de Rebeca, su hermana, el último discurso del compañero y amigo Eduardo Becerra Lanza; símbolo auténtico de la juventud heroica, de principios prístinos de liberación, paz y justicia de nuestros pueblos latinoamericanos. Amó la verdad y fue consecuente y diáfano con el amor al pueblo de Honduras; por eso fue inmolado por los que ahora siguen practicando la tortura, violando los derechos humanos, la autodeterminación y dignidad de los pueblos y son partidarios de la Doctrina de la Seguridad Nacional.

El recuerdo de la grandeza de sus ideales nos obliga a todos y a todas a ser coherentes con la práctica de seguir el espinoso camino de la libertad. Su espíritu siempre esta presente en mi conciencia y es el noble juez que nos sentencia si alguna vez nos desviamos de la lucha por la paz, la justicia y el amor a una Honduras y América Latina libre de bases militares de ninguna potencia extranjera.

El último discurso de Eduardo desvela la verdadera historia y nos señala que los peores crímenes se siguen cometiendo en nombre de la falsa idea de la democracia. Sin embargo a igual que Eduardo debemos tener la firme convicción que habrá un amanecer de esperanza y que solo la unidad, la paciencia histórica, sin conformismos; iluminará la sabiduría y el espíritu de liberación que están tan vivos en el corazón de América Latina.

El recuerdo de Eduardo; conmovió todo mi ser, gotas del rocío de la historia del sufrimiento, poblaron mis ojos. Celebre con júbilo, la remembranza, porque esta Madre Tierra Hondureña ha engendrado a uno de los más grandes símbolos de la juventud heroica de América Latina.


Tegucigalpa 10 de octubre 2009


Fuente: http://voselsoberano.com/v1/index.php?option=com_content&view=article&id=1306:el-ultimo-discurso-de-eduardo-becerra-lanza&catid=2:opinion

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger