Agencias

Diputados partidarios del presidente de Honduras Manuel Zelaya presionaban este lunes para que el Congreso se reuniera rápidamente y decida sobre la restitución del líder, punto principal de un acuerdo para cerrar la crisis originada tras el golpe de Estado.

Tegucigalpa, 2 noviembre del 2009. Delegados del presidente Manuel Zelaya y del ¨Gobierno¨ golpista presidido por Roberto Micheletti alias (Goriletti) llegaron el viernes a un acuerdo que dispone que el Congreso debe votar si restituye al líder, luego que parte del cuerpo legislativo apoyó su derrocamiento el 28 de junio por considerar que violó la Constitución para buscar su reelección.

Ahora, la disyuntiva está en cuándo será tomada la decisión en vista de que el Congreso unicameral de Honduras de 128 diputados se encuentra en receso mientras los legisladores hacen campaña para las elecciones presidenciales del 29 de noviembre.

Diputados afines del presidente constitucional Zelaya dicen que si no hay convocatoria este lunes, llamarán a una sesión extraordinaria de acuerdo a lo considerado en facultades del reglamento legislativo.

Mientras que partidarios al Golpista Micheletti creen que la votación debe aplazarse hasta después de las elecciones.

El diputado liberal zelayista Javier Hall dijo que los legisladores del Partido Liberal -con 62 diputados en el parlamento- se reunirán el lunes para forzar una convocatoria a la sesión de restitución, si es que la directiva del Congreso no lo hace antes.
Rasel Tomé, asesor político de Zelaya, dijo a Radio Globo que tenía información de que el procedimiento de convocatoria está en marcha y que el martes puede haber una sesión.

No obstante, el jefe de bancada del opositor Partido Nacional, Antonio Rivera, comentó a Reuters que hasta ahora no hay información de una convocatoria y que si la hubiese lo sabría.

El acuerdo, que los negociadores de Zelaya y Micheletti llaman por nombres distintos, ha suscitado fuertes diferencias de interpretación.

Zelaya sostiene que sólo hay acuerdo si es restituido en el cargo y que debe cumplirse esta semana, mientras que los partidarios de Micheletti dicen que sólo debe votarse la restitución y que el acuerdo se cumple incluso si el resultado no favorece al mandatario depuesto.

El acuerdo de Tegucigalpa, como lo llaman los partidarios de Zelaya, o de Guaymuras, como le dice el ¨Gobierno¨ gospista, tendrá su primera prueba el jueves, cuando debe estar conformado un Gobierno de unidad con secretarios y subsecretarios de distintos grupos políticos y sociales.

Para el martes está prevista la conformación de una comisión de verificación de los acuerdos, con la llegada de los representantes designados por la Organización de Estados Americanos (OEA): Hilda Solis, secretaria del Trabajo de Estados Unidos y el ex presidente chileno, Ricardo Lagos.

0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comenta lo que gustes, critica, aconseja o dinos cualquier cosa que desees, pero no olvides evitar ofender verbalmente... gracias.

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger