El Congreso de facto de Honduras no detendrá el proceso para discutir la restitución del presidente constitucional, Manuel Zelaya, aunque este órgano todavía no haya convocado a sus parlamentarios para dialogar sobre su retorno al poder.

El vicepresidente del Congreso hondureño, Ramón Velásquez, afirmó que como ente estaban "obligados a seguir", (pese que aún no han empezado) ya que "el Congreso tiene un compromiso de apoyar lo que se acordó en ese documento (Pacto Tegucigalpa-San José, firmado para buscarle solución a la crisis política del país) y además ya tiene una solicitud formal para dar una decisión".

"Las instituciones del Estado tienen que continuar en la línea de mantenerse en sus decisiones y no dejar cabo suelto", apuntó Velázquez, de la Democracia Cristiana.

Zelaya anunció este sábado, en una misiva enviada al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que no aceptará "ningún acuerdo de retorno a la presidencia, para encubrir el golpe de Estado, que sabemos que tiene un impacto directo por la represión militar sobre los derechos humanos de las habitantes de nuestro país", expresó el mandatario legítimo en la carta.

Comisiones de Zelaya y Micheletti firmaron el pasado 29 de octubre un acuerdo llamado Tegucigalpa-San José que buscaba resolver la crisis política del país, el cual estableció, entre otros puntos, que el Congreso Nacional debería decidir si se restituye o no al derrocado presidente, pero hasta el momento, sigue en receso, por lo que no ha emitido ninguna decisión.

El Parlamento supuestamente espera dictámenes de la Corte Suprema de Justicia y otros órganos del Estado para debatir el caso de Zelaya, quien el pasado 7 de noviembre dio por roto el pacto por desacuerdos con Micheletti sobre la integración de un Gobierno de Unidad, ya que Micheletti se colocó a la cabeza de ese Ejecutivo.

Y es que, la junta directiva del Congreso de facto de Honduras decidió, sin consultarle al pleno del Legislativo, como debería ser según las leyes del país centroamericano, solicitar a la Procuraduría y la Corte Suprema de Justicia su opinión sobre la restitución del presidente legítimo, Manuel Zelaya.

Zelaya reiteró en la carta a Obama sus cuestionamientos sobre el próximo proceso electoral que se llevará a cabo el 29 de noviembre, ya que no será él quien entregue la banda presidencial, lo cual va en contra de todas las conversaciones que se han realizado hasta el momento.

Un senador demócrata estadounidense consideró que el acuerdo fracasó por el abrupto cambio de postura de la Casa Blanca frente a Honduras, al anunciar que avalaría los comicios, independientemente de si Zelaya era restituido o no.

"Reconocer las elecciones aún cuando el régimen de facto no cumpla con sus compromisos causó el fracaso del acuerdo que el propio Departamento de Estado ayudó a negociar", dijo el jefe de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado, John Kerry.

Diferentes gobiernos latinoamericanos, la Organización de Naciones Unidas (ONU), el Grupo de Río y la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) anunciaron que continuarán con su postura de no avalar el proceso si no es restituido el orden institucional.

Zelaya mantiene la lucha pacífica junto a las fuerzas populares agrupadas en el Frente de la Resistencia. Actualmente permanece en la embajada de Brasil en Tegucigalpa desde el 21 de septiembre pasado tras volver clandestinamente a su país.


teleSUR-Efe-AFP/ dag - MM

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger