Colombia, a través de su representante permanente, Claudia Blum, entregó este miércoles al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU) un nota diplomática donde denuncia las supuestas "amenazas" de Venezuela de usar la fuerza en su contra.

"La Representante Permanente de Colombia ante la Organización de las Naciones Unidas, Claudia Blum, entregó al presidente del Consejo de Seguridad Thomas Mayr-Harting, una nota diplomática referente a las amenazas de Venezuela del uso de la fuerza en contra de Colombia y otros aspectos sensibles", precisa un comunicado publicado por la Cancillería del país andino.

Esta acción del gobierno colombiano, que ya había anunciado, se da en respuesta a las declaraciones ofrecidas por el presidente venezolano, Hugo Chávez, el pasado domingo, cuando llamó a sus militares y al pueblo de su país a estar preparados para proteger la soberanía ante algún ataque de Estados Unidos, que gracias al convenio firmado recientemente con Bogotá, incrementará notablemente su presencia militar e instalará siete bases en el país vecino.

Este mismo miércoles Chávez, tras reiterar que no persigue políticas guerreristas como lo intentó hacer ver Colombia luego de tergiversar declaraciones que pronunció el domingo, insistió en denunciar la amenaza que representa el acuerdo militar entre Estados Unidos y Colombia para los países latinoamericanos y la integración de éstos.

Además, el mandatario venezolano, calificó de cinismo que el gobierno colombiano y los sectores de derecha de ese país tergiversaran declaraciones que emitió el domingo, y lo acusaran de amenazar la paz entre ambos países, cuando que, el gobierno de Álvaro Uribe es el que propició la presencia militar estadounidense en Latinoamérica a través del pacto que concretó con la administración de Barack Obama.

"Me van a acusar a mí de guerrerista. Hay que tener una cara bien dura", reiteró el presidente Venezolano. Paralelo a ello, detalló los esfuerzos de su gobierno por buscar la paz en la región e impulsar el bienestar de los pueblos.

Ya el martes, el mandatario venezolano, había calificado al gobierno de Bogotá como cínico, por su anuncio de llevar las "amenazas de guerra" ante el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

"Hay que ver que hay que tener cinismo para decir eso (...) una cara bien dura (...) (Colombia) le abrió a Estados Unidos para que instalara como (lo están haciendo) siete bases", desde las cuales, aseguró Chávez, que el gobierno de Washington, vigilará a todos los países de la región.

Ironizó el hecho de que su país, que está siendo amenazado por el incremento de las tropas estadounidenses en Colombia, termine siendo catalogado como el agresor.

"A los amenazados nos condenen como los agresores. Los agredidos terminen condenados como los agresores (...) la escuela del mundo al revés (...) nos llaman amenazantes y agresores", reflexionó.

El mandatario hizo estas declaraciones en un acto de firma de acuerdos con el brasileño estado de Pará, al norte del gigante suramericano.

Aspectos "sensibles"

La nota entregada por Blum al máximo representante del Consejo de Seguridad, trata "aspectos sensibles".

Fuentes de la Cancillería colombiana adelantaron que los puntos específicos expresados en la misma son un supuesto "uso de la fuerza" contra Colombia, considerándola como la peor violación de las normas diplomáticas dictadas por el Estatuto de Viena y por la Carta de las Naciones Unidas.

Otro de los temas delicados que contiene el comunicado corresponde con la "negativa" de Venezuela de entregar explicaciones sustentadas sobre la muerte de los ocho colombianos en el estado fronterizo de Táchira y a las "restricciones comerciales" que el vecino país le ha impuesto a Colombia de manera unilateral, que han generado dificultades en materia social y económica.

Venezuela ha atribuido la muerte de los ocho ciudadanos colombianos a un enfrentamiento entre grupos irregulares colombianos. Se trata de la eventual responsabilidad de organizaciones armadas que operan en la frontera colombo-venezolana. Los cadáveres de las víctimas fueron entregados el 27 de octubre a las autoridades colombianas para su debida investigación.

De igual forma, las restricciones que Venezuela ha impuesto en la frontera se deben, no sólo a la muerte de estos ciudadanos del vecino país, sino también por la detención de 10 paramiliares colombianos en Táchira que amedrentaban a los comerciantes y unidades educativas con panfletos intimidatorios, y por el asesinato de dos miembros de la Guardia Nacional venezolana en un puesto de control.

A continuación el comunicado de prensa de el Ministerio de Relaciones Exteriores colombianos:

"La Representante Permanente de Colombia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Claudia Blum, entregó hoy al Presidente del Consejo de Seguridad, Thomas Mayr-Harting, una nota diplomática referente a las amenazas de Venezuela del uso de la fuerza en contra de Colombia y otros aspectos sensibles.

El Gobierno colombiano solicitó que dicha nota sea conocida por todos los Estados miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas".

Nueva York, 11 de noviembre de 2009.


teleSUR-AFP/ dag - MM

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger