El golpe que no es de ahorita es el golpe de lo diario, de lo cotidiano; el que golpea en vertical y horizontal; el que se conjuga en pasado, presente y futuro; el que desconoce la equidad de género; el golpe de cargar el hambre familiar en la espalda, de mirar en la distancia y solo ver sus propios brazos; el golpe que desgarra las entrañas ante la conciencia de ser madre y ver el futuro de sus hijos sin patria.

El golpe golpea de nuevo a las golpeadas: a la mujer pájara que no la han podido doblegar ni el tiempo ni el espacio; a la esencia magna de infinita resistencia, porque ella no busca tener valor, es el valor mismo; porque no busca la paz, es la paz misma. Por eso el golpe la agrede , la tortura , la arremete y en esta batalla de gases y toletes, la mujer se eleva en la lucha, se eleva hasta el martirio y habla con Dios y es ave María, porque mira como madre, siente como madre y ve, en todos los marchan, a sus hijos.

La mujer en la patria ha sido patria. Patria maternal donde se incuba todo el dolor proletario; patria donde renace en su palabra el nuevo sol de la esperanza. Porque es patria cobijo, es patria libertad, patria regazo de ternura, patria bastión, patria fusil, patria trinchera, patria lágrima, patria madre, patria mujer, mujer de puño en alto, mujer tierra, mujer cosecha, mujer marcha, mujer milagro, mujer multiplicadora, mujer palabra, mujer bandera, mujer muchas veces patria.

Hay de mujeres a mujeres: la que marcha con la libertad a cuestas, que pelea con los destinos preelaborados, que hace caminos, que tiene soledades colgando en sus haberes; la mujer de guerras infinitas e infinitas luchas. Es la mujer caminante, la mujer amazona cabalgando en sus ideales. Y hay mujeres hombras que viven con sus mujeros y multiplican los panes y los peces. Y está la mujer abrazo, abrazando al hermano y a la hermana, curando heridas, reinventando historias, muriendo y renaciéndose cada día. Hay mujeres palabras que inventan ejércitos de la nada. Esas ganan batallas, las he visto correr en esas calles con su fusil al hombro guiando la libertad en su marcha.

También he visto a la mujer perfume, mujer cirugía, mujer minuto, mujer escaparate, mujer vestido, mujer vaso, mujer cualquier cosa: mujeres que se mueren y no reviven; mujeres tan mortales, que viviendo no viven; mujeres que no tienen palabra, porque hablan por ellas los demás. Son mujeres de cristal, quizás no son mujeres; de éstas, poco se puede hablar.

En mi patria, conozco a la mujer resistencia. La he visto en su danza revolucionaria, tan inmortal en su trinchera, bebiendo junto a su hermano el mismo cáliz del golpe, recogiendo pedazo por pedazo una democracia en agonía, tejiendo con sus manos sangrantes los vestidos de la libertad, amasando el barro para crear una nueva mujer y un nuevo hombre; sin serpientes, ni manzanas prohibidas, y pariendo abeles sin caínes. La mujer resiste en resistencia, porque tiene experiencia en resistir, porque es pájara con alas de resistencia, porque es resistencia con vuelos de libertad.

Debora Ramos
Fuente: http://voselsoberano.com/v1/index.php?option=com_content&view=article&id=2075:golpe-mujer-y-resistencia&catid=2:opinion

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger