Toni Solo
Rebelión

Una discusión de lo que pasa en la economía nicaragüense termina por fuerza en una consideración de diversos temas globales. Hay que tomar en cuenta cosas como el papel del dólar como la moneda de reserva internacional, la volatilidad de los precios de las materias primas, el comportamiento propagandístico de los medios corporativos internacionales o el colapso del sistema financiero estadounidense y europeo. El golpe de Estado en Honduras y la instalación de bases militares en Colombia y en Panamá indican el desarrollo de una simetría inversa entre el militarismo del imperio y su declive económico domestico. La VII Cumbre del ALBA (1) refleja el profundo contraste entre la atrofia del imperio y el sano desarrollo de los países con gobiernos más progresistas de América Latina y el Caribe.

Mucho comentario ha puesto énfasis en la decisión bajo el Presidente Clinton en 1999 de abolir la legislación Glass-Steagall que separaba la banca comercial de los grandes negocios de inversión después de 1929. Casi nadie ha observado las implicaciones todavía más profundas de la expiración en 2000 de la legislación Humphrey-Hawkins, la cuál, en teoría por lo menos, obligaba al gobierno estadounidense y la Reserva Federal de trabajar para sostener el pleno empleo.(2) El economista Henry C.K.Liu ha notado que, entre otras cosas, dice específicamente que el gobierno federal, por medio principalmente de la empresa privada, lograría cuatro metas: el pleno empleo, el crecimiento, la estabilidad de precios y el equilibrio comercial y presupuestario.

Liu comenta lo siguiente, “Implícitamente, la empresa privada debe de ser regulada para alinear estructuralmente las ganancias corporativas con las cuatro metas de la política económica. No se puede permitir que el sector privado prospere por medio de actividades contraproductivas que niegan las cuatro metas de la política económica y que tratan los costos sociales como si fueran externalidades a la actividad empresarial.” Liu añade, “En la económica del bienestar, una externalidad es un costo socio-económico creado por un solo actor de que el pago se impone sobre los demás.” Podría ser el epitafio de la globalización.

La expiración de la legislación Humphrey-Hawkins fue, en efecto, el último adiós a un Estados Unidos gobernado en algún sentido a favor de la mayoría. Fue el Presidente Clinton y la ala Demócrata de la oligarquía estadounidense quienes finalmente y categóricamente entregaron la economía estadounidense a la plutocracia corporativa del país. Una traición parecida ha sido en proceso por muchos años en la Unión Europea. Es el motivo por que, ahora, el gobierno de Estados Unidos y sus aliados europeos, han actuado tan vigorosamente para impedir la bancarrota de sus grandes bancos privados mientras dejan al abandono del desempleo y la indigencia a decenas de millones de personas.

Hay que contraponer ese hecho con la visión de la política económica expuesta por un representante de uno de los países del ALBA, Alberto Guevara, Ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua. En una entrevista reciente, el Ministro Guevara dijo que el esfuerzo del gobierno del FSLN en Nicaragua, dirigido por el Presidente, Comandante Daniel Ortega, “Forma parte de esa visión de no actuar en la política económica como si estuviésemos manipulando números, sino que convertir la política económica en una política social con implicaciones económicas, de tal manera que nosotros cuando tomamos decisiones de política económica en cualquiera de los campos fundamentales de la dirección de la economía nacional, nosotros no nos basamos en estadísticas estrictamente.

“Nosotros nos basamos en miles de nicaragüenses que están detrás de esas estadísticas, esperando resultados, millones de nicaragüenses que están detrás de esas estadísticas, esperando que por fin el sueño de la revolución se cristalice, que se cristalice el sueño de cada mujer y hombre de este país, empeñado en salir adelante, empeñado en ir forjando un destino mejor para sus hijos, para su gente, para su barrio, para su comunidad, para su municipio, para todo el país....Entonces, nosotros estamos trabajando en un proyecto revolucionario que tiene al ser humano en el centro del sistema, en el centro del modelo.”

En América Latina, los países del ALBA construyen un sistema económico sin precedentes, con la persona humana al centro, basado en la solidaridad, la cooperación, la redistribución y la complementariedad. En contraste, el gobierno y legislatura de los Estados Unidos retienen sólo unos pocos elementos remanentes de una visión humanista y humanitaria de la economía política. Vale la pena examinar más este contraste, porque aclara el motivo fundamental de la agresión imperialista militar de los Estados Unidos y sus aliados que probablemente llevará la región a la guerra.


La crisis financiera

La propaganda del mercado libre se calla frente a los hechos que desmienten sus falacias. Por ejemplo, no hay nada libre de mercados que permiten el flujo sin trabas del capital pero restringen ferozmente el movimiento de trabajadores. Y no hay nada libre en que los bancos centrales - en el caso de los Estados Unidos la Reserva Federal – imponen las tasas de interés.

De hecho, entre 2002 y 2003, "La verdadera tasa de fondos, que es la tasa nominal con un ajuste por la inflación, fue negativa por tres años desde octubre 2002 hasta octubre 2005”.(3) “Fue negativa” es una verdad a medias, el jefe de la Reserva Federal y sus colegas la fijaron a esos niveles porque quisieron favorecer ciertos sectores de la economía – bienes y raíces, finanzas y seguros. Aquella intervención permitió una enorme burbuja crediticia de la que la otra cara fue un enorme riesgo de endeudamiento.

El sector financiero estadounidense y europeo asumió de manera informal, sin regulación, actividades que sustituyeron las funciones de control de la creación de dinero de los Bancos Centrales. Desarrollaron nuevas maneras de explotar la volatilidad y las diferencias marginales entre los mercados globales. Con una especie de estupidez calculada por las autoridades económicas y políticas de los países ricos, la inflación del valor de los bienes y el crecimiento desmedido de las diversas índoles de deuda fueron tratadas como si fueran iguales al crecimiento genuino.

Después de abandonar las reglas que con tanto orgullo los policías financieros globales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial han venido imponiendo en los países empobrecidos, los gobiernos de los países ricos ahora imponen un ajuste estructural a sus propios pueblos. A la vez, millones de millones de dólares aparecen para apoyar sus sectores bancarios. Sólo en Estados Unidos se han hecho disponibles un total de US$ 13 millones de millones. En cambio, se cortan los montos relativamente pequeños asignados a reducir la pobreza en la economía doméstica o a la cooperación para el desarrollo en el extranjero.

El presupuesto militar aumenta año tras año. Lo de los Estados Unidos ronda en este año US$700 mil millones. Los aliados de Estados Unidos en la OTAN siguen financiando con decenas de miles de millones de dólares sus intervenciones en Afganistán y otros países. Aparentemente no hay otra manera de hacer las cosas en el mundo fantástico de los países del Bloque Occidental de Estados Unidos y sus países aliados. Los gobiernos de esos países son presos de la cultura e imaginación hipócrita y sádica de su pasado imperialista.


Un libre mercado dónde los bancos están rotos

Hay que olvidar el cuento de hadas del “libre mercado”. Ese modelo teórico nunca ha existido, no existe ahora y jamás existirá. Los bancos centrales y los gobiernos de los países ricos y sus gigantes empresas financieras trabajan juntos para guiar los mercados en la dirección que ellos quieren. Esto es el motivo de las fabulosas garantías extendidas a favor de entidades en Estados Unidos – y sus homólogos en Europa - como Goldman Sachs, J.P.Morgan, Citigroup, Bank of America, Wells Fargo, Morgan Stanley y el gigante de seguros, AIG.

Hay que notar que Goldman Sachs, Citigroup, J.P.Morgan, Morgan Stanley y Bank of America son del grupo elite de empresas autorizadas como Principales Negociantes de Bonos Gubernamentales (Primary Government Securities Dealers) de la Reserva Federal. Son contrapartes vitales de la Reserva Federal en el manejo – y la manipulación – de los mercados globales de monedas, de materias primas, de bonos, de acciones. Sus contrapartes en Europa incluyen los bancos BNP Paribas en Francia, Nomura en Japón, Barclays y RBS en el Reino Unido, UBS en Suiza y Deutsche Bank en Alemania. Canadá participa por medio del Royal Bank of Canada.(4)

Ahora se está permitiendo que el dólar caiga hasta entre 1.50 y 1.55 contra el Euro. Una vez más las materias primas suben. El petróleo ronda los US$80 por barril. El oro ha pasado los US$1100 por onza. Cobre está por encima de los US$290 la libra. El trigo está por encima de los US$510 el bushel. Estas alzas no han sido promovidas solamente porque ayudan a Estados Unidos cerrar su déficit actual. Ese tipo de análisis murió definitivamente con la legislación Humphrey-Hawkins.

Las caídas, subidas y movimientos bruscos en los mercados globales permiten a las empresas financieras gigantes ganar billones de dólares por medio de apuestos, ahora con el dinero de los contribuyentes facilitado por los gobiernos para rescatar los bancos. Adicionalmente, la bajísima tasa de interés fijada por la Reserva Federal permite a los banqueros-timadores tomar prestado el dinero a intereses casi de cero.

El quince de noviembre llega a ser vigente un cambio en las normas contables en Estados Unidos. En otro ejemplo de las falacias del “mercado libre”, aquellas normas también han sido manipuladas para acomodar al sector financiero. Por ejemplo la norma de “marcar-al-mercado” fue abandonada en los primeros meses de 2009 para permitir al sector financiero valorar sus activos a niveles más altos. Así lograron tomar prestado más dinero que habrían podido hacer con los valores antiguos – siempre a intereses de casi cero por ciento. Luego llevan ese dinero para financiar sus apuestas en los casinos de los mercados de materias primas, de monedas internacionales y en las bolsas de valores.

Con las ganancias que sacan de sus apuestas en los mercados hacen de todo – menos invertirlo para generar empleo y actividad productiva en la economía real. Por ejemplo, pagan a sus empleados – ya super-bien-remunerados - billones de dólares extras en comisiones. También compran bonos del gobierno estadounidense – que pagan 3 ó 4 % de interés - para ayudar a la Reserva Federal hacer liquida la deuda gubernamental.

Trabajan juntos con la Reserva Federal en experimentos para nuevas estrategias de controlar una futura inflación por mecanismos diversos como el pago de intereses sobre depósitos que los bancos mantengan con la Reserva Federal, por medio de transacciones complejas de revés-recompra o por medio de la compra de bonos de largo plazo de la Reserva Federal. (5) O, sencillamente resguardan el dinero en espera de las nuevas perdidas que probablemente van a tener que enfrentar.

Uno de los eventos para que tienen que preparar es otro cambio de las normas contables que fue postergado a medianos de 2008 para dar los bancos tiempo para salir de sus apuros. La Regla 140 de la Junta de Normas de la Contabilidad Financiera (Financial Accounting Standards Board) los obliga a ellos incluir en sus balances generales desde el 15 de noviembre de este año las llamadas Entidades de Propósito Especial (Special Purpose Entities). Estos son vehículos que se han usado desde hace muchos años por empresas corruptas – el caso más notorio es Enron – para excluir activos o bienes sin valor de sus balances generales.

El uso de estos vehículos financieros permite a las empresas inescrupulosas de proyectar su valor como si fuera más grande de lo que es. Para tener una idea de los montos en cuestión, en 2008 el Citigroup estuvo expuesto a US$800 mil millones en estos vehículos, JP Morgan Chase a US$600 mil millones, y el Bank of America a más de US$40 mil millones. A pesar de algunos ensayos de valoración supervisados por el gobierno de Estados Unidos en el primer trimestre de 2009 nadie verdaderamente sabe los montos en que van a ser afectados negativamente los balances generales de las grandes entidades financieras cuando el cambio de la Regla 140 entre en efecto. Definitivamente afectará su valor, quizás de una manera dramática. Es otro factor que explica la falta de financiamiento de parte de los grandes bancos estadounidenses a la economía productiva.


De la historia sólo aprendemos que no se aprende nada de la historia

El resultado final de todos los millones de millones de dólares fabricados de la nada para rescatar el sector financiero de los países ricos es que ni los gobiernos, ni los bancos centrales ni las corporaciones financieras de los países ricos han cambiado. El Reino Unido queda estancado en una recesión económica. Ha costado dos años desde el inicio de la crisis en julio 2007 para los líderes financieros de admitir en serio que no todo está como debe de ser en términos de la regulación.

Por ejemplo, el gobernador del Bank of England, Mervyn King reconoció recientemente que, tarde o temprano, habrá que enfrentar el tema de los bancos llamado “demasiado grande a fallar”. (6) Pero qué impacto tendrán estas buenas intenciones dos años demasiado tarde cuando el diputado de King, Charles Bean, puede decir que el alza en los precios de bienes sugiere que la enorme cantidad de dinero creada de la nada para rescatar los bancos “significa que la economía ha tocado fondo”.

El susto que provocan las palabras del Señor Bean es que las autoridades económicas de Europa y de Estados Unidos todavía creen que la inflación del valor de los bienes equivale a un genuino crecimiento económico productivo. Parece que les importa poco los altísimos niveles de desempleo que mucho comentario libre-mercadista descuenta por ser “un indicador tardado” que no refleja lo que está por pasar en un futuro cercano. Ahora la medida más completa del desempleo en Estados Unidos ronda los 18%. Sin embargo, el banco más poderoso del mundo, Goldman Sachs, acaba de premiar sus empleados con comisiones records de más de US$20 mil millones.


Lo que significa la Alianza Bolivariana de los pueblos de nuestra América - ALBA

Es en este contexto que la Séptima Cumbre del ALBA tuvo lugar en Cochabamba en Bolivia. (8) Los reportajes y comentarios en los medios corporativos y en los medios progresistas neocoloniales siempre ignoran o menosprecian lo que significa el ALBA . O aun cuando reconocen que su importancia es para menospreciar los logros, su relevancia y su viabilidad. La realidad es que los países del ALBA tienen una población de más de 75 millones. Los países que conforman la hermana menor del ALBA, el acuerdo regional PETROCARIBE, tienen una población mayor de 90 millones de personas. Si se suman las poblaciones del ALBA y de PETROCARIBE resulta una población total de más de 114 millones.(9)

El motivo del desarrollo exitoso del ALBA hasta la fecha es que pequeños países sólo pueden defender sus intereses si se unen – en todos los sentidos. Es posible que el poder del viejo imperio de Norte América y Europa esté en declive. Aún si eso fuera cierto se están desarrollando nuevas potencias como China o Brasil que no necesariamente van a respetar los intereses de los países pequeños en caso de algún conflicto.

Los países como Venezuela, Bolivia y Ecuador saben qué ha sido la experiencia de Paraguay y Uruguay en el MERCOSUR. Ven que el desarrollo del MERCOSUR ha sido frenado por el dominio del gran empresariado brasileño. Bolivia y Ecuador tienen sus propias experiencias de las políticas despiadadas de las empresas y del gobierno de Brasil. También saben que China está igual de ansioso de llevar los recursos naturales de América Latina como jamás lo fueron los viejos poderes imperialistas. Los países del ALBA saben que sólo unidos van a poder defender sus recursos naturales y sus pueblos de una manera contundente.

Un aspecto importante de la Cumbre en Cochabamba es que podría dejar convencidos a sus participantes de priorizar el desarrollo de sus propias instituciones de integración en el ALBA en vez de perder energía en vanos intentos de desarrollar la integración continental por medio del MERCOSUR o un Banco del Sur. Ambos organismos son dominados por las simpatías neoliberales de la élite brasileña. Como el antiguo Ministro de Hidrocarburos, Andres Solis Rada ha notado, “Brasil, al convertirse en acreedor del FMI e incrementar sus votos en el Banco Mundial (BM), se ha asociado a las naciones opresoras que estrangulan a las naciones oprimidas."(10)

La estrategia e integración del ALBA funciona por dos vías – los amplios compromisos del ALBA en sí y el enfoque más restringido de PETROCARIBE sobre energía y alimentos. Los beneficios de Petrocaribe para sus miembros son mejor liquidez – por medio de acceso al suministro del petróleo en términos favorables (la mitad a pagarse dentro de 90 días y el resto en 20 años a intereses bajos), mayor inversión en la infraestructura energética (incluso fuentes de energía renovables) y apoyo en seguridad alimentaria.

Los países miembros del ALBA tienen acceso a una gama mucho más amplia de opciones económicas, sociales y culturales. Alberto Guevara cree que “El ALBA es el modelo alternativo que estamos desarrollando en América Latina y en el Caribe para que bajo principios diferentes de asociación nos integremos los pueblos hermanos de América Latina y el Caribe. Estoy hablando de principios que nada tienen que ver con los actuales principios que funcionan amañadamente en muchos casos en el contexto de la comunidad financiera internacional, las donaciones, etc.

En el ALBA no existen condicionalidades que afectan la soberanía de los pueblos. No hay. En el ALBA prima el principio de la autodeterminación. Pero también en el ALBA tenemos principios como la solidaridad, la verdadera solidaridad que es aquella solidaridad desinteresada, orientada a ayudarle al que menos tiene, a que vaya alcanzando un nivel de desarrollo como país, como nación, como pueblo.

En el ALBA usted encuentra el principio de la complementariedad. Un principio que no existe en el otro mundo, fuera del ALBA. Es un principio que en primer lugar reconoce el diferente desarrollo relativo por el que hemos transitado los pueblos de nuestra América, en parte incluso, desde quién fue que colonizó estos pueblos, de quién fue que destruyó y robó nuestras materias primas y asesinó a nuestros indígenas para formar la acumulación originaria de sus capitales que configuraron después el capitalismo mundial.

Ese principio de complementariedad es un principio novedoso. Es un principio de justicia. Es un principio de hermandad.”(11)


El ejemplo del ALBA en Nicaragua

El entusiasmo de Alberto Guevara se justifica. En la practica, la experiencia de Nicaragua demuestra que los beneficios del ALBA son extensos y amplios. Las exportaciones de Nicaragua hacia Venezuela aumentaron de US$8 millones al año en 2007, el año en que Nicaragua se sumó al ALBA, hasta más de US$90 millones en lo que va del 2009. El aumento es casi todo en productos agrícolas como frijoles, carne de res y productos lácteos.

La economía agrícola de Nicaragua ha mejorado dramáticamente como resultado de la inversión del gobierno financiado en gran parte por el ALBA. El principio de complementariedad hace que Venezuela acepte pago en especie – en productos agrícolas – equivalente al precio en efectivo del petróleo.

La inversión necesaria para desarrollar la agricultura en Nicaragua procedió de los fondos liberados por los términos favorables de suministro de petróleo de Petrocaribe y de préstamos blandos del Banco Nacional de Desarrollo de Venezuela. Aquella transformación permitió un nivel de exportaciones record en 2008. La caída en exportaciones para 2009 está proyectada de ser menos de 5% relativo a 2008. También hace posible que la producción record del primer semestre de 2009 ayudará al gobierno y los productores manejar los efectos adversos de la sequía del segundo semestre provocada por “El Niño”.

Un aspecto clave del programa del ALBA es la creación de empresas mixtas entre los países miembros de ALBA como una respuesta al despojo practicado por las empresas transnacionales de los países ricos. En el campo energético la empresa mixta venezolano-nicaragüense Albanisa, para finales de 2010, va a poder importar y almacenar todo el petróleo requerido por la economía de Nicaragua. Entonces, Nicaragua será independiente de la transnacional gigante Exxon que siempre ha manejado las importaciones de petróleo a Nicaragua, hasta este momento.

En sólo dos años el ALBA ha aportado 290 megawatts adicionales al sistema de generación de energía eléctrica en Nicaragua. Esto libera a los consumidores de la amenaza permanente de cortes de energía constantes que experimentaban durante 2006 bajo el gobierno anterior, resultado de 16 años de falta de inversión bajo los principios del Consenso de Washington. Nicaragua consume alrededor de 520 megawatts diario.

Los términos favorables de Petrocaribe han permitido que los fondos liberados se dirigen a subsidios para el sistema de transporte público que protegen los usuarios y operadores de los efectos caóticos de la volatilidad del precio de petróleo. En Managua, la ciudad capital del país, la enorme mayoría de la población son de bajos ingresos económicos y pagan la mitad de lo que de otra manera habrían tenido que pagar. Los precios para viajes interurbanos también se han mantenido estables desde el choque de la alza del precio de petróleo en el primer semestre de 2008.

La inversión en infraestructura facilitado por el ALBA incluye una refinería y un complejo petroquímico en la región occidental de Nicaragua al lado del Pacífico. Las obras preparativas ya han empezado. En la Región Norte de la Costa Atlántica sigue la reconstrucción después de Huracán Félix que incluye mejoras al puerto de Bilwi (Puerto Cabezas) y el trabajo para mejorar la carretera que une Bilwi con el lado del Pacífico del país vía Matagalpa. Están planificados cinco proyectos agro-industriales para 2010 en adelante. El ALBA también financia programas de vivienda y de mejoras a las calles en todo el país.

Entre otros programas el ALBA promueve Misión Milagro que ha dado atención oftalmológica a más de 60,000 personas en Nicaragua desde 2008. ALBA financia brigadas médicas cubanas que trabajan en zonas rurales del país que en el pasado siempre han padecido de escasa cobertura médica, especialmente en la Costa Atlántica. Programas culturales y deportivos han creado oportunidades para miles de jóvenes nicaragüense de seguir cursos de estudio y de capacitación que de otra manera no habrían podido realizar. El logro emblemático del ALBA ha sido la eliminación de analfabetismo en Nicaragua – igual que en Bolivia.


El ALBA en la región

El ALBA hace todo eso no solamente en Nicaragua sino en todos sus países miembros – aparte de las inversiones y programas menos extensos en los países miembros del Petrocaribe. Todo esa inversión está dirigida, no a sustituir sino a complementar la ayuda y cooperación existente de parte de los países del Bloque Occidental. Pero a la vez el ALBA libera los países del chantaje tradicional por medio de la ayuda y el comercio practicado por los países imperialistas. Esto fue claro en el caso de la cancelación de parte de Estados Unidos de US$60 millones de los fondos de la Cuenta Reto del Milenio sobre el falso pretexto de las alegaciones de fraude electoral en los comicios municipales de 2008. La mayoría de ese monto cancelado fue repuesto con fondos de ALBA.

El ALBA y Petrocaribe garantizan una estabilidad sin precedentes para sus países miembros. Sin embargo, Estados Unidos, Canadá y Europa siempre acusan a Venezuela de ser una influencia desestabilizadora en la región. Por supuesto, lo que quieren decir es que Venezuela obstaculiza sus planes para seguir dominando América Latina y el Caribe. Ese dominio se ha mantenido en las últimas décadas por medio de los mecanismos neocoloniales de la cooperación para el desarrollo, la deuda externa y el comercio injusto. Un ejemplo del desafío que representa el ALBA para los países imperialistas del Bloque Occidental es que los países del ALBA ya tienen su propio banco – el Banco del ALBA.

En la Cumbre de Cochabamba en octubre, los países del ALAB tomaron un paso vital hacia su integración como una comunidad económica regional con la introducción del Sistema Unitario de Compensación Regional (SUCRE). El SUCRE entra en vigencia en enero 2010 y es el primer paso hacia una moneda común. Implica que eventualmente los países del ALBA no van a tener que comprar dólares para pagar sus importaciones – por ejemplo del petróleo venezolano – de los demás países del ALBA. Es otro golpe pequeño pero eficaz contra la viabilidad del dólar estadounidense como moneda de reserva internacional global.

De nuevo Henry C.K.Liu, " el comercio global después de la Guerra Fría se transmutó en una forma nueva del imperialismo económico en que las economías avanzadas y fuertes explotaron las economías subdesarrolladas y débiles. Esto se logra al negar a los gobiernos soberanos su derecho de desplegar su crédito soberano para el desarrollo nacional y forzarlos a depender de capital extranjero denominado en la moneda de papel del país con hegemonía monetaria.”


El desafío de ALBA para el imperio

Ese 17 de octubre de 2009 en Cochabamba los países del ALBA notificaron al imperio de su determinación de recuperar su derecho soberano para usar su propio crédito soberano para el desarrollo nacional y regional. Esto es sólo un motivo extra para alentar todavía más las agresiones diarias diplomáticas y mediáticas de los gobiernos del Bloque Occidental y sus medios corporativos propagandísticos. Hay tres otros motivos subyacentes que fundamentan el continuo cinismo y falsedad del gobierno de Estado Unidos y sus aliados.

Primero es que se ve – aún en el breve y escueto resumen que se ha dado aquí – el tremendo impacto del ALBA y de Petrocaribe en el desarrollo nacional y regional en América Latina y el Caribe. En esa esfera, ALBA demuestra que la ayuda para el desarrollo, las políticas del comercio y la manipulación de la deuda externa son nada más que una maquinaria perversa, diseñada a propósito, para retardar el desarrollo genuino y soberano de los pueblos. El ALBA es un reto al que el Bloque Occidental no tiene una respuesta eficaz dentro de su esquema actual – aparte de su capacidad militar.

El tema de la alfabetización demuestra esta verdad muy bien. En sólo tres años el ALBA ha eliminado el analfabetismo en Bolivia y en Nicaragua. Los programas de cooperación para el desarrollo de los países del Bloque Occidental no han podido hacer algo parecido en países como Guatemala, Honduras o El Salvador. Si uno pregunta por qué eso debe de ser así, la respuesta claramente es porque los países ricos y sus aliados locales no tienen la voluntad de hacerlo. El contraste revela que las declaraciones de los países ricos con respecto a un supuesto compromiso con la reducción de la pobreza es una retórica zonza.

El segundo de los tres motivos por la agresión del Bloque Occidental contra los países del ALBA es que a nivel internacional los países del ALBA pegan golpes mucho mayores que su peso individual. El ALBA ha aumentado su promoción de la cooperación Sur-Sur en sus relaciones no sólo con India y China, sino también con países como, por ejemplo, Argelia, Vietnam, Libia e Irán. Ecuador y Venezuela son miembros del OPEP. El ejemplo del ALBA será un tema principal en la importante Conferencia de Cooperación Sur-Sur programada para inicios de diciembre este año en Kenya.

Los otros países del ALBA probablemente seguirán el ejemplo de Nicaragua de reconocer a Abjazia y Osetia del Sur, los dos Estados que se independizaron de Georgia en 2008. Rusia participa en las reuniones del ALBA como observador. En temas desde Sri Lanka, hasta Sahara Occidental, hasta Palestina, los países del ALBA siguen su propia agenda no-alineada y anti-imperialista. En ese sentido también el ALBA es un ejemplo que los países del Bloque Occidental quieren aplastar.

Una tercera razón por qué los países del Bloque Occidental odian tanto al ALBA es que los países del ALBA sí son verdaderamente comprometidos a luchar contra el narcotráfico y han sido eficaces en hacerlo. Esto incomoda al gobierno de Estados Unidos por dos motivos. Uno es que sus contrapartes del sector financiero corporativo dependen mucho por la liquidez de sus operaciones en las decenas de millones de millones de dólares que fluyen anualmente por los paraísos fiscales internacionales. Por medio de estos paraísos fiscales se lavan cientos de miles de millones de dólares procedentes del negocio internacional del narcotráfico – y demás crimen organizado – para facilitar las operaciones del sistema financiero internacional.


La amenaza militar

A pesar de los más de US$6 millones de millones de dinero de los contribuyente estadounidenses invertidos en la “guerra contra la droga” en Colombia, las exportaciones de la cocaína siguen iguales. En Afganistán, a pesar de la “guerra contra la droga” y también la “guerra contra el terror”, las exportaciones de la heroína han alcanzado niveles record. Ahora, con el Plan Mérida, Estados Unidos está ayudando a sus industrias militares y de la seguridad con apoyo al gobierno de México – igual como ha hecho en Afganistán, Colombia e Irak – por medio de otra iniciativa exagerada de su falsa “guerra contra la droga”.

Evidentemente, el narcotráfico es una de las industrias más importantes para los Estados Unidos. Satisface la demanda desmedida de los consumidores estadounidenses. Provee beneficios económicos esenciales para su sector financiero. Sostiene de manera significativa sus industrias militares y de seguridad. No es para nada que Estados Unidos tiene, por mucho, la población encarcelada más grande del mundo.

Cuando se preguntó a Alberto Guevara en la entrevista citada arriba si el Ministro creía que el expansionismo estadounidense fuera el corolario inevitable de su declive económico, el Cro. Guevara comentó, “La historia nos ha enseñado que siempre que hay una crisis doméstica, la salida ha sido la reactivación del complejo militar-industrial. Toda la historia reciente, de la guerra en Corea, desde la guerra de Vietnam, desde la guerra del Golfo, de la guerra en Irak, en Afganistán, todas, además del concepto natural de guerra que es que el resultado final siempre ha sido la repartición del mundo de tal manera que la guerra sea la expresión de la economía en su máxima intensidad.”

El gobierno estadounidense ha apoyado tácitamente el golpe de Estado militar en Honduras, en parte porque el derrocado Presidente Manuel Zelaya apoyaba al ALBA con mucho compromiso. El Departamento de Estado usaba al Presidente Oscar Arias de Costa Rica como su herramienta para facilitar un acuerdo marco que permitía períodos esporádicos de un espurio “dialogo” para poder llegar a las elecciones del fin de noviembre sin ningún compromiso concreto a favor del Presidente Zelaya. Ahora parece seguro que un conflicto violento vaya a surgir en Honduras. En México el aumento del apoyo estadounidense para la “guerra contra la droga” amenaza con profundizar lo que ya es una crisis social y económica fuera del control del gobierno usurpador de Felipe Calderón.

En Colombia, el ganador del Premio Nóbel de la Paz, Presidente Barack Obama, sigue desestabilizando la región por medio de las cinco o siete nuevos bases militares en ese país. Aun Brasil, que tiene sus tropas en Haití, a la cabeza de la ocupación militar de ese país por la ONU, ha expresado su inconformidad con la decisión del Presidente Obama. El Presidente Obama también ha acordado instalar dos nuevas bases navales en Panamá. También ha reactivado un antiguo centro de comunicaciones y espionaje en Costa Rica a un costo mayor de US$10 millones.

La economía estadounidense está en ruinas con pocas probabilidades que el desempleo va a volver a los niveles anteriores a la crisis hasta 2017. Como respuesta a esta catástrofe. El Presidente Obama, los oligarcas plutócratas que lo financian y sus aliados del Bloque Occidental están claramente comprometidos en una apuesta doble-o-nada para recuperar su dominio por medio de un expansionismo militar imperialista y el fomento de una crisis regional. Están decididos usar una agresión de espectro pleno contra los países del ALBA. Creen que el hostigamiento militar y el terror de Estado es la mejor opción para los países del Bloque Occidental para forzar a los países de la región de, cómo lo formula Henry C.K.Liu, “depender del capital extranjero denominado en la moneda de papel del país con hegemonía monetaria.”

---

Notas

1. Los nueve países del ALBA (Antigua y Barbuda, Bolivia, Cuba, Dominica, Ecuador, Honduras, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas y Venezuela) se reunieron en Cochabamba, Bolivia, el 16 y 17 de octubre 2009. La declaración de la cumbre está aquí: http://tortillaconsal.com/tortilla/node/4108

2. "Money Markets and Commodity Markets. Part I: Money Markets - Integrity Deficit Has Its Price", Henry C.K. Liu, http://www.henryckliu.com/page198.html

3. "Greenspan Forgets Where He Put His Asset Bubble:", Caroline Baum, Bloomberg March 12th 2009

4. La lista completa de Primary Dealers al 27 de julio 2009 fue:

BNP Paribas Securities Corp ; Bank of America Securities LLC; Barclays Capital Inc.; Cantor Fitzgerald & Co.; Citigroup Global Markets Inc.; Credit Suisse Securities (USA) LLC; Daiwa Securities America Inc.; Deutsche Bank Securities Inc.; Goldman, Sachs & Co.; HSBC Securities (USA) Inc.; Jefferies & Company, Inc.; J. P. Morgan Securities Inc.; Mizuho Securities USA Inc.; Morgan Stanley & Co. Incorporated; Nomura Securities International, Inc.; RBC Capital Markets Corporation; RBS Securities Inc.; UBS Securities LLC.

5. "Federal Reserve Power Unsupported by Credibility", Henry C.K.Liu - http://www.henryckliu.com/page199.html

6. "Mervyn King launches blistering attack on £1tn banks bailout", Ashley Seager and Jill Treanor, Guardian, October 21st 2009

7. "BOE More Likely to Expand Bond Purchases on GDP Slump (Update1)", By Brian Swint and Jennifer Ryan, Bloomberg October 23rd 2009

8. Declaración de la VII Cumbre del ALBA-TCP, Cochabamba, Bolivia, 17 de octubre de 2009 - http://tortillaconsal.com/tortilla/node/4108

9. En comparación las poblaciones siguientes, Brasil 190 millones, Rusia 140 millones, Japón 127 millones, Reino Unido 62 millones, Alemania 82 millones.

10. "Brasil, el FMI y el Banco Mundial" Andrés Soliz Rada, Rebelión, 25-10-2009 - http://www.rebelion.org/noticia.php?id=93932

11. Entrevista con el Cro. Alberto Guevara, Ministro de Hacienda y Crédito Público de Nicaragua, 8 de octubre 2009 - http://www.tortillaconsal.com/alberto_guevara_8-10-09.html

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger