La malicia de la prensa golpista se puede evidenciar en esta entrevista, en dónde tendenciosamente Wong Arévalo quiso manipular todo, pero el Obispo Santos lo puso en su lugar, en esa entrevista se mira los argumentos ciertamente lamentables que expone el periodista, algo que es una permanente del periodismo que apoya esta dictadura, y en cambio las respuestas bien pensadas del Obispo que dejaron fuera de contexto a los cuentos golpistas.

Cuánto periodista perdió su imagen y su credibilidad apoyando el zarpazo a la democracia de este país, periodistas de renombre en algunos casos, periodistas con un público bien definido, pero que han tirado por el cesto de la basura toda su carrera apoyando lo que está ocurriendo en el país.

Mucho periodista que es abanderado del golpe, qué no decía de Micheletti antes del mismo, Wong Arévalo cargaba duro contra el Presidente del Congreso, sobretodo cuándo hizo lo que hizo para tratar de evitar que el amigo de Wong Arévalo, Elvin Santos pudiera aspirar a la candidatura liberal.

Micheletti no tenía la prensa que ahora tiene, y es que no la tiene por convicción, si no que la tiene por intereses económicos detrás del golpe de Estado, lo que hace aún más desligitimado al mismo, porque pusieron a un dictador con nulo liderazgo en el país, sumamente despreciado por su partido y un pésimo gobernante.

La pregunta del millón, ¿en dónde está la honestidad y la paridad de criterios de los periodistas golpistas?, no se puede estar primero criticando duramente a Micheletti por sus acciones dictatoriales, y luego andar apoyando de forma descarada su golpe de Estado, dudamos que mucho periodista que apoye el golpe no esté conciente de lo que es esto.

¿Por qué la prensa se presta a callar todas las violaciones, crimenes, y derramamiento de sangre que ha provocado la represión de la dictadura?, ¿por qué marginan a la resistencia?, ¿por qué apoyan el cercenamiento de la democracia?, ¿por qué mienten tanto?, esas son las preguntas, los aficionados golpistas critican a los periodistas antigolpistas, pero no analizan el accionar de los que son golpistas y la forma de manipular que tienen.

Es lamentable que hay periodistas que recibieron favores del mismo Presidente Zelaya y le paguen así al Presidente, prestándose a que una élite económica haga lo que quiera contra el mismo.

En esta entrevista sale el mismo libreto de los golpistas, prueba que planean sus mentiras, el famoso chavismo que se inventaron ellos, al decir que es un “imperialismo”, cómo que si Chávez fuera cómo la derecha de imperialista, y vamos más allá, trata de callar al obispo cuándo da detalles del golpe, no encuentra cómo responderle, habla de solución de las elecciones, algo que definitivamente no lo es, porque elecciones sin restitución no es una solución a la crisis, porque desligitima el proceso electoral, y pensar eso, es cómo decir, elijan un Presidente, luego los militares le dan golpe y ponen a otro, y eso se soluciona convocando elecciones, y nada pasó, ciertamente una aberración.

Pensar así es ir en contra de la soberanía popular, en contra de la decisión soberana del pueblo, algo que tiene que respetarse, y no surrogarse mediante un golpe de Estado, porque eso es asesinar la democracia del país.

Los golpistas luego dicen “es problema de los hondureños”, pero no dicen que todos cuándo tenemos problemas podemos pedir ayuda, sobretodo los casos en que los problemas se nos fue de las manos, este problema se fue de las manos desde el día del golpe de Estado, dado por un sector empresarial, los militares y políticos, a espaldas del pueblo hondureño, rompiendo el orden constitucional del país.

Es fácil decir eso, cuándo el sector usurpador tiene el aparato estatal para hacer lo que quiere, y tiene además las armas de la policía y el ejército, armas que sacan contra las fuerzas populares desarmadas que exijen el respeto a la democracia del país.

Tampoco dicen que este es un problema para toda América Latina, para las democracias de la región, porque no se puede retroceder a las épocas en que los militares y la derecha tumbaban gobiernos porque se les daba la gana, y se creaban las dictaduras militares, América Latina no puede darse ese lujo de retroceder de esa forma, por eso este golpe de Estado es problema de todos, y nadie tiene la legitimidad para apoyar esto, porque no hay justificación alguna para romper toda la Constitución y el Estado de derecho del país.

Si tuvieramos una prensa responsable y realmente independiente este golpe no se hubiera tan siquiera producido, porque la prensa jugó un papel clave para la ultraderecha reaccionaria, para romper el orden constitucional del país, si esos medios que apoyan el golpe y aplican cerco mediático quisieran a Honduras, este ambiente de terror que vivimos actualmente, y todos los masacrados, desaparecidos, torturados y asesinados, no se hubiera producido.

El papel de los periodistas y medios golpistas es tal, que la dictadura cierra medios que no la apoyan, esta acción deja mucho que pensar.

Fuente: La pregunta del millón, ¿en dónde está la honestidad y la paridad de criterios de los periodistas golpistas?, no se puede estar primero criticando duramente a Micheletti por sus acciones dictatoriales, y luego andar apoyando de forma descarada su golpe de Estado, dudamos que mucho periodista que apoye el golpe no esté conciente de lo que es esto.

¿Por qué la prensa se presta a callar todas las violaciones, crimenes, y derramamiento de sangre que ha provocado la represión de la dictadura?, ¿por qué marginan a la resistencia?, ¿por qué apoyan el cercenamiento de la democracia?, ¿por qué mienten tanto?, esas son las preguntas, los aficionados golpistas critican a los periodistas antigolpistas, pero no analizan el accionar de los que son golpistas y la forma de manipular que tienen.

Es lamentable que hay periodistas que recibieron favores del mismo Presidente Zelaya y le paguen así al Presidente, prestándose a que una élite económica haga lo que quiera contra el mismo.

En esta entrevista sale el mismo libreto de los golpistas, prueba que planean sus mentiras, el famoso chavismo que se inventaron ellos, al decir que es un “imperialismo”, cómo que si Chávez fuera cómo la derecha de imperialista, y vamos más allá, trata de callar al obispo cuándo da detalles del golpe, no encuentra cómo responderle, habla de solución de las elecciones, algo que definitivamente no lo es, porque elecciones sin restitución no es una solución a la crisis, porque desligitima el proceso electoral, y pensar eso, es cómo decir, elijan un Presidente, luego los militares le dan golpe y ponen a otro, y eso se soluciona convocando elecciones, y nada pasó, ciertamente una aberración.

Pensar así es ir en contra de la soberanía popular, en contra de la decisión soberana del pueblo, algo que tiene que respetarse, y no surrogarse mediante un golpe de Estado, porque eso es asesinar la democracia del país.

Los golpistas luego dicen “es problema de los hondureños”, pero no dicen que todos cuándo tenemos problemas podemos pedir ayuda, sobretodo los casos en que los problemas se nos fue de las manos, este problema se fue de las manos desde el día del golpe de Estado, dado por un sector empresarial, los militares y políticos, a espaldas del pueblo hondureño, rompiendo el orden constitucional del país.

Es fácil decir eso, cuándo el sector usurpador tiene el aparato estatal para hacer lo que quiere, y tiene además las armas de la policía y el ejército, armas que sacan contra las fuerzas populares desarmadas que exijen el respeto a la democracia del país.

Tampoco dicen que este es un problema para toda América Latina, para las democracias de la región, porque no se puede retroceder a las épocas en que los militares y la derecha tumbaban gobiernos porque se les daba la gana, y se creaban las dictaduras militares, América Latina no puede darse ese lujo de retroceder de esa forma, por eso este golpe de Estado es problema de todos, y nadie tiene la legitimidad para apoyar esto, porque no hay justificación alguna para romper toda la Constitución y el Estado de derecho del país.

Si tuvieramos una prensa responsable y realmente independiente este golpe no se hubiera tan siquiera producido, porque la prensa jugó un papel clave para la ultraderecha reaccionaria, para romper el orden constitucional del país, si esos medios que apoyan el golpe y aplican cerco mediático quisieran a Honduras, este ambiente de terror que vivimos actualmente, y todos los masacrados, desaparecidos, torturados y asesinados, no se hubiera producido.

El papel de los periodistas y medios golpistas es tal, que la dictadura cierra medios que no la apoyan, esta acción deja mucho que pensar.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger