Los “argumentos” que usan los golpistas para justificar lo injustificable cada vez se les caen más y más, y hemos llegado a la conclusión de que ellos mismos hacen lo que dicen que hace ó piensa hacer el otro, porque no se puede estar pregonando una cosa, y luego hacer otra.

Los golpistas siempre concentraron sus crímenes en la justificación del chavismo, algo que se inventaron ellos, y acusando al presidente venezolano de una y las cien mil cosas, y ahora resulta que ellos hacen esas situaciones, y multiplicadas, ciertamente el régimen no tiene ni la más mínima moral en sus acciones.

Micheletti acusa a dictador a Chávez, cuándo él muestra ser un dictador de verdad, el decreto ejecutivo el cuál está recibiendo fuertes presiones para que sea derogado es claro ejemplo de que es dictadura esta.

Acusaban a Chávez de cerrar medios de comunicación, y sale que ellos son los que cierran medios, y no solo eso, acusaban de expropiaciones a la cuarta urna, cuándo estos expropian de lo suyo a los medios clausurados de forma ilegal y abusiva.

Hablaban de aislamiento comunista, y estamos aislados actualmente, e incluso se ha llegado a racionar las cantidades a vender por persona en los supermercados.

Decían que en Venezuela no había libertad, y ahora esta dictadura nos quita todas las libertades, suspendiendo de forma ilegal y anticonstitucional las garantías constitucionales, y el toque de queda, pues el régimen irrespeta la Ley, porque las garantías solo las puede suspender el Congreso Nacional, y no el Ejecutivo, un claro abuso de poder del dictador.

Decían ser defensores de la democracia, cuándo en realidad son defensores de un golpe de Estado, algo más antidemocrático que eso no hay.

Decían que quieren la paz, y asegurar la tranquilidad, cuándo usan la policía y militares para reprimir al pueblo, y han creado un ambiente de terror en este país.

Acusaban a Mel de continuismo, y ahora con ese decreto, Micheletti está demostrando que piensa crear las condiciones para quedarse más allá del 27 de enero, lo que hace más que urgente de que salga de la Presidencia que ha usurpado.

Por eso le hacemos un llamado a las Fuerzas Armadas, para que rectifiquen en su accionar, para que salven en algo su imagen, su responsabilidad es el imperio de la Constitución, y no el imperio de una ruptura de la misma, y tampoco patrocinar dictaduras, Micheletti muestra señales de quererse en verdad perpetuar en el poder, con ese decreto lo demuestra, porque boicotea al mismo proceso electoral limitando la campaña política, el dictador busca crear las condiciones para quedarse, lo que hace urgente que este golpe sea revertido.

No es lo mismo decir, que los militares tienen la culpa del problema, a que se diga que tuvieron culpa del mismo, pero a su vez rectificaron y colaboraron para encontrar la solución del problema.

Micheletti a la fuerza se metió a la Presidencia, y a la fuerza quiere quedarse, está en manos de las mismas Fuerzas Armadas impedirlo y obligar al dictador a negociar, no pueden seguir los militares en las calles reprimiendo gente, y lesionando la democracia del país.

El diálogo toma fuerza

Al menos eso parece, sectores que apoyaron el golpe de Estado, ahora invitan al diálogo, porque están viendo que es un desastre el creado y que Micheletti es una amenaza incluso para ellos mismos, el Plan San José se muestra cómo la posible solución, plan promovido por todos lados, e incluso empresarios están considerando la idea de que Micheletti deje el poder.

La propuesta de Adolfo Facussé naturalmente no tiene pies ni cabeza, pero resulta que hay un reconocimiento de que hay una crisis, y que Micheletti tiene que dejar la Presidencia, además vemos políticos cómo Pepe Lobo que hablan del Plan San José y presionan al régimen de facto al diálogo.

Romeo Vásquez Velásquez naturalmente sigue negando que dió golpe, pero dijo algo interesante, aseguró que la crisis se solucionará los próximos días, y que los políticos se tienen que sentar a dialogar, cómo que ya empieza a eludirse el patrocinio del golpe, y se está llegando al consenso de que se tiene que poner fin a esta problemática, claramente en el marco del Plan Arias.

Hugo Llorens volvió a recalcar de que la solución es el Plan San José, y que Estados Unidos no apoya a una persona, lo que apoya es a la democracia.

El régimen parece aislarse incluso en lo interno, porque la situación ha llegado a un punto al que se mira que se le tiene que dar solución pero ya, el rechazo al Decreto dictatorial de Micheletti el cuál viola la Constitución y las atribuciones del Poder Ejecutivo, agenciándose una atribución del Legislativo, es claro, y se presiona para que sea reestablecidos los medios de Radio Globo y Canal 36, y las garantías constitucionales suspendidas.

Ni siquiera los grandes medios de comunicación que han apoyado al golpe de Estado están de acuerdo con este abuso en contra de la libertad de prensa, el derecho de ser informados, la libertad de empresa, de asociación y de expresión, un exceso propio de un régimen dictatorial.

Juan José Pineda se ofrece cómo mediador, se espera el fin de la crisis, que el orden constitucional sea reestablecido, que mediante el diálogo se llegue a una resolución el problema, y que todo vuelva a la normalidad.

Los políticos y empresarios deben darse cuenta que mantener este golpe de Estado atenta en contra de sus mismos intereses, porque el proceso electoral peligra, casi nadie lo reconoceria, carecería de legitimidad, y que las decisiones de el dictador atenta contra los intereses empresariales restringiendo de forma abusiva a la gente, queriendo crear un control exhautivo a la población, perjudicando a negocios, y alimentando una profunda crisis económica, la cuál los primeros en sentirla serían los mismos empresarios.

Micheletti no es un sinónimo de paz, mientras él siga usurpando la silla presidencial no habrá paz ni democracia en Honduras, la restitución es la única salida, porque el dictador quiere perpetuarse en el poder, y el pueblo hondureño pide que se respete lo que decidió en las urnas en las pasadas elecciones.

Micheletti no puede estar hablando de que está ahí porque Mel, “violó” la Constitución, quería reelección, continuismo y buscaba reformar artículos pétreos, cuándo la historia nos demuestra que quién en realidad quería hacer todo eso, fue el mismo Micheletti, lo que hizo en 1985 está grabado en la historia, Micheletti no solamente buscaba reformar la Constitución, buscaba suspender el artículo que le daba la calidad de pétreos a los artículos que todos conocemos para poderlos reformar, además de los artículos referentes a la inviolabilidad de la Constitución y así contribuir en un continuismo de Suazo Córdova, claro cómo es costumbre con Micheletti, gozó de los beneficios de un sistema corrupto, el cuál estimula la impunidad.

Fuente: http://honduras.redeshn.com/2009/09/30/las-contradicciones-de-los-golpistas/

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger