El Trbunal Supremo Electoral de Honduras solicitó al gobernador de facto Roberto Micheletti, la derogación del decreto de suspención de garantías por 45 días; pues alegan que esta medida afecta los comicios del próximo noviembre. Esta solicitud se suma a demandas planteadas por el Parlamento, los candidatos presidenciales y otros sectores políticos. El presidente de facto afirmó que las elecciones ''no se detienen''.


El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, ratificó este miércoles que está evaluando dejar sin efecto el decreto de suspensión de garantías constitucionales, pero no en respuesta a las denuncias de que esta decisión viola los derechos humanos, sino a la petición realizada por el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de facto que considera que esta medida puede afectar el proceso electoral de noviembre próximo y ratificó que estos comicios "no se detienen".

La solicitud se suma a demandas planteadas por el Parlamento, los candidatos presidenciales y otros sectores fieles al gobierno de facto y fue oficializada por los magistrados del TSE David Matamoros y Enrique Ortez Sequeira, en una reunión que mantuvieron con Micheletti en la Casa Presidencial.

Matamoros explicó, en una rueda de prensa al término de la reunión, que pidieron a Micheletti la eliminación del decreto para que así no haya duda sobre la legalidad de los comicios planteados para el próximo 29 de noviembre.

Por su parte, Ortez Sequeira indicó que se pidió al gobernante de facto que "recapacite", e insistió, al igual que Matamoros, en que el TSE garantiza un proceso electoral "transparente".

En la misma rueda de prensa, Micheletti dijo que accedió a analizar la solicitud y volvió a insistir en que el decreto será "derogado de la manera oportuna", pero apuntó que continuará las consultas al respecto con la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y otros órganos del Estado con el fin de tomar una decisión "consensuada".

El pasado domingo el régimen de facto hondureño al mando de Roberto Micheletti decretó la suspención de garantías constitucionales como la libertad de movilización, de reunión y prensa lo cual ha sido blanco de críticas en diversos sectores políticos que han señalado que la medida afecta las actividades proselitistas de cara a las elecciones del 29 de noviembre.

Micheletti emitió el decreto en un Consejo de Ministros bajo el argumento de que el legítimo presidente hondureño, Manuel Zelaya, ha hecho llamamientos a la insurrección desde la Embajada de Brasil, donde se encuentra desde el pasado 22 de septiembre.

La medida se dio a conocer cuando el director del Canal 36 de Honduras, Esdrás Amado López, denunció que la medida "busca restringir la libertad de prensa, especialmente en el Canal 36".

En horas de la mañana de este lunes, fuerzas militares a las órdenes del gobierno de facto hondureño tomaron las sedes de Radio Globo y Canal 36 en Tegucigalpa para impedir sus transmisiones, tras la publicación del decreto de suspensión de garantías constitucionales.

Este miércoles la Policía y los militares arrestaron a 57 campesinos seguidores de Zelaya que ocupaban el estatal Instituto Nacional Agrario desde hace tres meses en rechazo al golpe de Estado del 28 de junio.

Todo menos las elecciones

Roberto Micheletti dijo este miércoles que está dispuesto a hacerse a un lado si es necesario pero sin tocar las elecciones del próximo 29 de noviembre pues, a su juicio, serían la solución a la crisis generada tras la "salida" del presidente Manuel Zelaya del poder.

"Estoy dispuesto a hacerme un lado si es necesario. Todas las opciones deben estar sobre la mesa, excepto la cancelación o el no reconocimiento de las elecciones del 29 de noviembre", dijo Micheletti a la prensa chilena y agregó que "las elecciones del 29 de noviembre son la solución legal y justa a la actual crisis".

"Cualquier solución a la crisis debe estar dentro del marco de la ley y Constitución de nuestro país y contar con el apoyo del pueblo hondureño", agregó el gobernante de facto respecto a las declaraciones que otros mandatarios del mundo han hecho sobre la situación del país centroamericano, a las que denominó como "injerencias externas".

Micheletti tomó el poder en Honduras tras el golpe del 28 de junio contra Zelaya, que después de haber sido sacado del país regresó secretamente a Tegucigalpa y se alojó en la embajada de Brasil.


teleSUR - Efe - Afp / ve - MM

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger