El camaleón que finalmente no sabía de qué color ponerse

Augusto Monterroso

En un país muy remoto, en plena Selva, se presentó hace muchos años un tiempo malo en el que el Camaleón, a quien le había dado por la política, entró en un estado de total desconcierto, pues los otros animales, asesorados por la Zorra, se habían enterado de sus artimañas y empezaron a contrarrestarlas llevando día y noche en los bolsillos juegos de diversos vidrios de colores para combatir su ambigüedad e hipocresía, de manera que cuando él estaba morado y por cualquier circunstancia del momento necesitaba volverse, digamos, azul, sacaban rápidamente un cristal rojo a través del cual lo veían, y para ellos continuaba siendo el mismo Camaleón morado, aunque se condujera como Camaleón azul; y cuando estaba rojo y por motivaciones especiales se volvía anaranjado, usaban el cristal correspondiente y lo seguían viendo tal cual.

Esto sólo en cuanto a los colores primarios, pues el método se generalizó tanto que con el tiempo no había ya quien no llevara consigo un equipo completo de cristales para aquellos casos en que el mañoso se tornaba simplemente grisáceo, o verdiazul, o de cualquier color más o menos indefinido, para dar el cual eran necesarias tres, cuatro o cinco superposiciones de cristales.

Pero lo bueno fue que el Camaleón, considerando que todos eran de su condición, adoptó también el sistema.

Entonces era cosa de verlos a todos en las calles sacando y alternando cristales a medida que cambiaban de colores, según el clima político o las opiniones políticas prevalecientes ese día de la semana o a esa hora del día o de la noche.

Como es fácil comprender, esto se convirtió en una especie de peligrosa confusión de las lenguas; pero pronto los más listos se dieron cuenta de que aquello sería la ruina general si no se reglamentaba de alguna manera, a menos de que todos estuvieran dispuestos a ser cegados y perdidos definitivamente por los dioses, y restablecieron el orden.

Además de lo estatuido por el Reglamento que se redactó con ese fin, el derecho consuetudinario fijó por su parte reglas de refinada urbanidad, según las cuales, si alguno carecía de un vidrio de determinado color urgente para disfrazarse o para descubrir el verdadero color de alguien, podía recurrir inclusive a sus propios enemigos para que se lo prestaran, de acuerdo con su necesidad del momento, como sucedía entre las naciones más civilizadas.

Sólo el León que por entonces era el Presidente de la Selva se reía de unos y de otros, aunque a veces socarronamente jugaba también un poco a lo suyo, por divertirse.

De esa época viene el dicho de que

todo Camaleón es según el color del cristal con que se mira.


Fuente: MIMALAPALABRA

EL GENERAL PILATOS

El general Romeo Vásquez era el jefe de las Fuerzas Armadas de Honduras el día que un comando militar secuestró al presidente Manuel Zelaya y lo sacó del país en pijama. Y lo sigue siendo ahora, tres meses después, con Roberto Micheletti en el mejor sillón de la Casa Presidencial. Pero el general Vásquez sigue sin reconocer su participación en los hechos. Con una sonrisa en la boca, recita una frase que a él le suena rotunda: "Hay quien dice que fue un golpe militar. Si de verdad lo hubiese sido, yo sería ahora mismo el jefe del Estado". Sin embargo, la sonrisa se borra de su rostro cuando se le pregunta por el secreto mejor guardado de Honduras:

-Periodista: General, ¿quién dio la orden de sacar a Zelaya del país?

-Romeo Vásquez: Bueno, esas situaciones se manejan a nivel de lo que son otros juzgados competentes....

-Periodista: Pero alguien les daría la orden....

-Romeo Vásquez: Bueno, vayan a preguntar a los juzgados, ahí están siendo manejadas las situaciones...

-Periodista: Pero ustedes tenían el control en ese momento. ¿Quién tomó la decisión? ¿Quién lo sacó?

-Romeo Vásquez: Bueno, son los juzgados los que...

-Periodista: Pero hay políticos que dicen que ustedes se extralimitaron en esa decisión...

-Romeo Vásquez: Nosotros no podemos hacer declaraciones porque hay una investigación en proceso y por tanto tenemos que respetar... Eso es lo que nosotros debemos hacer, respetarnos.

Y el general Romeo Vásquez, fuertemente escoltado, se escabulle del acoso de los periodistas, se sube a su camioneta blindada y se va.

Fuente: MIMALAPALABRA


Tegucigalpa (AFP).-El jefe del Estado Mayor Conjunto de Honduras, el general Romeo Vásquez Velásquez, dijo este martes que una solución al conflicto generado por el golpe de Estado del 28 de junio podría llegar en los próximos días.

"Veo que rápidamente estamos llegando a una solución, que es lo que todos estamos esperando", manifestó el máximo jefe militar hondureño en una entrevista con la televisión local.

Vásquez no especificó el contenido del arreglo que, según dijo, es promovido por diferentes sectores de la sociedad hondureña, pero afirmó que "se va a lograr siempre y cuando haya disposición de las partes de sentarse a dialogar".

"En el ambiente se percibe esa disposición de diferentes sectores que están buscando una salida (...), lo que tenemos que hacer ahora es empezar a crear niveles de confianza apropiados", para hacer posible el acuerdo, señaló.

El canciller del régimen de facto, Carlos López Contreras, también dijo el domingo que diferentes sectores de la sociedad hondureña están empeñados en un diálogo para llegar a una solución del conflicto, aunque tampoco reveló detalles.

El depuesto presidente Manuel Zelaya permanece desde hace ocho días refugiado en la embajada brasileña en Tegucigalpa, tras regresar subrepticiamente al país.

Fuente: http://tiempo.hn/secciones/crisis-politica/4672-romeo-vasquez-preve-pronta-solucion-a-crisis-politica

Tegucigalpa - El depuesto presidente Manuel Zelaya Rosales expresó ayer por la vía telefónica desde el interior de la Embajada de Brasil, donde está en calidad de huésped desde el lunes de la semana anterior, que continúa abierto al diálogo a fin de buscar una solución pacífica al conflicto político que vive el país, como producto del golpe de Estado en su contra.

En una entrevista exclusiva brindada a Canal 11, Zelaya condenó el Decreto Ejecutivo que restringe las garantías constitucionales de las personas y la libre expresión, por lo que llamó a sus seguidores que defiendan el derecho a la organización y la protesta porque así lo establece la Constitución de la República, al tiempo que habló de la represión a la que sigue sometido.

Según Zelaya Rosales, ha recibido diferentes propuestas de la empresa privada, las Fuerzas Armadas y los diferentes sectores, que se están manifestando que Honduras no puede sostenerse bajo un mandato de ingobernabilidad, bajo un esquema de confrontación “y que debemos de retornar al diálogo para buscar la paz que ha perdido Honduras tras el golpe de Estado del 28 de junio”.

PREGONA LA PAZ
Sobre el llamado que le ha hecho la comunidad internacional que le ha pedido no haga más llamados a la insurrección, el entrevistado expresó que “todo llamado prudente a la paz y a la convivencia ciudadana son llamados que tenemos que reconocerlos; yo pregono la no violencia y esto ha evitado muchas muertes y confrontaciones en estos momentos de crisis”.

El mandatario expresó que por la paz de Honduras respetará los Acuerdos de San José en caso que sea firmado por ambas partes, “siempre y cuando no se le afecte la dignidad de la solemnidad del Presidente y la representación de lo que yo significo para los presidentes de América Latina; cualquier arreglo que no afecte la dignidad siempre será bien visto, apoyado y aprobado por nosotros”.

Sobre las recientes declaraciones del general Romeo Vásquez Velásquez, quien afirmó que el conflicto está a punto de resolverse, el gobernante depuesto expuso que hay señales de buena voluntad de todos. “Por lo menos son señales que las recojo y las analizaremos, rectificar también tiene buena señal; lo incorrecto es desconocer que en Honduras estamos en una crisis política”, añadió.

OSMIN GARCIA
Foto. TIEMPO

http://salonkritik.net

Las ideas dominantes no son nunca directamente las ideas de la clase dominante
Slavoj Zizek [1]


i.

Claro está que Zizek se equivoca: sin duda las ideas dominantes son siempre las ideas de la clase dominante, sobre todo porque sólo podemos llamar dominante a aquella “clase” –aquella comunidad usuaria de narrativas compartidas- que triunfa en imponer sus ideas –digamos mejor su ideología, que ciertamente no es lo mismo.

ii.

Ello no obstante, admitamos varios matices. Primero: las ideologías no expresan inmediatamente las ideas, el pensamiento –ni mucho menos los intereses. Al contrario, los encubren, los enmascaran. Por lo tanto, nunca podríamos esperar sinceridad –inmediatez, correspondencia "directa"- en la expresión de su pensamiento del mundo –cuando la clase dominante formula su ideología. Todo lo contrario, ella siempre enuncia un relato falsificador, que dice lo que no se piensa –pero sobre todo no dice lo que de verdad se piensa, lo que de verdad se quiere: claro está, el poder, la hegemonía.

De modo que, en efecto, las ideas dominantes no son nunca verdaderamente las ideas de la clase dominante.

Es por esto que toda crítica de la ideología debe empezar por desenmascarar, por cuestionar los relatos bienpensantes, administradores de la carga de moralina con la que se amaña el mapa de las distribuciones del poder y las presuntas resistencias contra él –a beneficio de que quien lo ostenta pase en ello tan desapercibido como pueda.

Como, de hecho, puede.

iii.

Así que, por supuesto, no podemos esperar ya de la ideología que sea transparente -se acabó el tiempo de facilidades que para la crítica de la ideología representaba, si lo hizo, el “pensamiento -conservador- único”`[2]. No podemos esperar una ideología que evidencie las ambiciones e intereses de dominación de quien la formula. Fundamentalmente porque su conquista de una posición de dominación realmente no se realiza gracias a la imposición de lo que el relato que enarbola predica. Digamos que el juego consiste más bien en expender aquel relato que más conviene para alcanzar y perseverar en la posición de hegemonía y dominación (y luego nunca es necesario realizar lo predicado, una vez la posición se ha conquistado). El ejercicio del poder es, sobre todo, una práctica. Para cuyo desarrollo la producción del relato que la facilita es tanto más eficiente cuanto más disimula que ella se ejerce.

O qué pensábamos: ¿que la crítica de la ideología habría de seguir siendo siempre -nunca lo fue, pero esto parece haberse olvidado- la crítica de los discursos transparentes -de malignidad moral confesa y visible? Todo lo contrario: la pretensión de que el malvado es además estulto es tan ridícula en manos del crítico de la ideología -como que constituye el mejor escondrijo y la mejor coartada, precisamente para el dominante (el poderoso, sin un pelo de idiota).

Si es que éste -el mejor escondrijo- no es el de hacerse pasar él mismo por el propio crítico del sistema -ejerciendo "desde dentro", eso sí, y en alianza indisimulada justamente con el que manda (llaman a esto crítica institucional).

iv.

De este modo, una distinción se impone urgente: aquella que nos ayude a diferenciar y distinguir los imaginarios de dominación de los dominantes. Estos no van ya a venirnos de cara: sino, al contrario, travestidos de antihegemónicos, de antisistémicos, de antagonistas, abanderando sus astutas y oportunistas retóricas de la resistencia.

Y la pregunta obligada: ¿pero entonces, cómo sería posible diferenciarlos? Claro está, por sus prácticas. Y tomando acaso los lugares desde los que se enarbolan como pistas. ¿O no es sospechoso que tantas veces esas retóricas nos vengan ahora dispensadas “contradiscursivamente” desde los centros mismos del poder, desde las mismas Instituciones que lo instituyen y administran?

Tanto más: cuando vemos que no sólo actúan como generadoras-activadoras de prácticas de representación, sino que además avanzan omniacaparadoras para ponerse también “al otro lado de la cámara”, empuñándola sin disimulo. En el lugar del saber crítico sobre tales prácticas, en el lugar del juez al tiempo que la parte, invadiendo y ocupando tan indiscriminada y ambiciosamente la zona del juicio de valor, y saber, -que realmente no le quede ya espacio, ni fisura, ni grieta siquiera, para poder ejercer el trabajo crítico, a ninguna producción analitico-discursiva que no tenga de antemano su complicidad (con lo que habría de juzgar) rendida, entregada, cautiva y so-juzgada.

v.

Para terminar: pongamos que todavía en un sentido más sea un poco cierta la sugerencia zizekiana. Que, en efecto, las ideas dominantes no sean del todo y directamente las de la clase dominante -esta última vez en el sentido de la autoría de su producción originaria. Pongamos que la clase dominante no tuviera en efecto demasiada capacidad -o más bien ningún interés, los antagonistas las fabricamos mejor- para producirlas, para pensarlas, para crearlas; y prefiera en cambio invertir su tiempo -y sus economías, reduciendo además significativamente los costes- en hacerlas poco a poco suyas, en apropiárselas -una vez abaratadas.

Es esto lo que con lucidez casi hiriente han puesto en evidencia Boltanski y Chiapello en su Nuevo Espíritu del Capitalismo -cómo en efecto la forma reciente que éste ha adquirido sería impensable sin la absorción creciente que en la institución contemporánea de su forma ideologizada (y cuando hablamos de un capitalismo cultural, informacional, ello lo es casi todo) se ha ido dando de las formulaciones que le oponían sus críticas. Y muy en particular, como es bien sabido -por quien les haya leído-, la crítica-artista -desde el sesentayocho hasta nuestros días.

Y es esto también lo que hace que justamente el análisis de los conceptos y sus viajes -el viaje que por ejemplo realizan las ideas para verse convertidas de conceptos en cantinelas aprendidas- sea el método más poderoso -en el horizonte del análisis cultural- para desenmascarar el modo en que aquella fabricación de retóricas potenciadas en su origen -en su originación activa, poiética casi diría- para el ejercicio crítico, pueden ser poco a poco absorbidas y transformadas -esto es lo que sería su misión detectar y desenmascarar- en desactivados dispositivos de poder. Los imaginarios de antagonismo y contra-dominación en imaginarios dominantes, las retóricas de la resistencia en la ideología hegemónica, en la cháchara más propia y característica de nuestro tiempo, en la discursividad dominante en el espacio del contemporáneo y triunfante, en el orden de los discursos y las formaciones simbólicas, “capitalismo antagonista”.

Notas

[1] Tomo la cita de Zizek (la cursiva la pongo yo) de un artículo de Juan Francisco Ferré recientemente republicado aquí mismo, en salonkritik. Acaso, por otro lado, el título de “Retóricas de La Resistencia” no sea del todo ajeno a la publicación, también reciente, de un álbum de The Muse que lleva por título, precisamente, La Resistencia. La imagen, finalmente, tomada de la exposición "UTOPIA FOR SALE", recién inaugurada en la Akademie der Künste Berlin.

[2] Ése que nunca fue tal: ni único, ni mucho menos pensamiento.


Sergio Tischler
Rebelión

A mis amigos hondureños
En resistencia

1

Una de las mayores falacias que circulan por los medios y los círculos oficiales es presentar la crisis hondureña como una suerte de anormalidad de un sistema político que, a pesar de ciertos tropezones, funciona bien y constituye el único horizonte posible y deseable. Por esa razón, se argumenta, lo que hay que hacer es perfeccionar la democracia liberal. Siempre nos vamos a encontrar, se dice, con escollos en el camino, pero la democracia liberal es el horizonte que marca el camino.

2

Sin embargo, la crisis hondureña está demostrando los límites del sistema. Nos relata de nuevo la vieja historia de cómo la elite política y económica (la clase dominante) está dispuesta a romper con la institucionalidad, creada por ella misma como mecanismo de dominación, cuando se siente amenazada. Es el miedo constitutivo de la dominación de clase.

En este caso, la crisis ha puesto de manifiesto una vez más que la tolerancia no es algo inscrito en las prácticas de la dominación de la elite hondureña. Eso, porque la tolerancia implica la seguridad de la dominación, es decir, que la elite se da el lujo de ser tolerante cuando se siente segura de su hegemonía. Pero una elite que siente pavor ante la eventualidad de que, por las fisuras de la institucionalidad política, se pueda colar la democracia de los de abajo, no puede sino generar violencia y terror. La locura es también social e histórica. Una elite enferma de miedo es una elite esquizofrénica. La “cordura” y la “racionalidad” de los medios civilizados de la dominación está fuera de sus posibilidades.

El haber nacido enana no es una característica privativa de la elite hondureña. No hay que olvidar que en el país vecino, hace pocos meses, con el llamado caso Rosenberg, se intentó dar un golpe de Estado por parte de los sectores más encumbrados de la elite guatemalteca. Y que el miedo de esa elite a los de abajo, se combinó con la violencia de la hegemonía estadounidense para producir el derrocamiento del gobierno de Arbenz en 1954. Sus consecuencias: la violencia política que ha costado más de doscientas mil víctimas.

3

Se presenta el país (Honduras) dividido en dos mitades; dos mitades que es necesario juntar en una suerte de nuevo pacto social para resolver la crisis. Otra falacia. Otra falacia, porque la crisis evidencia que la elite controla el aparato de estado hondureño y que la política se ha reducido a represión. Con esa visión se quiere construir mediante artificios mediáticos una base social que el régimen de facto no tiene. En terminología weberiana, el “monopolio de la violencia” (acciones represivas del ejército y la policía) que detenta el gobierno golpista no es “legítimo”. Y, a la par de la falta de legitimidad de los usurpadores, el miedo crece dentro del ejército y la clase dominante. Porque el verdadero asunto no es Zelaya, sino el movimiento popular que lo tiene por figura aglutinante en este momento. Es el miedo a lo popular lo que ha provocado la crisis; el miedo a que las masas pasen de ser una categoría subalterna a un sujeto político que desafía la dominación de la elite.

4

Pero hay algo más central: la insubordinación popular en Honduras pone al desnudo las debilidades del sistema global en un punto particular. La debilidad “estructural” de la elite hondureña no es explicable en términos locales o nacionales. Expresa también la debilidad del sistema global. ¿Cómo se puede conciliar la democracia liberal con un sistema basado en la explotación ilimitada de los seres humanos y los recursos naturales, con un sistema que produce miseria, marginación, hambre y muerte como parte de su forma normal de funcionamiento? Es un mito decir, que en la mal llamada “periferia” la acumulación de capital llevará a una realidad cercana a la del “primer mundo”. El mito dice: “Mientras más productivos seamos, mientras más nos esforcemos en transformar nuestra realidad en mercancías y venderlas (la realidad) en el mercado global, estaremos más cerca de lograr el ‘sueño americano’ en nuestras propias tierras.” Mentira. El capital está basado en la reproducción de la desigualdad, y la pobreza es parte constitutiva de su ser. Lo muestran contundentemente las políticas neoliberales. Más pobreza, más miseria. Eso sí, los ricos tienen más, y los países pobres exhiben fenómenos obscenos, como el haber procreado a algunos de los hombres más ricos del mundo en un mar de miseria y desastre. Lo presentan como grandes logros de la política macroeconómica. Lo absurdo se vuelve racional. Lo cierto es que el capitalismo tiende a la concentración de la riqueza y no a redistribución de la misma, como nos quieren hacer pensar. En ese sentido, la elite hondureña es una personificación de las carencias y contradicciones del sistema global.

5

El gobierno estadounidense también tiene miedo. Por esa razón, junto a las instituciones internacionales, promueve una solución que no mueva mucho las aguas, una solución que restablezca los mecanismos liberales de contención de la crisis. Por eso es tibio. No quiere que el sistema sea desbordado por los de abajo. Le da igualdad real de trato, que no formal-declarativo, a los golpistas. Zelaya no le resulta muy simpático. El gobierno puede tolerar su look finquero y su sintaxis, pero no sus amagos chavistas.

Como ya se dijo, no es él el problema. El problema es más profundo. Se puede plantear como la crisis de la forma liberal del Estado para contener y mediar las contracciones generadas por el capitalismo. Esa crisis recorre el sistema. La insurrección en Oaxaca, México, en 2006 y, más recientemente (2008), la de los jóvenes en Grecia, son algunos ejemplos. El antagonismo entre el capital y la vida humana y del planeta está en el centro. Por más que los políticos, apelando al realismo, hagan malabarismos para ajustar funcionalmente la democracia liberal y sus instituciones con la acumulación de capital, el antagonismo saldrá a la superficie como la lava de un volcán en forma de insubordinación social. Una insubordinación que nace de la experiencia inmediata de que algo anda muy mal cuando la democracia sirve para que los ricos se hagan más ricos y los pobres más pobres. Sería un error, sin embargo, apostar primordialmente a una política que disminuya la brecha entre pobres y ricos. Lo más importante es transformar la crisis en un movimiento dirigido a superar ese antagonismo propio del capital.

6

La lucha, entonces, va más allá de la restitución de Zelaya.
¡Gracias, hermanos hondureños, por su insubordinación!

* En la elaboración de este artículo debo de reconocer mi deuda con Cristos Memos, cuyo penetrante análisis de la revuelta griega (“Grecia diciembre 2008: crisis, revuelta y esperanza”) saldrá en el número 14 de la revista Bajo el volcán, revista del Posgrado de Sociología de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Sergio Tischler. Profesor Investigador del Posgrado de Sociología del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego” de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Oscar Ugarteche
Alai-amlatina

Debajo vean las dos noticias, una a continuación de la otra, y la conclusión cae sola. Para que quede claro dónde se ubica Estados Unidos en el conflicto hondureño: en el lado de que Zelaya no haga nada.

Dice AFP que “El régimen de facto de Honduras cerró este lunes 28 de septiembre de 2009 dos medios de comunicación tras decretar la restricción de libertades públicas, al tiempo que el derrocado presidente Manuel Zelaya pidió a la comunidad internacional actuar de inmediato para evitar un magnicidio.

Al cumplirse este lunes tres meses del golpe de Estado del 28 de junio, que sacó a Zelaya del poder, cientos de zelayistas se concentraban en el sector este de Tegucigalpa esperando marchar hacia el centro, pero no estaba claro si la manifestación sería permitida por las autoridades de facto.

Los dirigentes de la Resistencia Nacional contra el Golpe de Estado han insistido en que su lucha tiene un carácter totalmente pacífico y que en esa línea se mantendrán hasta lograr el retorno del orden constitucional al país.

La noche del domingo, el gobierno divulgó un decreto que restringe las libertades públicas de locomoción, expresión del pensamiento y reunión pública, el cual también autoriza a la policía a efectuar detenciones sin orden judicial previa.

Tras el decreto, en la madrugada de este lunes, efectivos militares y policías allanaron los locales de la radioemisora Globo y del canal 36 de televisión y los sacaron del aire, según constató un periodista de la AFP.

Ambos medios eran los dos únicos de cobertura nacional que mantenían una línea de clara oposición al régimen de facto encabezado por Roberto Micheletti.”

En Washington la respuesta no dejó esperar. No quieren que Zelaya dirija nada ni que haga nada sino que espere el final del gobierno de Micheletti o la solución que ellos plantean con Arias. Es una posición estadounidense para reafirmarnos a los latinoamericanos que no están dispuestos a aceptar un gobierno en la región que no les simpatice. No hay más análisis posible. Menos cuando la base militar de Palmerola está en juego y el FMI les dio el apoyo al día siguiente que el Departamento de Estado le suspendió el apoyo financiero, muy limitado, por cierto.

El embajador de EUA Anselem ante la OEA calificó las acciones del gobierno de facto de Honduras como "deplorables y tontas", pero a la vez criticó duramente al derrocado presidente Manuel Zelaya, al que instó a dejar de actuar "como una estrella de cine" y "portarse como un líder", llamando a la paz.

La expulsión de diplomáticos de la Organización de Estados Americanos (OEA) y las amenazas a misiones diplomáticas en Tegucigalpa son actos "deplorables y tontos porque no sirven a los intereses de Honduras ni del régimen golpista en sí", sostuvo el embajador alterno estadounidense ante la OEA, Lewis Amselem, ante el Consejo Permanente que debate la situación en Honduras.

Es decir, Washington no defiende aquello que antes defendió cuando le convino sino, que como en Chile en el 73, avala el golpe.

Dice el embajador Anselem, que constituyen además un "insulto a la comunidad internacional" y al organismo interamericano, según el cual a Washington lo que "más" le preocupa es la decisión del gobierno de Roberto Micheletti de emprender "acciones contra las libertades civiles" al decretar la víspera restricciones de la libertad de reunión y opinión.

El representante de Estados Unidos ante la OEA realizó también duras críticas a la actitud de Zelaya, quien el sábado llamó a la "ofensiva final" y llamó a sus seguidores en todo el país para que marchen a Tegucigalpa este lunes, cuando se cumplen tres meses del golpe de Estado que lo derrocó.

Zelaya "tiene que portarse como un líder y enviar mensajes claros que expresen puntos de vista de manera pacífica, tiene que dejar de hacer acusaciones y de actuar como si fuese una estrella de cine", criticó Amselem.

A Estados Unidos no le interesa la democracia en América latina, y menos en Honduras. Le interesa el mensaje: no van a dejar que nadie más se salga del redil. Es importante porque es un cambio de los neoconservadores en la era Bush que ignoraron a América latina. Ahora les importa otra vez. ¡Qué problema! Si Zelaya gana en Honduras, es posible el retiro de las siete bases de Colombia. Será la señal de la debilidad estadounidense en la región. Washington lee el triunfo de Zelaya como el triunfo de Chávez. Ese error los esta llevando a desprestigiarse aún más en la región tras los 8 años de Bush. Obama no necesita enemigos internos en el departamento de Estado.

Óscar Ugarteche, economista peruano, trabaja en el Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, México. Es presidente de ALAI e integrante del Observatorio Económico de América Latina (OBELA) www.obela.org

Fuente: http://alainet.org/active/33323

José Justiniano Lijerón
Rebelión

La situación en Honduras después del golpe fascista socapado por el gobierno estadounidense, en contra de un gobierno elegido democráticamente por la voluntad popular, ha dejado de ser solamente un problema de los hondureños. Los pueblos del mundo apoyan la lucha que viene sosteniendo la resistencia en condiciones desiguales frente a la arremetida de la violencia fascista del usurpador del poder Micheletti como títere de la burguesía parasitaria hondureña, que usando los guardianes de sus intereses de clase, un ejército cuyos mandos militares han sido domesticados en la Escuela de las Américas, como dóciles instrumentos al servicio de la política de intervención estadounidense en nuestro continente, continúan ultrajando al pueblo hondureño.

Este golpe fascista puso en evidencia una vez más que quien manda en EEUU es el aparato tecnológico militar del Pentágono, sostén del poder imperial, no importando de quién sea el partido gobernante, pues quien esté en contra de ese poder militar, estará en contra de la política intervencionista del imperio. Las dos cúpulas partidarias, que cada cuatro años u ocho se turnan el gobierno, son parte de ese poder y si alguien intentare hacer lo que no le conviene a sus intereses, la respuesta hay que encontrarla en presidentes que murieron por ”causas naturales” y lo que le sucedió al asesinado presidente Kennedy, a Luther King y tantos otros más.

El golpe fascista en Honduras fue una advertencia de dicho poder a las veleidades que en plena campaña el Sr. Obama comenzó a dibujar con la palabra “cambios”, cerrar Guantánamo, retirar las tropas intervencionistas de Iraq y Afganistán y algunos otros etcéteras, sobre todo la palabra “cambios” no esta registrada en ninguna conexión cerebral de los gorilas del Pentágono.

Todavía es temprano para especular lo que vendrá. Si el presidente Obama insiste por la mañana en sus discursos “bonitos” sobre el respeto a la autodeterminación de los pueblos y países del orbe y por la tarde amenaza a Irán, en coro sincronizado con Francia, Inglaterra, Rusia y otros más, siempre estarán jugando a ser los dueños y amos del universo en su vieja práctica de negociar entre ellos la repartija de influencias en el mundo.

Todos nos preguntamos si los organismos, ONU, OEA, GRUPO DE RIO, UNASUR, se pronuncian al respecto, a excepción del ALBA (que tiene una posición diáfana), por qué los fascistas se ríen de todas las resoluciones, verán que los pronunciamientos pusilánime de estos organismos es el mismo: “rechazamos el golpe”, “rápidamente se debe volver al hilo constitucional con la vuelta del presidente Zelaya “, pero donde se pone más énfasis es en la trampa mortal para el pueblo que lucha en las calles en Honduras y es el clamor de urgencia del imperio “poner en vigencia el acuerdo de Costa Rica ya”, ésa es la madre del cordero y eso es lo que exactamente quieren los estadounidenses.

Ellos cocinaron ese posible acuerdo con su funcionario el presidente Arias, por lo que firmar ese acuerdo sería una traición a los muertos, heridos, torturados, detenidos; la firma de ese llamado acuerdo, posterga indefinidamente las aspiraciones de los Hondureños por cambiar “pacíficamente” las estructuras caducas de un sistema feudal anclado en siglos pasados que beneficia a ciertas familias que tienen al país como su hacienda personal.

La cuestión principal ahora ya no es solamente que "vuelva Mel", ya ha corrido mucha sangre y su retorno al gobierno para que avale solamente unas elecciones fraudulentas o para decir que se restituye el hilo constitucional, hoy eso es muy poco para el sacrificio que hace el pueblo hondureño, y estoy seguro de que un “acuerdo” así, los que luchan en las calles no lo aceptaran.

El Presidente Zelaya debe ser consciente de que cualquier negociación obligatoriamente debe pasar por el Frente de Resistencia que encabeza las movilizaciones junto a delegados nominados en asambleas en las calles, para que sean ellos los que decidan qué quieren o no acordar, pero fundamentalmente dicho acuerdo si lo hubiere, quizá todo se puede negociar, menos la convocatoria a una Asamblea Constituyente. No hacerlo así es divorciarse por siempre de un pueblo que está a la altura de su coraje por la defensa de sus intereses y de su país. Todos somos hondureños unidos en esta lucha.

José Justiniano Lijerón. Ex Dirigente de la Central Obrera Boliviana

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Ricardo Arturo Salgado
Rebelión

Necesitamos ser dignos en la lucha. El valor es indudablemente una cualidad fundamental en todos aquellos que pretendemos llegar a la conquista de un mundo más justo. Sin embargo, el liderazgo en un proceso como este debe asumir la tarea de crear, perfeccionar y aplicar nuevas y diversas estrategias que obliguen al enemigo a mantener el desgaste.

La lucha en Honduras no luce fácil. Muy probablemente esto se alargará mucho mas allá del desenlace de la coyuntura actual. No se ve el camino hacia una victoria popular total que nos libere de la oligarquía que hoy nos oprime. Todo parece indicar que esto solo se podrá lograr mediante un dialogo sesgado a favor de los golpistas.

No creo que sea una buena idea que el presidente Zelaya se inmole dentro de la embajada brasileña. Y este no es un comentario oportunista ni traidor. Antes del presidente Zelaya se había producido un desarrollo sostenido pero marginal de las bases populares de los movimientos sociales. Después de tres años de trabajo, el presidente Zelaya, aun cuando incluyó un gran numero de traidores entre sus colaboradores en el gobierno, logro un significativo crecimiento de la necesidad por un cambio estructural serio creció entre las masas.

El golpe disparó eventos que de otra manera hubieran permanecido esencialmente estáticos. La sola integración del Frente Nacional de Resistencia contra el Golpe de Estado, es una victoria frente a los golpistas. El crecimiento masivo del frente es también un éxito, incluso los niveles de organización logrados en este corto tiempo son dignos de elogio: Pero nos falta, nos falta aprendizaje, nos falta rapidez de análisis, cosas que se ganan en la batalla.

El retorno del presidente la semana anterior demostró la solidez de su imagen frente al pueblo hondureño, así como su capacidad de convocatoria entre los sectores mas pobres de la sociedad. Separar la lucha del presidente de la del pueblo es muy peligroso. No se trata de entender los sucesos como eventos mecánicos, que los mismos son procesos que suceden uno después del otro. Eso no es dialectico; es anti histórico.

El dirigente del Frente Nacional de Resistencia Juan Barahona decía a AP (http://news.yahoo.com/s/ap/20090929/ap_on_re_la_am_ca/lt_honduras_coup) con gran acierto que “... esta lucha es pacifica, pero eso puede cambiar; en la medida que nos reprimen nos orillan a buscar otras formas de lucha...” (Traducido del artículo en inglés). Queda clara la consciencia que el dirigente tiene sobre la marcha de los acontecimientos.

Bajo las circunstancias nuestros dirigentes necesitan poner atención a las señales que vienen del régimen, así como aquellas que provienen de las masas mismas. La coordinación de acción con el presidente es crucial. Por cierto que el presidente había llamado a una gran movilización el día lunes y el Frente actuó en concordancia con ese llamado.

Hoy debemos tener varias estrategias y eventos por desarrollar. El desafío a las arbitrariedades del régimen deben darse de mil formas, procurando por sobre todas las cosas mantener la seguridad de las personas: el camino para llegar a esto radica en el incremento significativo de la organización y la concientización.

Recordemos que estos dos factores no llegan con la marcha, se necesita que se transmitan a los miembros las ideas de lo que debemos hacer. Cada marcha que pasa deberíamos estar mas preparados sobre que es lo que vamos a hacer, que hacer en caso de que nos agredan, donde y como replegarnos.

Debemos actuar como una resistencia y olvidarnos de los intereses de unos pocos. Además es importante que los que saben mas se dirijan con respeto a los que saben menos. Si vamos a cambiar cualitativamente, debemos aprender a olvidar la verticalidad en las ideas y aprender a transmitirlas efectivamente y con respeto a los demás.

También es imperativo que nuestros líderes entiendan que las luchas están en los barrios; en las radios cerradas, en las universidades y en la embajada donde el presidente permanece prisionero de los fascistas y sionistas. También hay que extender el alcance de la lucha a todas las regiones del país. Hasta ahora la autonomía de los miembros en el resto del país ha dado buenos resultados, pero las acciones deben ser cada vez mas coordinadas.

No creo que una persona sea mas digna por participar o no en una marcha especifica. Una persona en resistencia es mucho mas que un marchante. La marcha ha cumplido un gran papel en la ganancia de consciencia; ha sido una escuela de lucha para el pueblo; pero el no asistir a una convocatoria en especial no hace a nadie menos digno. Esa apreciación es muy peligrosa, y puede tener efectos negativos en la actitud de las masas.

La participación del pueblo tiene un valor macroscópico, pero también se mide por individuos, a mas individuos conscientes mejor. Tampoco debe asumirse que porque ya fue reprimida la gente esta lista para seguir siendo reprimida. La gente tiene una gran consciencia, pero es igualmente susceptible de muchos estímulos.

Aquellos que nos creemos doctos en todo lo que es correcto para el proceso, deberíamos evitar pensar que los demás piensan como nosotros. Al contrario, debemos ser mas humanos, así ganaremos mas firmeza entre los que nos acompañan en este momento histórico tan importante.

Como dije en párrafos anteriores, nos falta aprender mucho. La autocritica es productora fecunda de ideas, de trabajo, de logros, de victorias.

Todos estamos en un proceso liberador, y debemos entender y rectificar cuando haga falta. El presidente Zelaya se encuentra bajo un gran nivel de tensión, por lo que nosotros nos vemos obligados a asumir responsabilidades fundamentales para el éxito de nuestra lucha.

Se que hay muchos análisis y analistas, unos mas respetados que otros, el momento exige el concurso de todos, en medio del pueblo para aportar lo que podemos aportar.

Deberíamos encontrar la forma de utilizar una escuela morazánica de concientización popular, olvidarnos por un rato de los Pepe Lobo, los Elvin Santos, y tantos otros sujetos que no traen mas que desgracia a nuestro pueblo.

La única victoria que no nos pueden arrancar a la fuerza es la consciencia, ayudemos en concientizar a nuestros compañeros de al lado. Esa es nuestra misión.

Ricardo Arturo Salgado es Investigador Social

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

17 muertos y 4.000 detenidos en tres meses de protestas

Izaskun Sánchez Aroca
Diagonal

El regreso de Manuel Zelaya ha endurecido fuertemente la represión contra la resistencia. Los datos son confusos y la labor de las organizaciones de derechos humanos se ha complicado aún más con el toque de queda.

El 25 de septiembre la Misión Internacional de Observación sobre la situación de los Derechos Humanos en Honduras, formada por 17 representantes independientes de distintos países, presentó en Madrid un informe que recoge de manera documentada cómo el Gobierno de facto viola la libertad de expresión, de comunicación o manifestación, detiene arbitrariamente a líderes de la resistencia y a activistas, ejecuta, tortura e intimida, con especial ensañamiento a las organizaciones de mujeres.

En la presentación del informe señalaron que los últimos datos recibidos de Tegucigalpa hablan del traslado de detenidos a estadios, de heridos sacados de hospitales y llevados a centros de detención y de cómo las ambulancias son paradas para ser revisadas. A la presentación del informe asistió Reina Rivera, directora del Centro de Investigación y Promoción en Derechos Humanos (CIPRODEH). Rivera afirmó que hasta el 25 de septiembre su organización ha documentado 17 asesinatos; diez a través de sicarios, cuatro manifestantes en la calle, dos dirigentes campesinos y un maestro. “Todos se oponían al golpe de Estado y algunos estaban afiliados al partido de Unificación Democrática”, comenta.

A finales de agosto ya se contabilizaban más de 4.000 detenciones arbitrarias, de las cuales 156 eran de menores, por violación del toque de queda y manifestaciones en las calles. “Algunos detenidos también han confirmado la tortura en los centros de detención”, afirma la activista hondureña. “A los hombres se les aplica fuego bajo los testículos y a las mujeres se les introduce el tolete (bastón policial) en sus órganos sexuales. También se arroja gas picante y se golpea a los detenidos”. A finales de agosto el número de personas lesionadas ascendía a 300. La xenofobia es otra práctica del Gobierno de facto. “Son habituales las detenciones a extranjeros, sobre todo a nicaragüenses”.

Las últimas detenciones incluyen a dos niños de 8 y 12 años con sus padres. Además la Fiscalía del Estado ha declarado ilegales las manifestaciones, por lo tanto “se aprovecha para hacer detenciones selectivas, realizar juicios colectivos bajo las acusaciones de manifestaciones ilícitas, sedición e incluso terrorismo en algunos casos” denuncia esta activista de los derechos humanos.

Otro derecho violado es la sindicación, sobre todo a los grupos estatales. Reyes confirma que al salir de Honduras “un grupo de 120 profesores se enfrentaban a la justicia hondureña con un requerimiento fiscal por invocar su derecho a la huelga”. Los sindicatos de la empresa nacional de energía eléctrica han sido despedidos. En San Pedro Sula 300 personas se han quedado sin trabajo. “Además se han encontrado notas de empresas privadas que obligan a los trabajadores a participar en las marchas de las camisetas blancas [las de apoyo al régimen de facto]”, afirma Reyes.

Fuente: http://www.diagonalperiodico.net/17-muertos-y-4-000-detenidos-en.html

Decio Machado
Rebelión

Honduras es uno de los países más pobres del continente americano (el tercero en el ranking de pobreza). El 63% de las familias hondureñas sufre desnutrición y miles de niños y niñas viven en la calle.

En 2006 Honduras firmó el Tratado de Libre Comercio (TLC) con EEUU. La consecuencia de dicha firma para el país centroamericano, que lo suscribió con pretensiones de aumentar sus exportaciones y conseguir mayor inversión extranjera, fue que éstas incluso disminuyeron y aumentó el déficit comercial de Honduras con el gigante del norte. La agricultura hondureña se empobreció más aún de lo que ya estaba y se perdieron miles de empleos en el sector de medicamentos genéricos, como condición por la protección de patentes farmacéuticas establecidas en el TLC.

A través de un particular proceso de evolución paulatina del presidente Mel Zelaya hacia la izquierda, en 2008 Honduras ingresó en el ente petrolero Petroamérica (empresa formada por compañías estatales petroleras latinoamericanas) y se incorporó al ALBA.

La versión oficial para el golpe de Estado la ofreció el ex vicepresidente de Costa Rica, Kevin Casas-Zamora, quien declaró a BBC Mundo que “Zelaya se quedó sin apoyo de la élite política y estaba enfrentado al Congreso. Esta situación creó un dilema de gobernabilidad, sólo superable si Zelaya abandonaba sus pretensiones de modificar la Constitución y se creaba un mecanismo que permitiera al ejecutivo y a los diputados tomar decisiones de manera colegiada”. En resumen, la oligarquía hondureña, eternamente en el poder del país, pretendía que Mel Zelaya fuese presidente pero sin gobernar.

La posición firme de Zelaya ante las instituciones políticas hondureñas, definidas más de una vez como "tozudas" por parte de las élites centroamericanas y la rancia oligarquía local, generó un fuerte conflicto interno donde las acusaciones al presidente constitucional fluyeron en los medios de comunicación bajo calificativos de “populista” (consecuencia del incremento del salario mínimo y de los planteamientos de consulta popular a través de una cuarta urna con la finalidad de ver si la población quería un cambio constitucional). La estrategia de desestabilización de las fuerzas reaccionarias concluyó en un golpe de Estado que pretendió justificarse con inverosímiles razones y argumentaciones poco creíbles. Ningún país del planeta ha apoyado oficialmente a los golpistas, lo cual significó un hito histórico en este tipo de sucesos.

Lo sucedido en Honduras ha sido un golpe neoliberal, en beneficio de los más ricos y de una escuálida clase media con pretensiones de ser rica.

¿Quiénes apoyan a Micheletti y al gobierno de facto?

La experta en temas militares hondureña Leticia Salomón, investigadora de la Universidad Nacional, no tuvo dudas en referenciar a los autores del golpe, indicando que: “fue planeado por un grupo empresarial liderado por Carlos Roberto Flores Facussé, ex presidente de Honduras (1988-2002) y dueño del periódico `La Tribuna`, que junto con ´La Prensa´, ´El Heraldo´, los canales de TV 2, 3, 5 y 9 fueron los pilares fundamentales del golpe”.

Carlos Roberto Flores Facussé, propietario del diario “La Tribuna”, fue una de las puntas de lanza en la campaña que el último año promovió el Departamento de Estado de los Estados Unidos contra Zelaya, y que mantenía reuniones desde el año anterior con John Dimitri Negroponte, puente con los “halcones” estadounidenses, cuando éste era secretario adjunto para Asuntos Hemisféricos del gobierno de George W. Bush.

El grupo al que hace referencia Salomón debe completarse con Jaime Rosenthal y Gilberto Goldstein, dirigentes del Grupo Continental, emporio que monopoliza la banca hondureña, la agroindustria y medios de comunicación como ´El Tiempo´ y ´Canal 11´. El resto de familias que componen la oligarquía hondureña, que controlan el 90% de la riqueza del país y apoyaron el golpe contra Zelaya son: Rafael Ferrari, Juan Canahuati, el financiero Camilo Atala, el maderero José Lamas, el empresario energético Fredy Násser, Jacobo Kattán, el industrial azucarero Guillermo Lippman y el constructor Rafael Flores, entre otros. Dentro de la trama golpista, destaca otro personaje "oscuro entre los oscuros", el magnate Miguel Facussé, condecorado por el Senado colombiano en 2004 con la Orden Mérito a la Democracia, y quien hoy monopoliza el negocio de la palma aceitera y en 1992 apoyó la compra de tierras a los campesinos a menos del 10% de su valor real.

En este sentido, no es de extrañar que la empresa privada hondureña haya sido uno de los actores que en primer lugar apoyaron el golpe de Estado y al gobierno ilegítimo, calificando al golpe como un proceso “democrático” e “irreversible”.

Así lo aseguró Alejandro Álvarez, vicepresidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP), la organización económica privada más poderosa de este país que aglutina a 62 asociaciones gremiales. Según este magnate del sector de la construcción hondureña, “Honduras está en un proceso de rescate de una Estado de Derecho precario…, porque un poder quiso ponerse encima de la ley”, haciendo referencia a la consulta popular auspiciada por el destituido presidente Zelaya con respecto a su iniciativa de la cuarta urna. Álvarez es también vicepresidente de la Cámara Hondureña de la Construcción (CHICO), y en marzo de este año, al ser elegido presidente del COHEP, con el cinismo propio de un golpista, se declaraba apolítico y se inclinaba públicamente por "establecer un diálogo con el gobierno para apoyar de manera dinámica las iniciativas en las cuales coincidan y discutir aquellas en las que existían divergencias".

Otro destacado dirigente empresarial golpista es Adolfo Facussé, presidente de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), otro habitual de las marchas Unión Cívica Democrática (organización que apoya socialmente al gobierno golpista). Según Facussé, “Ha habido respeto al orden constitucional frente al presidente depuesto que no quería respetarlo, porque era ilegal lo que estaba haciendo”. El 13 de septiembre Facussé fue deportado desde el aeropuerto de Miami al de San Pedro Sula por las autoridades de migración estadounidenses. Su pasaporte fue sellado con la palabra “Inadmisible”.

Luis Larach, presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, organización empresarial de la zona norte y la más poderosa económicamente del país, es otro de los empresarios que ofreció inmediatamente respaldo a Micheletti en otro comunicado, en el cual invitó además “a la población hondureña a mantenerse firme en defensa de la democracia”.

Estos tres personajes forman parte de los varios empresarios que financian y participan en las marchas de la Unión Cívica Democrática (grupo que apoya socialmente el golpe), y son parte de los apoyos internos más importantes para el gobierno de facto.

El poder empresarial golpista hondureño está claramente marcando el rumbo del país, pudiéndose definir así un holding de empresas golpistas entre las cuales destacaríamos las siguientes en los siguientes ámbitos:

- En el ámbito de los diarios, revistas y productos impresos: La Prensa, El Heraldo, Estilo y Diez, todos propiedad de Jorge Canahuati Larach; el periódico La Tribuna y Lithopress Industrial del ex presidente Carlos Flores Facussé; y el Hablemos Claro, Hablemos Claro Financiera, As Deportivo y Cromos todos ellos de propiedad de Rodrigo Wong Arévalo.

- En el ámbito de la TV, cable, telefonía e Internet: Grupo Televicentro, Canal 5, Telecadena 7 y 4, Telesistema 3 y 7, MegaTV, Multivisión, Multifon, Multidata y Televicentro Online, todos del magnate Rafael Ferrari; el Canal 10 o TEN de Rodrigo Wong Arévalo; Canal 54 de Jorge Faraj y Camilo Atala; Tigo-Celtel de Antonio Tavel Otero; Telemás de Gabriela Núñez; y 45TV La Ceiba y Televisión 8 Tela de Rodolfo Irías Navas.

- En el ámbito de las radios: Emisoras Unidas, HRN, Radio Norte, Suave FM, Rock n`Pop Vox FM, XY, 94 FM, Radio Satélite, Radio Caribe y Radio Centro, todas del holding mediático de Rafael Ferrari; Audiovideo, Radio América, Radio San Pedro, Súper 100, La Moderna y Radio La Ceiba de Miguel Andonie Fernández; y Comunicaciones del Atlántico, Radio El Patio La Ceiba, Stereo 91 La Ceiba, Stereo 102.5 La Ceiba, Romántica 103.5 FM La Ceiba, Radio Aguàn Colón, 92.7 FM Tela y 91.5 FM Tela de empresario mediático Rodolfo Irías Navas.

- En el ámbito de comidas y bebidas, son resaltables: Burger King, Little Caesar´s, Church´s Chicken, Popeyes, Dunkin´ Donuts, Baskin Robbins, Pollo Campero y Chilli`s de Rafael Ferrari; Pizza Hut, Kentucky, Agua Azul, Aquafina, Pepsi, Seven Up, Mirinda Naranja, Mirinda Uva, Teem, Enjoy, Adrenaline, Gatorade, Quanty, Be-Light, Link, SoBe Energy y Tè Lipton envasado, todo controlado por el empresario pro golpista Jorge Canahuati Larach; Yummies Zambos, Yummies Ranchitas, Cappy, las diversas Ziba´s, Taco de Rancho, Chicharrones de Rancho, Mazola, las diversas Íssimas y frutas y vegetales Áltima, todos estos productos bajo control de Miguel Facussé Barjum; y Leche Sula, Leche La Pradera, Leche en polvo Sula, Malteadas Sula, jugos de naranje y fruta Sula, Babida Fristy Slua, Queso quesillo requesón Sula, Queso Cheddar Gouda Edam y Pecorino Sula, Mantequilla crema Sula, Margarina Sula, Mozarella Sula, Yogurt Sula, Yogurt Gaymonts y Lait y Agua Sula, de Schucry Kafie.

- En el ámbito de entidades financieras, consorcios y manufacturas, destacan: Grupo Ficohsa, Banco Ficohsa, Interamericana de Seguros, Ficohsa Express, PSI Proyectos y Servicios Inmobiliarios, Dicorp, Fundación Ficohsa, todas estas compañías de Jorge Faraj y Camilo Atala; Grupo Terra de Freddy Nasser; Asin y Audiovideo de Miguel Andonie Fernández; Grupo Roble de Ricardo Maduro; Fondo Hondureño de Inversión Turística (Bahía de Tela), Grupo Televicentro, Emisoras Unidas y Telerón de Rafael Ferrari; Grupo Dinant (antes Corporación Cressida), Químicas Magna, Cressida Industrial, Químicas Láser, Alimentos Dixie y Exportadora del Atlántico, todas de Miguel Facussé Barjum; Lactohsa de Schucry Kafie; Corinsa y Embotelladora de Sula de Jorge Canahuati Larach; Comunicaciones del Atlántico de Rodolfo Irías Navas; y la Fundación Covelo y el Banco Covelo de Adolfo Facussé.
- En el ámbito de la energía y el combustible, destacan: Emce, Petróleos de Honduras, Gasolineras Uno, Tramaq (transportes), Enetran y las plantas térmicas Enersa, Elcosa y Río Blanco, propiedad de Freddy Nasser; la planta termoeléctrica Lufussa de Schucry Kafie; la compañía Semeh de Rafael Ferrari y Arturo Corrales; y la de biocombustibles Dinapower, propiedad de Miguel Facussé Barjum.

- En el ámbito de comercios y centros comerciales: Supermecado La Colonia y Diunsa de Mario Faraj; Jestereo, La Curacao, Tropigas y Mall Multiplaza de Ricardo Maduro; Eleganza, Jorge J. Larach & Cía y Comercial Larach de Jorge Canahuati Larach; Proconsumo, Xedex, Audaz y Ganex de Miguel Facussé Barjum.

- En el ámbito de medicinas y farmacias: Laboratorios Finlay de Jorge Canahuati; Infarma, Mandofer y Farmacia Regis de Miguel Andonie Fernández.

- En el ámbito textil y maquilas: el Grupo Lovable de Juan Canahauti, y Textiles Río Lindo de Adolfo Facussé.

- En el ámbito de hoteles destaca el Intercontinental de Ricardo Maduro.

- En el ámbito de transporte: Inter Airports de Freddy Nasser; Catisa, Tupsa y Trasul, todas de Roberto Micheletti.

- En el ámbito deportivo: el Olimpia de Rafael Ferrari; el Motagua de Camilo y Pedro Atala.

Por otro lado, la constitución interna de los sectores sociales que apoyan a Micheletti es la siguiente: por un lado, la máxima dirigencia la lleva adelante un sector de la burguesía acomodada liderada por la esposa de Carlos López, “canciller” de Micheletti, Armida de López Contreras. Los coordinadores de nivel medio son empleados de la Alcaldía Municipal de Tegucigalpa, y algunos empleados de la empresa privada. Las bases no existen y los movilizados provienen de sectores marginales de Tegucigalpa a quienes se les garantiza el pago de 300.00 lempiras por marcha (aproximadamente unos 15 dólares), el transporte de ida y vuelta, la comida de ese día, además de una camiseta blanca.

En el liderazgo de estos grupos, destaca entre otros el alcalde de Tegucigalpa, Ricardo Álvarez, que manejando fondos inicialmente procedentes de la empresa privada y posteriormente de las arcas municipales (muchos de ellos provienen previamente del gobierno central), es el responsable logístico de muchos de estos grupos.

También destacan entre los apoyos al régimen golpista: los poderes judiciales, Congreso Nacional, Fiscalía General de la República, Procuraduría General de la República, y Comisionado Nacional de Derechos Humanos, todos ellos electos por el Congreso dirigido en su momento por Roberto Micheletti, y seguidores ideológicos de Carlos Flores Facussé.

También es reseñable la Iglesia Católica, como uno de los primeros actores en posicionarse a favor del golpe de Estado en Honduras. En un comunicado de la Conferencia Episcopal, leído por el cardenal Oscar Andrés Rodríguez y avalado por los 11 obispos que integran dicha institución, el máximo órgano de la Iglesia católica hondureña, se posicionaba claramente a favor del gobierno de facto de Roberto Micheletti, haciendo un llamado al presidente constitucional Manuel Zelaya para no volver a Honduras, e intercediendo ante la OEA a favor de los golpistas.

Con el ejército como principal valedor y garante del gobierno ilegítimo y estandarte junto con la policía de la brutal represión diaria que se ejerce en especial en las cuidades de Tegucigalpa y San Pedro Sula, a primeros de agosto los reservistas de las Fuerzas Armadas de Honduras expresaron también su apoyo al gobierno de Micheletti. El presidente de la Asociación de Reservistas de las Fuerzas Armadas, coronel en retiro César Ordóñez, entregó a Micheletti, el pasado 7 de agosto, la bandera hondureña como muestra de que la organización, según dijo, está “a disposición” de su Gobierno.

¿Y en el ámbito internacional?

Aunque el rechazo al golpe de Estado en Honduras ha sido unánime en todos los foros internacionales incluido los 192 países que componen las NNUU, destaca en el marco internacional el apoyo encubierto ejercido por algunos gobiernos al presidente de facto en Honduras.

Según El Heraldo de Honduras, las embajadas de Taiwán e Israel, son las únicas naciones que hasta el momento han reconocido al gobierno de facto de Roberto Micheletti, en contraposición al contundente rechazo de la comunidad internacional.

El gobierno de Colombia, a pesar de haber retirado previamente a su embajador de Tegucigalpa, organizó el pasado 20 de julio, una reunión con representantes del gobierno de facto en Bogotá. El diálogo entre el canciller del gobierno golpista, Carlos López, y el presidente colombiano Álvaro Uribe se desarrolló entorno a “la situación en Honduras, la situación interna que estamos viviendo” según confesaba días después el propio canciller ilegítimo hondureño.

López no tuvo recato en indicar que Uribe expresó su “simpatía” por el gobierno de Micheletti y que la reunión se debió a que ambas naciones son “víctimas de agresores externos comunes, como Hugo Chávez”, a quien consideró “una amenaza para las naciones, para la independencia de cada una de ellas”. El gobierno colombiano se vio obligado a reconocer que la reunión existió, que fue secreta, pero en su descargo se declaró que esta se dio en el marco de la mediación del presidente Oscar Arias, cosa que en ningún momento se ratificó oficialmente por parte del primer mandatario costarricense.
De igual manera, actitudes contradictorias tuvo también el gobierno de Panamá, que a través de su vicepresidente y canciller, Juan Carlos Varela, alabó el pasado 21 de julio a las Fuerzas Armadas golpistas de Honduras. Varela indicó que “en Honduras he visto un ejército responsable de acatar decisiones de la Corte Suprema de Justicia y estar metidos en la mitad de una crisis que ellos no la formaron”, olvidando que el ejército hondureño no está sometido a las órdenes de la Corte Suprema, sino a las de su Comandante en Jefe, el presidente legítimamente elegido por el pueblo en las urnas, en este caso Manuel Zelaya.

La derecha más reaccionaria de América Latina ha expresado de diversas maneras su apoyo al régimen de Micheletti. Entre ellos destacan las declaraciones de apoyo al gobierno ilegítimo de la hija del golpista chileno Augusto Pinochet, la concejal Lucía Pinochet, o del empresario venezolano Pedro Carmona, quien protagonizó el golpe de 2002 en Caracas que sacó del poder durante 48 horas al presidente Hugo Chávez, o incluso la del líder aprista del congreso peruano, Jorge del Castillo, quien también se manifestó públicamente indicando que lo habido en Honduras “más que un golpe fue un contragolpe para evitar el golpe que preparaba Zelaya”. Ni Panamá ni Perú retiraron sus embajadores de Tegucigalpa.

En Venezuela, Globovisión, cadena de televisión afín a los sectores opositores al gobierno presidido por Hugo Chávez, también ha manifestado sus simpatías por el golpe de Estado en el pequeño país centroamericano. Los conductores de los diversos programas de Globovisión no han hecho más que apoyar el golpe de Estado en Honduras desde el 28 de junio, acusando a su vez al gobierno de Chávez de injerencia por haber condenado dicho hecho. En este sentido, Guillermo Zuloaga, presidente de Globovisión afirmó el pasado 17 de julio que “El gobierno de Micheletti está ajustado a la Constitución, y nosotros quisiéramos, nos encantaría que aquí en Venezuela se respetara la Constitución como se está respetando en Honduras”, indicando así un claro apoyo al gobierno golpista.

Ese mismo día, el dueño de Globovisión y también propietario del concesionario Toyoclub Valencia C.A., admitió que la empresa automotriz que dirige especula con los precios de los vehículos. “Nosotros puede ser que especulemos, pero damos fuentes de empleo”, afirmó el dueño de Toyoclub, concesionario cerrado por mantener en situación de ocultamiento 24 vehículos en una de las residencias de Zuloaga, ubicada en Los Chorros, Caracas. Al ser interrogado sobre por qué los empresarios como él especulan con los precios de los vehículos, pese a que reciben divisas a precio oficial (Bs 2,15) por parte de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) para sus importaciones, Zuloaga volvió a indicar escuetamente que “los concesionarios generan puestos de trabajo”, demostrando así cual es la ética empresarial que caracteriza a empresarios de esta calaña.

En Estados Unidos el golpe de Estado en Honduras ha contado con el respaldo de diversas figuras públicas del mundo de la política.

La congresista de origen cubano Ileana Ros-Lehtinen, declaraba poco después del golpe que “las fuerzas militares en Honduras respetaron la Constitución” al remover al presidente José Manuel Zelaya del poder.

Esta congresista estadounidense, conocida en Cuba como la “Loba Feroz” tras su participación en el caso Elián, no tuvo ningún pudor en declarar que “Zelaya manifestó una conducta irregular por sus reiteradas violaciones a la constitución y a las leyes e inobservancia de las resoluciones y sentencias de los órganos institucionales”.

Ros-Lehtinen apoyó el secuestro en Miami del niño cubano Elián González, y es célebre en el Congreso por dar su voto a todas las causas de la derecha contra Cuba y los movimientos progresistas de América Latina.

También el senador estadounidense del Partido Republicano por Carolina del Sur, Jim DeMint, argumentó que el presidente constitucional Mel Zelaya es un “dictador estilo Chávez” y un “líder ilegítimo”, al mismo tiempo que le ha exigido al presidente Obama que debería “apartarse de déspotas” y que “EEUU debe dar todo el apoyo a la gente de cualquier país que estén luchando por los mismo valores que compartimos y defendemos en EEUU”.

En la actualidad, DeMint mantiene su bloqueo al voto de confirmación del académico Arturo Valenzuela como responsable para América Latina del Departamento de Estado de los EEUU. DeMint también se opone al voto de confirmación de Tom Shannon, seleccionado por el presidente Barack Obama como embajador para Brasil y que ocupaba el cargo para el cual el mandatario nombró a Valenzuela.

El bloqueo de un nombramiento es un derecho al que pueden recurrir los legisladores de la oposición, dentro del complicado andamiaje legislativo estadounidense. “El senador DeMint mantendrá el bloqueo contra ambos hasta que cambie la postura de la Administración (Obama) con respecto al gobierno de Honduras”, según indicaron fuentes de su oficina a las agencias de información el pasado 18 de septiembre.

Este senador está asociado con el grupo religioso conservador conocido como “La Familia” (organización internacional política cristiana), y apoyó públicamente la dictadura militar en Honduras en la década de los 80, cuando el entonces embajador estadounidense, John Negroponte, convirtió a Honduras en una base para las operaciones paramilitares contra el sandinismo y los movimientos revolucionarios en Centroamérica.

El movimiento “La Familia” está incorporado en EEUU como una organización libre de impuestos, operando bajo el nombre de la Fundación Fellowship. Mientras que ellos no conducen operaciones de recaudación de fondos, reportaron ingresos de más de $12 millones en el 2003 en donaciones. Su misión, según su acta fundacional, consiste en: “desarrollar y mantener una asociación informal de grupos de personas, para salir como `embajadores de reconciliación`, modelando los principios de Jesús, basados en el amor a Dios y a otros”. Los grupos de este movimiento se han reunido en el Pentágono y el Departamento de Defensa, y tienen conexiones directas y claras con la Agencia Central de Inteligencia (CIA).

DeMint es uno de los integrantes más destacados del grupo de senadores ultraconservadores que cuestionan la posición del presidente Obama con respecto al gobierno ilegítimo de Honduras. Estos legisladores, encabezados por el líder conservador en la Cámara Alta, Mitch McConell, expresaron en una carta remitida a Hillary Clinton la necesidad de reconsiderar la posición “unilateral” de la Administración Obama respecto a Honduras.

También el congresista republicano Aaron Shock divulgó recientemente un análisis del Servicio de Investigaciones del Congreso estadounidense, según el cual "la destitución del ex Presidente Zelaya fue constitucional y (la) debemos respetar", aunque también halló ilegal que el Mandatario hubiese sido expulsado del país.

Durante su discurso, el congresista resaltó que “es inaceptable que nuestro gobierno (EE.UU.) trate de obligar a Honduras a violar su propia constitución al cortarle la ayuda extranjera" al mismo tiempo que recomendó reanudar la asistencia estadounidense e internacional a Honduras, devolver las visas de funcionarios hondureños, reconocer la legitimidad de tales comicios si se celebran de manera justa e imparcial. Finalmente, Shock recomendó que el gobierno hondureño permita la salida de Zelaya de la embajada brasileña, reconozca que su derrocamiento fue castigo suficiente por las medidas que él tomó y que llevaron a los hechos actuales, abandone los planes de procesarlo y emita una amnistía general para todos los involucrados en su destitución. Así, Zelaya tendría derecho a hacer campaña para el candidato de su preferencia en las venideras elecciones, pero si incita a la violencia debería ser arrestado y procesado.

De acuerdo con The Washington Post, para los “halcones” conservadores, apoyos del gobierno golpista de Micheletti, “Obama y el Departamento de Estado de EEUU se unieron a Chávez y sus aliados para exigir que Zelaya sea restituido en el poder”.

En la ambigüedad en ocasiones y apoyo expreso en otras, mantenida por diversos actores estadounidenses con respecto a Honduras, es referenciable un editorial del diario neoyorquino The Wall Street Journal, del pasado 1 de julio, en el cual se podía leer que “el golpe militar ocurrido en Honduras el pasado 28 de junio y que llevó al exilio al presidente de ese país centroamericano, Manuel Zelaya, es extrañamente democrático”. En este editorial se posiciona que “el Ejército no depuso al presidente Manuel Zelaya por sí solo, sino siguiendo una orden del Tribunal Supremo de Honduras”, y prosigue indicando que “las autoridades legislativas y judiciales permanecieran intactas” tras la acción militar.

Lo más espectacular del editorial consistió en señalar que Obama se ha posicionado en este asunto “junto a Naciones Unidas, Fidel Castro, Hugo Chávez y otros demócratas modélicos”, asegurando a su vez que lo ocurrido en Honduras debe leerse “en el contexto del chavismo latinoamericano”.

El diario conservador estadounidense indica que Chávez utilizó “dinero proveniente del petróleo venezolano para ayudar a que Zelaya ganara las elecciones hondureñas en 2005” y Zelaya, por su parte, ha intentado utilizar “procedimientos ilegales para forzar al Congreso a que reforme la Constitución”.

El editorial concluye indicando que “esa intimidación populista ha funcionado en muchos puntos de la región y en Honduras están comprensiblemente asustados de que, apoyado por el dinero y los agentes de Chávez, se alcance una subversión antidemocrática similar en el país”.

El gobierno golpista contrató inmediatamente después del derrocamiento de Zelaya al lobby estadounidense Chlopak, Leonard, Schechter & Associates, el cual en cuatro meses a cobrado más de 290.000 dólares, y su función ha sido fundamentalmente desarrollar cabildeo a favor de los golpistas en el Capitolio.

En Europa, la fundación alemana Friedrich Naumann Stiftung (FNS) vinculada al FDP (Partido Demócrata Liberal), fue denunciada ante el Parlamento alemán por el grupo parlamentario Die Linke (La Izquierda) por su apoyo al gobierno golpista que encabeza Micheletti. No sorprende entonces descubrir que esta fundación también da cobertura Carlos Alberto Montaner, vicepresidente de la Internacional Liberal y uno de los opositores más recalcitrantes del régimen cubano. La FNS también desarrolla operaciones propagandísticas en contra de los gobiernos progresistas de Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua y Venezuela.

En julio de 2007, la agencia alemana de noticias (independiente) German Foreign Policy, señalaba que la FNS “iniciaba un nuevo programa para desarrollar una red de las fuerzas neoliberales a través de América Latina dando una atención especial a las fuerzas opositoras de Cuba, Venezuela y Bolivia”. La FNS se encuentra detrás de la “Red Liberal de América Latina” (RELIAL) que, según su propaganda reúne 46 organizaciones de 17 países.

En Bolivia, sin ir más lejos, RELIAL tiene entre sus núcleos más activos al grupo FULIDE del terrateniente Branko Marinkovic quién lidera el Comité separatista pro Santa Cruz. FULIDE tiene la característica de exhibir esvásticas en sus manifestaciones.

En el ámbito de las fundaciones, destaca también la española Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), encabezada por el ex presidente José María Aznar. Esta entidad emitió un documento fechado el 15 de julio en el que defiende el derrocamiento del presidente constitucional de Honduras, declarando el golpe como una acción de defensa legítima de la libertad y la democracia.

La FAES considera que "la salida de Zelaya ha supuesto el primer retroceso importante para los intereses de Hugo Chávez. Por primera vez, las instituciones de un país han dado la espalda a un líder populista y han salido en defensa de la democracia. La Constitución ha funcionado. Se ha evitado el vaciamiento de la democracia liberal".

A primeros de septiembre, el Comité para América Latina (COLAT) del Consejo de la Unión europea consensuó mantener a Honduras en las negociaciones para un Acuerdo de Asociación entre la UE y Centroamérica, terminología eufemística que utiliza la UE para definir sus TLC. En el COLAT del Consejo de la UE, el gobierno español fracasó en su intento de dejar a Honduras fuera de las negociaciones comerciales con la UE.

Según fuentes del COLAT, la Comisión "no quiere dejar aislado a Honduras" en estas conversaciones, que se paralizaron en julio pocos días después de la destitución y expulsión del país del ex presidente Manuel Zelaya. Estaba previsto concluir las negociaciones este año para el Acuerdo de Asociación entrara en vigor en 2010.

Al mismo tiempo que el gobierno español justifica su posición ante sus socios comunitarios indicando que el Acuerdo de Asociación es una prioridad para ellos, dado que ostentarán la presidencia de la UE en el primer semestre del año que viene, los países centroamericanos debaten sobre la conveniencia o no de continuar el proceso con Honduras, tras la declaración condenatoria del Sistema de Integración Centroamericano (SICA).

La presencia del gobierno de facto hondureño en las negociaciones significaría de hecho un reconocimiento implícito de todos los países ssentados en las mesas de negociación.

Pero las prisas tanto de la UE como de determinados países centroamericanos para culminar este proceso, ha conllevado a que el pasado 17 del presente mes, Costa Rica manifestase públicamente la necesidad de modificar el mandato europeo.

“Considero que lo que debemos solicitar es un cambio de mandato (de negociación) a la UE”, declaró el ministro costarricense de Comercio Exterior, Marco Ruiz. El mandato de la UE indica que el acuerdo sólo se firmará con los cinco países centroamericanos en conjunto, es decir, Costa Rica, Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Honduras.

El ministro costarricense indicó que se debe “aprovechar el tiempo” y que la idea no es dejar a Honduras fuera del acuerdo, sino que se pueda adherir cuando tenga un gobierno legítimamente reconocido. Esta posición a determinado que se fuera al traste las operaciones de la diplomacia golpista hondureña en su búsqueda de que la UE la sentase en la mesa de negociación aunque fuera a cambio de vender el país aun más a intereses extranjeros.

¿Y las transnacionales?

El Canal 36 de Honduras, denunció que la empresa TIGO apoya al gobierno golpista. Este canal de televisión, que era antes patrocinado por la empresa y ahora –a raíz de su posición crítica hacia el gobierno de facto- se ha quedado sin patrocinio.

En las diversas manifestaciones contra el sector empresarial que dieron en Honduras el pasado 27 de julio, los manifestantes quebraron las tarjetas SIM (chip) de la empresa, expresando de esta manera su rechazo al apoyo de dicha compañía al gobierno golpista.

Según voceros de Radio globo, pudieron averiguar que dicha compañía fue fuertemente presionada por “grandes clientes” para adoptar dicha posición. En la actualidad se desarrolla un fuerte boicot a dicha compañía por parte de los sectores de la Resistencia Nacional. La compañía TIGO (da cobertura a tres cuartas partes de los dos millones de abonados celulares en el país) ha estado interviniendo las llamadas a Canal 36 y Radio Globo para impedir la comunicación de ciudadanos y ciudadanas que denuncian los abusos del régimen golpista a través de esos medios.

En un artículo publicado el 18 de julio en el diario hondureño El Libertador, se publicó una lista de 100 personas consideradas como instigadores del golpe que derrocó al presidente Manuel Zelaya. En el puesto 37 de la lista aparece el cubano de Miami Antonio Tavel Otero, director ejecutivo de TIGO.

TIGO es subsidiaria de Millicom Internacional, que es dueña a su vez de Amnet TV y ha sido protagonista de un escándalo de corrupción en Costa Rica durante el primer mandato de Oscar Arias.

TIGO.Millicom es propiedad del grupo sueco Industriförvaltnings AB Kinnevik. Su director ejecutivo es Mikael Grahne y en su directiva está Daniel Johanesson, ex director de la empresa sueca de trenes SJ.

¿Y las instituciones de Bretton Woods?

A pesar del pronunciamiento internacional e incluso uno propio del FMI llamando a la restitución del gobierno legítimo en Honduras, este país recibió, el pasado 28 de agosto, una asignación de 150 millones de dólares del FMI como parte de un programa para suavizar el impacto de la crisis global (Derechos Especiales de Giro –DEG), según su Banco Central. Todo ello a pesar de que otros organismos internaciones suspendieron su ayuda al país tras el golpe de Estado del 28 de junio.

El Banco Central de Honduras indicó a su vez que recibirá una asignación adicional de 13,8 millones de dólares de DEG en las próximas semanas.

Honduras, que fue suspendida de la OEA tras el golpe, sufrió la cancelación de la ayuda del BID y del Banco Mundial –calculada en 200 millones de dólares para el 2009- y Washington canceló ayuda militar por valor de 16,5 millones de dólares.

Rebelión ha publicado este artículo a petición expresa del autor, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

La Resistencia desafía al Decreto Ejecutivo que coarta la libertad de manifestarse

Giorgio Trucchi
Rel-UITA

Después del ominoso cierre de Radio Globo y Canal 36, el gobierno de facto militarizó las calles alrededor de la Universidad Pedagógica para impedir que miles de hondureños marcharan para celebrar tres meses de resistencia pacífica contra el golpe de Estado del pasado 28 de junio.

Desafiando el despliegue masivo de efectivos militares y policiales, el Frente Nacional Contra el Golpe de Estado se mantuvo firme en su rechazo al ilegal Decreto Ejecutivo que cercena las más importantes libertades individuales y colectivas del pueblo hondureño, y aunque por primera vez no pudo recorrer las calles de Tegucigalpa, la gente desacató la orden de desalojo y se tomó la avenida frente a la Universidad, algunos sentándose en el piso, otros coreando canciones y consignas, y muchos preparándose para lo peor.

Decenas de miembros del Comando Especial “Cobra” (COECO) ya estaban listos, con sus máscaras antigas, toletes y armas largas, respaldados por una tanqueta lanza-agua, pero afortunadamente la orden de desalojo nunca llegó y las partes pudieron llegar a un arreglo que evitó lo que podía desembocar en una verdadera masacre.

Minutos después, miembros de la dirección colegiada del Frente Nacional Contra el Golpe de Estado brindaron una conferencia de prensa en la que dieron lectura al Comunicado número 26 en el cual, amparados en el Artículo 3 de la Constitución de la República de Honduras, condenaron, rechazaron y desconocieron “la totalidad del decreto ejecutivo PCM-M-016-2009, divulgado en cadena nacional el lunes 27 de septiembre de 2009 por el régimen de facto de Honduras, mediante el cual intentan restringir las garantías constitucionales de la población hondureña en resistencia, durante un período de 45 días, siendo esto una demostración más de las violaciones de los derechos humanos perpetradas por la dictadura encabezada por Roberto Micheletti y sostenida por el Ejército y la Policía nacional, con el financiamiento de la derecha empresarial”.

Según el comunicado, el Frente Nacional Contra el Golpe de Estado condena y rechaza también “el cobarde asalto armado que ejecutó el régimen de facto contra las instalaciones de Cholusat-Sur Canal 36 y Radio Globo, medios de comunicación independientes que han acompañado la lucha popular contra el golpe de Estado, divulgando nacional e internacionalmente los hechos nefastos acaecidos en este período oscuro de la historia nacional, por lo cual declaramos nuestra solidaridad y apoyo de todas las formas posibles a nuestro alcance”.

Finalmente, exhortaron al pueblo hondureño en resistencia a no dejarse atemorizar “por las acciones ilegales del régimen golpista, que intenta a toda costa paralizar la lucha popular para consolidarse en el poder y continuar con el desprecio, explotación y humillación a que nos han tenido sometidos”, concluye el comunicado.

Para el líder sindical y miembro de la conducción del Frente Nacional Contra el Golpe de Estado, Juan Barahona, “ese Decreto Ejecutivo es la demostración manifiesta de quiénes son los que están generando la represión y la violencia.

Nos están prohibiendo manifestarnos, sin embargo estamos desafiando este decreto y vamos a permanecer aquí a defender la Patria, el pueblo y los intereses colectivos. A partir de hoy, por decreto de la resistencia, todos los días vamos a reunirnos aquí en la Universidad Pedagógica”, concluyó Barahona.

Al terminar la actividad, los centenares de personas que aún permanecían en el lugar se dirigieron caminando en columna hacia los locales del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares (STIBYS), de donde salieron para participar masivamente en el entierro de la joven Wendy Elizabeth Ávila, miembro de los motoristas de la resistencia y nueva víctima de la represión militar.

Más represión

En medio de una campaña de terror orquestada por el gobierno de facto, en Honduras siguen los actos represivos.

Según informaciones brindadas a este corresponsal, el joven periodista del diario El Libertador, Delmer Membreño, fue capturado ilegalmente por las fuerzas militares mientras iba a cubrir el ataque a Radio Globo, y fuertemente golpeado y torturado apagándole varios cigarrillos en su cuerpo, antes de ser abandonado en la orilla de una carretera.

Mientras tanto, miembros de una delegación de observadores de Estados Unidos, Nicaragua, Guatemala y España fueron objeto de un ataque con gases por parte de la policía, provocando en la personas un fuerte malestar. Esta acción fue denunciada ante organismos de derechos humanos de Honduras.

Con respecto a la denuncia de los días pasados relativa al uso de productos químicos en la embajada de Brasil para afectar al presidente Zelaya y las demás personas que ya tienen nueve días de estar encerradas, expertos que pidieron el anonimato realizaron exámenes exhaustivos y relevaron fuertes concentraciones de Cesio 132, Cloroacetofenona y Ortoclorobencilidenmalononitri lo (agentes lacrimógenos usados sobretodo en represión de disturbios).

En las últimas horas dos personas fueron evacuadas por su delicado estado de salud.

Fuente: http://www.rel-uita.org/internacional/honduras/la_resistencia_desafia_el_decreto.htm


Los oficiales tomaron las instalaciónes del Instituto Agrario y sacaron a la fuerza a unos 57 ciudadanos que se encontraban en esa entidad en protesta al golpe de Estado promovido por el gobierno de facto Roberto Micheletti. Todos los campesinos fueron detenidos.

Fuerzas militares y policiales de Honduras desalojaron este miércoles las instalaciones del Instituto Nacional Agrario (INA) donde permanecía un grupo de campesinos desde hace tres meses, luego que se realizara el golpe de Estado al presidente constitucional, José Manuel Zelaya, en cumplimiento del decreto que restringe las garantías constitucionales.

La enviada especial de teleSUR, Madelaine García, informó que el desalojo fue efectuado por fuerzas militares a personas que, en su mayoría, son de la tercera edad. Se estima que son cerca de 57 los ciudadanos que se encontraban protestando en la instalación gubernamental.

Por su parte, los campesinos denunciaron que las instalaciones fueron tomadas de manera violenta desde las cinco y media de la mañana hora local (11.30 GMT) por los efectivos castrenses. En el desalojo fueron detenidos todos los manifestantes.

El pasado sábado, el oficial, Orlin Cerrato, señaló que "esta acción forma parte de lo que es el decreto" que establece la posibilidad de desalojar a personas que ocupen instituciones públicas a raíz de la crisis política que vive Honduras.

Cerrato indicó que "hay personas retenidas, se les va a tomar declaración para ver qué responsabilidad tienen". Indicó además que realizarán operaciones similares "conforme vayan apareciendo", pese a que éste es el único instituto "grande" que se encontraba tomado.

El oficial descartó nuevas operaciones por este miércoles, incluso en las universidades públicas en las que se encuentran alojados seguidores de Zelaya desde hace varias noches.

Estas acciones son tomadas luego que el gobierno golpista eliminara la libertad personal, la libertad de asociación y de reunión, el derecho de circulación y la libertad de expresión, éste último materializado el pasado lunes con el cierre de la emisora Radio Globo y la televisora Canal 36, en la que efectivos militares desmantelaron los citados medios y dejaron a la población hondureña sin voz a favor del presidente legítimo Manuel Zelaya.


teleSUR-Efe/ dg-PR

Para quienes han tratado de echarle la culpa al gobierno del Presidente Manuel Zelaya por varios temas y en especial medios como La Prensa y El Heraldo organos de mentiras y propaganda golpista de un vendedor de armas y de farmaceúticos vencidos como lo es el empresario corrupto: Jorge Canahuati Larach y de Grupo Televicentro del corrupto Rafael Ferrari quien todavia le adeuda varios millones al estado de Honduras por un seguro para el equipo telefonico que le compraron antes del Huracan Mitch y el cual perjudico esos equipos de la estatal Hondutel; Rafael Ferrari para no cancelar el seguro, se declaro en quiebra....como la ven? y todo sigue igual, pura corrupcion!

Empezare por contarles sobre los nombramientos de algunos políticos o de sus parientes en la Embajadas y Consulados en todo el mundo. Esta ha sido una práctica de nuestro flamante servicio exterior para nombrar a infinidad de personas, sin capacidad solo por pertenecer a una familia reconocida o porque a un empresario se le ocurrio enviar a sus hijos a estudiar al extranjero y desea que el estado de Honduras le pague los estudios en el pais que al muchachito se le antoja, estos jovenes despues aparecen como Consules o Embajadores, cuando lo que realmente son es estudiantes becados por el estado de Honduras; hijos de empresarios ricos del pais. Mientras que los pobres no pueden ni siquiera estudiar en la universidad publica de Honduras, que desigualdad verdad?

Lejos de ser una diplomacia perfecta, tenemos que desde sus inicios ha estado plagada de parentelas y nepotismo, que al final no es delito ser pariente, pero es nuestra práctica. Ahora son nombres relucientes pero empezaron igual como los que ahora critican con compadrazgos y caudillismos dentro de la Cancillería. Ahora surgen como un monton de malagradecidos después que un determinado Presidente les hizo el favor y les pago el salario que necesitaban para cancelar los estudios de sus hijos asi como los demas gastos en el extranjero; despues de todo esto salen hablando por los medios nacionales e internacionales y la gente creyendo toda esa noticia mediatica!

Asi criticaron al Abogado Milton Jimenez Puerto, porque le abrió las puertas de la Cancilleria al Pueblo, la rancia aristocracia no pudo soportar que el pueblo llegara a la cancillería, el pueblo quien es el auténtico dueño del Gobierno. Les entrego la lista de quienes han estado criticando al gobierno depuesto:

Carlos López Contreras, (canciller golpista) sobrino del Golpista Oswaldo López Arellano.
Roberto Flores Bermúdez, (Embajador Golpista en Washington) nieto del Canciller de Carías, hijo de Embajador de los gobierno militares y sobrino de un ex Presidente.
Martha Lorena Casco, (vicecanciller Golpista) hija de un Canciller.
Policarpo Callejas, nieto de un Expresidente y primo de otro Expresidente.
Tiburcio Carias, evidente hijo del dictador Carias.
Enrique Ortez Colindres, (Efímero Canciller Golpista) hijo de un Ministro de Educación Golpista y traidor del Partido Liberal.
Ramon Custodio Espinoza, (Embajador Golpista en Bruselas).hijo del Comisionado de Derechos Humanos Roberto Ochoa Cordova, hijo de un Carista, pariente de Monseñor Pineda.
Juan Carlos Villeda Bermúdez, funcionario de la Embajador en Washington 82-86 hijo de un Expresidente y hermano del vocero golpista Mauricio Villeda.
Juan Carlos Bulnes, (funcionario de la embajada en Venezuela y aunque usted no lo crea hizo negocios con el demonio comunista de Chavez) hijo del golpista Amilcar Bulnes del COHEP y de Maru de Bulnes Diputada Golpista.
Lesbia del Carmen Bulnes, hermana del Presidente del COHEP, Amilcar Bulnes y cuñada de la diputada Maru de Bulnes.
Saramelia Leiva, funcionaria en la Embajada en Guatemala, sobrina de Rafael Leiva Vivas.
Carmen Belinda Martínez Casco, Cónsul en Nueva York Golpista, hija de Belinda Martínez.
Rafaél Ferrari, dueño de medios golpistas, Embajador en la FAO cuando Carlos Flores.
Rosina Sagastume, Ministra de la Embajada en Brasil por los últimos 20 años, sobrina de Rafael Ferrari.
Norma Andonie Mejía, (funcionaria Golpista en el Consulado en Miami) Madre de la diputada Archigolpista Marcia Villeda y suegra de José Manuel Villeda Ferrari.
Juan Carlos Ferrera, funcionario del Consulado en San Francisco, hijo de Juan Ferrera y sobrino de Amilcar Bulnes.
Antonio Bermúdez, (Embajador Golpista en Colombia) nieto del Canciller de Carías, hijo de Embajador de los gobierno militares y sobrino de un ex Presidente.
Miryam De Inestroza, (Vicecónsul y Ex cónsul en Miami) Gerente de Televicentro y amiga personal de Ferrari.
Eleonora Ortez Williams, (Embajadora Golpista en Argentina, Uruguay y Paraguay) hija de Antonio Ortez Turcios y hermana de Luis Ortez Williams.
Rodolfo Dumas, (Funcionario Consular en Miami GOLPISTA ) hijo de Edgardo Dumas defensor del Golpe.
Soraya Jalil Mejía, Funcionaria Consular en Miami GOLPISTA, hermana de Gabo Jalil Ministro de Defensa Golpista y Diputado.
Melissa Callejas, Funcionaria Consular en Atlanta, hermana del corrupto ex presidente Rafael Callejas.
Carlos Matute, Consejero en Miami pero en funciones en la Embajada de Honduras en Nicaragua, amigo de Wong Arèvalo y del Cardenal Rodriguez.
Bianca Lilian Micheletti Fiallos, Cónsul Golpista en Washington, hija de Goriletti.
Vivian Panting, Cónsul en los Angeles Golpista, Amiga personal de, Chano Rivera y de Toño Rivera.
Lizeth Hawit, Funcionaria Consular en Miami, pariente de Emil Hawit.
Giselle Canahuati, funcionaria Golpista Diplomática en Italia, sobrina del Golpista Jorge Canahuati.
Glenda Romero, Funcionaria Golpista Consular en Nuevo Orleans y amiga íntima del periodista golpista Armando Villanueva.
Alejandrina Díaz Lobo, Funcionaria Golpista Consular en Nuevo Orleans, hermana de Alberto Díaz Lobo Designado de Maduro.
Francisco Quesada Lobo, Funcionario Golpista Consular en Nueva York y primo de Pepe Lobo.
Lastenia Pineda, Famosa Cónsul Golpista en Houston y recomendada del Cardenal y el sacerdote Juan José Pineda.
Nelson Valencia, Embajador de Egipto Golpista, recomendado del Cardenal.
Jorge Flores Teresin, Funcionario en la Embajada en ONU, hijo de Mario Flores Teresin, Ministro Golpista.
Guillermo Pérez Cadalso, Canciller de Maduro, y vocero Golpista, esposo de una Magistrada e hijo de un Canciller en Gobiernos Golpistas.
Juan José Cueva, Embajador Golpista en Perú, protegido de Callejas y de fuerzas oscuras declarado Non grato en Estados Unidos por actos contrarios a la moral.
Iris Ponce, Cónsul en España Golpista, protegida incondicional de Carlos Flores (dicen que le movio los pasaportes a Billy Joya y Alex Hernandez, cuando se fueron a españa).
Carlos Matute, Consejero en Miami pero en funciones en la Embajada de Honduras en Nicaragua, amigo de Wong Arèvalo y del Cardenal Rodriguez.

Espero que disfruten de esta primera parte, les agradeceremos cualquier recordatorio, les digo que en Honduras seguiremos con las licitaciones amañadas, negocios sucios y todo lo que hasta ahora los:
GOLPISTAS TRATAN DE VENDERSE COMO SANTOS ANTE EL PUEBLO Y ANTE LOS DEMAS PAISES DEL MUNDO, DICIENDO QUE LOS DEMAS GOBIERNOS DE HONDURAS HAN SIDO HONESTOS Y DESARROLLADORES DEL PAIS! POR FAVOR SI ESTE PAIS ES UNA CALAMIDAD, PORQUE CREEN QUE HAY 1 MILLON Y MEDIO DE CATRACHOS VIVIENDO FUERA DE HONDURAS??? PUES PORQUE EN ESTE PAIS SOLO EXISTE LA OPORTUNIDAD PARA LOS MISMOS DE SIEMPRE, QUE EN SU MAYORIA SON ARABES DE TODAS LAS NACIONALIDADES Y JUDIOS! PERO TAMPOCO OLVIDEN QUE DE LOS 7 MILLONES DE CATRACHOS QUE VIVIMOS EN ESTE PAIS EL 70% QUIERE IRSE PARA EUA, EUROPA O CUALQUIER OTRO PAIS DEL MUNDO Y NO SALIMOS PORQUE NO PUEDE SI NO YA SE HABRIA TODO EL PUEBLO!!!!

===============================
Esta página de videos apoya a la Resistencia
contra el Golpe de Estado en Honduras:
http://www.youtube.com/Sanpedredito

Correo enviado por Tonino

techieblogger.com Techie Blogger Techie Blogger